El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: WAY DOWN

Historias para no contar

ANTECEDENTES

Jaume Balagueró es un director catalán orientado hacia el cine de terror psicológico. Comenzó como periodista y presentador radiofónico y en 1999 dirigió su primer largometraje, Los sin nombre, adaptación de la novela homónima de Ramsey Campbell. Fue unos años más tarde, en 2007, cuando estrenó, junto a Paco Plaza, la película que lanzaría su carrera y sería conocida a nivel internacional: REC, que daría lugar a una saga y un remake estadounidense: Quarantine (John Erick Dowdle, 2008). En los próximos años dirigió Mientras duermes (2011), con Luis Tosar, Marta Etura y Alberto San Juan, y Musa (2017).

LA PELÍCULA

Jaume Balagueró se aleja del terror, género con el que se dio a conocer con la saga REC, para hacer, esta vez, una película de atracos clásica, siguiendo la estela de producciones como La casa de papel. Los protagonistas, un grupo mucho menos preparado que los de la serie de Netflix –las cosas salen mal a menudo, quizás con demasiada frecuencia, pero consiguen sacarlas a flote–, intentan entrar en el Banco de España, uno de los más seguros del mundo, para recuperar un antiguo tesoro de gran valor.

Jaume hace una representación que continúa con los estereotipos de las películas de atracos: el joven genio con ganas de vivir nuevas y emocionantes experiencias (Freddie Highmore), el informático con más apetito de lo normal (Axel Stein) y el jefe de seguridad con muy mal carácter (Jose Coronado). Esta vez, a diferencia de otras películas del género, el director parece mostrarse consciente de que está reproduciendo esos tópicos y les da un matiz cómico –Klaus, el hacker, aparece comiendo la mayor parte del tiempo–.

La acción se lleva a cabo durante el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, en 2010, cuando España se paralizó y centraba toda su atención en los partidos. Estos “despistes” de la seguridad sirven al grupo de ladrones como una buena oportunidad para entrar en el banco, y para el director como una forma de transmitir dos de las emociones que vertebran Way Down: pasión, la que sienten los protagonistas de la película y los aficionados de fútbol, y, sobre todo, tensión, al mostrar paralelamente el robo del banco y los partidos de la selección española. De esta manera se mezclan los éxitos y decepciones del grupo con el gol de Puyol en la semifinal ante Alemania o el “Iniestazo”.

Así, Jaume Balagueró aprovecha la inercia del éxito internacional de La casa de papel para hacer una película con las mismas ambiciones usando tanto castellano como inglés (aprovechando que Freddie Highmore vivió un tiempo en Madrid) y contando con actores de renombre en una superproducción de este tamaño, consiguiendo, así, que España siga siendo el referente actual dentro de las películas de atracos.

ELLOS/ELLAS

Way Down es la prueba de que Luis Tosar está a la altura de actores de talla internacional como Freddie Highmore o Liam Cunningham. Nada que no supiéramos.

LA SORPRESA

La sorpresa es Jaume Balagueró fuera de su zona de confort, el terror, acercándose al thriller de acción.

Way Down

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Cuando consiguen, por fin, entrar a la cámara acorazada. Poco más se puede decir sin caer en spoilers.

TE GUSTARÁ SI…

Si te gusta La casa de papel u Ocean’s Eleven.

LO MEJOR

  • Sabe mantener la tensión en todo momento.

LO PEOR

  • Es bastante típica y predecible.

Alejandro Pazó

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.