El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

ARTÍCULOS DESTACADOS CINE DOSSIER CINE

LOS 10 ESTRENOS DE CINE ESPAÑOL MÁS ESPERADOS DE 2023

Historias para no contar

Poco a poco vamos acercándonos al final de 2022, que ha traído consigo una estupenda hornada de cine español. Aún está por completarse con unas cuantas propuestas interesantes que llegarán de aquí a diciembre, pero hoy ponemos la vista un poco más allá y nos asomamos a lo que deparará 2023. De entre los estrenos programados y los que se intuyen para el próximo año, hemos seleccionado las 10 películas que más queremos ver en pantalla grande. Todas ellas tienen algo en común: cada una a su manera, presenta un envoltorio tan atractivo como particular. Y es que en primera instancia, el cine entra por los ojos, y tan importante es la historia que se nos cuenta como la forma de hacerlo. La dirección artística juega un papel fundamental a la hora de concebir los espacios y atmósferas que habitan una película, y en los que habitaremos los espectadores mientras estemos sentados en nuestras butacas. Los 10 títulos que a continuación se señalan, pese a ser muy diversos, están rodeados por un imaginario visual propio que invita a visitarlos.

MARI(DOS), DE LUCÍA ALEMANY

Toni y Emilio reciben una trágica llamada: sus mujeres están en coma a causa de una avalancha ocurrida en una estación de esquí. Cuando acuden al hospital de montaña al que las han trasladado, descubren que ambos preguntan por la misma persona. Durante años Laura ha vivido una doble vida en secreto. Ahora sus dos parejas paralelas tendrán que convivir hasta que ella despierte, luchando entre tanto por ver quién se impone como el verdadero marido.

Tras ofrecernos el coming-of-age estrella de 2019 de la mano de La inocencia, su ópera prima, Lucía Alemany se pasa a la comedia con una película escrita por Pablo Alén y Breixo Corral (3 bodas de más, Anacleto: Agente secreto). La dupla formada por Paco León y Ernesto Alterio, en disputa por una yacente Celia Freijeiro, vaticina un rato de lo más enredoso e hilarante en el cine. Además se ha apostado por rodar en los impresionantes paisajes naturales del Pirineo aragonés que, junto a las constantes nevadas, aportan a la película una estética inigualable y un ambiente de montaña que le va muy bien a esta historia con cierto halo de western. Se estrena el 27 de enero.

LA PIEDAD, DE EDUARDO CASANOVA

Libertad y su joven hijo Mateo viven en una burbuja de co-dependencia, prácticamente aislados del mundo. Pero su realidad se tambalea cuando a él le diagnostican un cáncer. Sus ansias de volar libre del nido chocarán de lleno con el cada vez más acusado temor de su madre a perderlo para siempre.

En Sitges ya han podido disfrutar de ella, pero aún no tiene fecha de estreno confirmada en salas. Lo que es seguro es que cada nuevo trabajo de Eduardo Casanova está a la vanguardia de la expectación, y nunca deja indiferente a nadie. Protagonizada por Manel Llunell y Ángela Molina en un papel que iba a ser originalmente para Ana Belén, La piedad vuelve a ser otro despliegue de arte único y muy personal. El cine de Casanova promete una vez más confiar en el poder de las imágenes, ya oníricas, ya políticamente incorrectas y provocadoras, y una iconografía que en este caso toma como pilar central una de las obras magnas de Miguel Ángel para contar esta historia en la que se encuentran Munchausen y Estocolmo. El infalible color rosa tan representativo en su filmografía encuentra en esta cinta rival y contraste con el negro, como la muerte en ciernes.

IRATI, DE PAUL URKIJO

Pirineos, siglo VIII. El cristianismo se extiende por Europa mientras las creencias paganas se extinguen. Para poder enfrentar el ataque del ejército de Carlomagno, el líder del valle pacta con una deidad ancestral. Su hijo Eneko deberá seguir su legado, cumpliendo la promesa que le hizo de proteger y guiar a su pueblo en la nueva era. Años más tarde, la misión de recuperar el cuerpo de su padre y el tesoro enterrado de Carlomagno, lo llevará a adentrarse en unos bosques plagados de leyendas. En esta gesta lo acompañará Irati, una enigmática joven de la zona.

Si en Errementari Paul Urkijo ya demostró su pasión y buena mano para el fantástico, su segundo largometraje multiplica toda escala. No sólo crece la magnitud de la historia que nos cuenta sino también la épica que la acompaña. Con un presupuesto que supera los 4 millones de euros, Irati se postula como una de las producciones visualmente más deleitosas que veremos el próximo año. La ambientación viene dada por emblemáticas localizaciones históricas como el Castillo de Loarre, las Cuevas de Arrikrutz, la Leze o Pozalagua, así como el euskara como lengua principal y la mitología vasca como piedra angular. El ganador del Goya Eneko Sagardoy, Itziar Ituño, Edurne Azkarate, Nagore Aramburu, Ramón Aguirre o Kepa Errasti dan vida unos personajes libremente inspirados en los de la novela gráfica El ciclo de Irati, de J.L. Landa y J. Muñoz. Llegará a salas el 24 de febrero.

