El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE REDACTORES

EL CINE ESPAÑOL, CUESTA ABAJO Y SIN FRENOS

objetos

Los datos facilitados por el Ministerio de Cultura y Deporte desvelan un panorama demoledor. A falta del mes de Diciembre, el cine español cerrará el 2021, previsiblemente, recaudando una cantidad menor a los 40 millones de euros. Esta cantidad supone el peor resultado del Siglo XXI, por debajo incluso de lo recaudado en el 2020, año en el que la pandemia provocó que las salas de cine estuvieran cerradas durante varios meses. Con el objetivo de salvar la recaudación del cine español en este 2021, se han realizado producciones como Way Down, El Buen Patrón o A todo tren. Destino Asturias, pero estos estrenos no han sido suficiente para cosechar unos resultados acordes a la calidad del cine español que hemos podido ver este año.

LAS MÁS TAQUILLERAS

La película española más taquillera de este año, la cual ha cosechado un gran resultado, ha sido precisamente A todo tren. Destino Asturias, dirigida por el taquillero Santiago Segura y protagonizada por los también conocidos Leo Harlem y Florentino Fernández. Está fuera de toda discusión que Santiago Segura siempre se encarga, con éxito, de mejorar los resultados de la taquilla española. En sus comienzos lo hizo con el cine adulto, protagonizando películas como Torrente, y actualmente ha sabido reciclarse y se enfoca en la comedia ligera, con la cual continúa cosechando unos resultados envidiables. En el caso de A todo tren. Destino Asturias, su recaudación ha ascendido a 8,4 millones de euros, habiendo sido vista por 1,5 millones de espectadores.

En el segundo lugar y en el tercer lugar encontramos a Way Down y a Operación Camarón, dos producciones de Telecinco Cinema, que siempre logra impulsar películas que gozan de buenos resultados en taquilla. Quizás, en gran parte, se deba a la enorme campaña publicitaria que realizan desde meses antes a su estreno, aunque también es cierto que saben qué historias escoger y quién debe interpretarlas para liderar la taquilla.  Way Down, la película Jaume Balagueró que repite la exitosa fórmula de un thriller que trata de un robo a un banco, parece impulsar la taquilla de cine español a final de año, con 3,5 millones de euros recaudados y 562.893 espectadores con apenas tres semanas en cartelera. 

Por otro lado, Operación Camarón, una comedia policial estrenada en junio de este año, ocupa la tercera posición gracias a 3,3 millones de euros recaudados y 562.579 espectadores. Ambos proyectos parecen, a simple vista, destinados a triunfar en taquilla, ya que cuentan con los elementos característicos de una película cuyo objetivo es ser vista por el máximo número de espectadores posible.

LAS RECONOCIDAS POR LA CRÍTICA

Tras el podio de películas más taquilleras de este año, las cuales no parecen contar con el respaldo de la crítica española, encontramos tres películas que tienen una buena recaudación y que además cuentan con serias papeletas de triunfar en los grandes premios del cine español. En primer lugar, Maixabel, la cinta de Icíar Bollaín sobre los arrepentidos de la banda terrorista ETA y estrenada en septiembre, ha recaudado 2,7 millones de euros y cuenta con algo más de medio millón de espectadores. Por otro lado, El buen patrón, cinta española dirigida por Fernando León de Aranoa y seleccionada para los Oscar, además de firme candidata para alzarse con el Goya a mejor película, ha superado los 2,6 millones de euros y reúne a 426.514 espectadores desde su estreno en octubre. Otras cintas como Madres paralelas, de Pedro Almodóvar, que cuenta con numerosas nominaciones a los Premios Goya y podría ser nominada a los Oscar, cuenta con 2,5 millones de euros y 418.312 espectadores, una buena cifra aunque inferior a la recaudada en otros países.

Asimismo, se aprecia que la opinión de la crítica desentona, en gran medida, con los gustos y las preferencias de los españoles. Mientras que la crítica ha valorado muy positivamente películas como el arriesgado proyecto de Jonás Trueba, Quién Lo Impide, en taquilla tan sólo ha recaudado 13.428 €, una cantidad irrisoria.

ALERTA ROJA

Al observar los decepcionantes resultados del cine español en taquilla, un farolillo rojo se ha encendido en AECINE (Asociación Estatal de Cine), cuya miembro de la junta directiva, Mariela Besuievski, ha calificado de preocupante la situación actual de la recaudación de taquilla en salas de cine. Besuievski también ha manifestado que la salud de la taquilla es preocupante y es uno de los retos para los próximos meses, pero habrá que esperar, porque crear una alarma en un momento en el que estás en medio del huracán es peligroso. 

Buena prueba del delicado momento que atraviesa la recaudación del cine español es la comparación establecida entre lo recaudado este año y en años anteriores, como el 2018, en el que la recaudación se situó en 103,7 millones de euros gracias a películas como Campeones. En el 2014, por su parte, el cine español recaudó 125,7 millones de euros, gracias al efecto provocado por Ocho apellidos vascos, que recaudó 56 millones de euros.  Por establecer una comparación con un año parecido al actual, azotado por el Covid 19, en el 2020 el cine español recaudó un total de 43 millones de euros, cifra a la que este año no se llegará a pesar de que no hemos sufrido ningún confinamiento, mientras que el año pasado sí.

¿CAUSAS? ¿SOLUCIONES?

Encontrar una causa lógica a este derrumbe de la recaudación es complicado cuando nos encontramos ante un año en el que se han estrenado películas del nivel de El Buen Patrón, La Hija, Madres Paralelas o Maixabel, aunque nada sucede porque sí. Una posible causa sea la situación derivada del covid 19, que ha cambiado los hábitos de muchos españoles y la forma de ver cine, ya que muchas personas prefieren quedarse en su casa antes que ir al cine. El concepto de ver cine parece haber cambiado, quedando reducido éste al lugar en el que se pueden ver grandes estrenos internacionales cargados de efectos especiales, o películas ultra independientes que es complicado encontrar en cualquier plataforma. Sea lo que sea, no parece deberse a la diversidad (quizás incluso exagerada) de contenidos generados por la industria española, que ha estrenado este año grandes thrillers, comedias, dramas… 

En cambio, quizás sí se deba a la forma de vender el cine español dentro de nuestras fronteras, ya que parece estar infravalorado por muchas personas. Mientras que más allá de nuestras fronteras directores como Almodóvar se encuentran muy bien valorados, en nuestro país Madres Paralelas no ha conseguido la recaudación esperada. Quizás se deba al agotamiento de ver siempre las mismas caras, o quizás tan sólo sea que los españoles tendemos a infravalorar lo nuestro. Sea lo que sea, el cine español debe encontrar soluciones, y, para ello, el primer paso es la autocrítica.

Jorge Gutiérrez Leguina

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.