El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: SEDIMENTOS

Historias para no contar

ANTECEDENTES

Encuadrando la creación periférica surgen voces tan interesantes como la de Adrián Silvestre, desconocido para el gran público, pero autor de una rica obra que abarca varios títulos, destacando de forma significativa su segundo largometraje, Los objetos amorosos. Ganadora del premio Fipresci en el Festival de cine europeo de Sevilla. Ahora llega con Sedimentos, este emocionante viaje de la mano de seis mujeres trans, que ha recibido el aplauso unánime de todos los festivales en los que ha estado (Málaga, Londres, Seminci, Toulouse, entre otros) y cuya presencia ha supuesto un nuevo galardón para el viaje de un film tan necesario como rico en matices. Desde mañana podréis disfrutarlo en salas de toda España.

LA PELÍCULA

El viaje arranca y en él empezamos a sentir las voces de seis mujeres, muy diferentes entre sí, pero con un claro y vinculante proceso vital: la transexualidad. Ellas nos conducen al rincón de la ruralidad, a las entrañas del corazón leonés, para encerrarnos al abrigo de una casa, para que poco a poco vaya desmontando experiencia y emoción. Y la realidad no tarda en aparecer. Nos envuelve de una manera nítida, precisa y contundente y lo hace reflejando el dolor, pero también el amor y la felicidad de estos seres de luz. Miradas genuinas y luchadoras que ensamblan sus vivencias en un puzzle de ricas variaciones y matices. Ninguna ha compartido espacio con la otra, pero todo se torna en una línea de compartimento y fraternidad, es el eco de una sociedad aún anquilosada en su anclaje histórico y determinada a no comprender las variables de la bonita riqueza humana. Ellas vienen a apostar por ese discurso, el discurso de la honestidad para otorgar luz a este viaje.

Y así, el viaje nos habla de tantas hazañas, motivaciones y discursos en torno a la transexualidad, lo hace desplegando sus alas y dejando atrás sesgos, ideologías y motivaciones partidistas, quiere hablar de un sentir, de una realidad, que confirma un vivir tan antiguo que sólo los sedimentos de la tierra consiguen entenderlo y definirlo. Nace de sus manos, del poder de esa naturaleza, y la tradición de nuestra cultura lo encuadra, pero luego las motivaciones de poder necesitan apartarlo, y es ahí cuando viene esta gota de agua, este rincón de luz. Sedimentos nace con la vocación de mimar las voces de sus seis protagonistas: Lena, Alicia, Cristina, Tina, Saya y Yolanda, y la de llevar su camino a un camino de raíz, que desglose con sentimiento y sentido común la verdadera realidad de un proceso, y los continuos añadidos sociales que han querido y podido desvirtuarlo.

No es casual el huir de una ciudad como Barcelona, tan cosmopolita, contemporánea, y adentrarse en las raíces de una tierra con identidad fuertemente rural, pues en este proceso nace la idea más portentosa de la propuesta, el ejercicio de desmontar que el estado de disforia de género corresponde a una construcción ideológica del siglo XXI, para llevarlo al camino de la naturaleza y de la tradición, como ejes definitorios de esa verdad que rompe las injustas y manipuladoras discursivas que intentan ahogarla. Y de ese deseo, de esa verdad, de ese mimo, de ese amor, nace esta obra llena de magia, de absoluta honestidad, y de ferviente motivación de dar luz a ellas, en consonancia con su pasado, presente y futuro. Y ahí surge el calificativo de necesario, porque Sedimentos nace de una necesidad, y se vuelve absolutamente necesario en su empeño de dar humanidad a la realidad de nuestro tiempo.

ELLAS

El carisma, la verdad, y la experiencia de estas seis mujeres hace de esta película una joya imperecedera.

LA SORPRESA

Es una sorpresa descubrir que una película que ha ido poco a poco en su viaje cinematográfico, acabe convirtiéndose en el arma más rotunda cinematográfica y socialmente hablando de este 2021.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Es bellísimo y preciso el cierre de la película con Cristina espectadora (es la mujer que a día de hoy tiene más conflicto con su propio proceso) que nos hace partícipes claros de una unión, de una verdad, y un discurso incontestable.

TE GUSTARÁ SI…

Si admiras los ejercicios cinematográficos inundados de verdad, y necesarios en su idea de hacer del mundo un lugar más justo.

LO MEJOR

  • Su poderoso y humano discurso en torno a la transexualidad.
  • La innegable fuerza de sus seis protagonistas.

LO PEOR

  • Ciertas cuestiones técnicas mejorables, especialmente en el apartado sonoro.
  • Que no se reclame desde ya, esta propuesta para su visionado obligatorio en todos los centros escolares.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.