MOMIAS, DE JUAN JESUS GARCÍA GALOCHA

Bajo las pirámides egipcias existe un submundo habitado por momias. Thut, un ex auriga de carros ha sido prometido con la princesa Nefer, hija del faraón. Pero existen dos problemas. El primero que ninguno de los dos quiere casarse, y el segundo que un arqueólogo inglés se ha hecho con el anillo de compromiso. Thut y Nefer, acompañados por el hermano pequeño del protagonista y su cocodrilo mascota, tendrán que inmiscuirse en la moderna y humana Londres para recuperar la joya.

Momias es la propuesta de animación española más esperada de 2023, una comedia de aventuras para toda la familia. Detrás del guion están Jordi Gasull y Javier Barreira, que escribieron Atrapa la bandera y ganaron el Goya a mejor guion adaptado por Las aventuras de Tadeo Jones. La cinta supone el salto a la dirección de Juan Jesús García Galocha, director artístico de Tadeo Jones 2: el secreto del rey Midas o el cortometraje de animación Cuerdas. Warner Bros distribuye esta producción llena de color y escenarios tan exóticos como variopintos que podremos ver en cines a partir del 24 de febrero.

TIN & TINA, DE RUBIN STEIN

Tras la pérdida de los hijos que esperaban, una joven pareja se plantea la adopción de dos bebés. Sin embargo, la mujer queda encandilada con unos gemelos de siete años que cuando se trasladan a vivir con ellos, comienzan a demostrar ser muy peculiares. Han crecido en un convento donde han recibido una estricta y ultracatólica educación, lo cual llevará a la familia a vivir situaciones entre cómicas y terroríficas.

Milena Smit y Jaime Lorente se ponen en la piel de estos padres de acogida ideados por Rubin Stein, que debuta en el largometraje con una ampliación de su corto homónimo de 2013. Tin & Tina ganó aquel año más de treinta premios internacionales y se proyectó en más de doscientos festivales de todo el mundo. El cortometraje, rodado íntegramente en blanco y negro, jugaba sus cartas a construir una inquietante atmósfera hitchcockiana haciendo del minimalismo y los fuera de campo sus mayores aliados. Ambientada en 1981, y definida por su director como una mezcla de terror psicológico y humor negro, intriga descubrir si la película seguirá la estela de su predecesora. Estreno en cines el 24 de marzo.

NOWHERE, DE ALBERT PINTÓ

En un futuro cercano una joven embarazada llamada Nada se esconde en un contenedor a bordo de un carguero para huir de un país en guerra. A mitad de travesía, una fuerte tormenta arroja el contenedor a mar. Atrapada y a la deriva, Nada dará a luz y deberá luchar por sobrevivir y salvar su vida y la de su hija.

Después de dirigir algunos capítulos de Sky Rojo y La casa de papel, Albert Pintó, director de Malasaña 32 y Matar a Dios, vuelve a repetir con Netflix. Nowhere aún no tiene fecha de estreno fijada, pero se espera que llegue a la plataforma en 2023. Uno de sus principales atractivos es ver cómo se las arreglará Anna Castillo para subsistir en un espacio cerrado y claustrofóbico, en una situación límite. Construir una cinta que mantenga la atención del espectador entre poco más que cuatro paredes es todo un reto, pero Buried o El hoyo son grandes ejemplos de cuánto partido se le puede sacar a ese tipo de set.

TERESA, DE PAULA ORTIZ

Teresa aguarda la llegada del Inquisidor para ser juzgada. De este intercambio dialéctico dependerá su destino: libertad, prisión, o muerte en la hoguera. Santa Teresa de Jesús, también conocida como Santa Teresa de Ávila, fue la primera mujer doctora de la iglesia católica. Ávida lectora y escritora, redactó 437 episodios autobiográficos, obras místicas y numerosos poemas y cantares. Ninguno de ellos llegó a publicarse.

No es un biopic de Santa Teresa lo que ha querido abordar Paula Ortiz en su cuarto largometraje, sino en sus propias palabras, un viaje sensorial por las experiencias de una de las mentes más brillantes de nuestra cultura. Teresa está basada en la obra dramática La lengua en pedazos, del Premio Príncipe de Asturias, Juan Mayorga. Blanca Portillo y Asier Etxeandia serán Teresa y el inquisidor, en su primera reunión en cine después de haber trabajado juntos sobre las tablas en varias ocasiones. La película se rodó en el monasterio aragonés de San Juan de la Peña, un lugar muy cinematográfico cuyo misticismo habrá conseguido capturar Paula Ortiz a buen seguro. Atendiendo a su estilo detrás de la cámara, podemos dar por sentada una puesta en escena impecable y la sensibilidad que demanda este proyecto. Se espera para otoño de 2023.

LA CONTADORA DE PELÍCULAS, DE LONE SCHERFIG

María Margarita tiene una asombrosa capacidad para relatar películas. Primero lo hace en el seno de su familia y después deleita al resto de su comunidad, que encuentran en escucharla, una forma de olvidarse de las duras rutinas de trabajo en las minas de sal. La vida en este pueblo del norte de Chile refleja los cambios culturales y políticos que se fueron sucediendo en el país con el paso del tiempo. De la exhibición cinematográfica a su declive con la aparición de la televisión, pasando por los mandatos de Frei, Allende y Pinochet.

Aunque en un principio fue anunciada Isabel Coixet para dirigir La contadora de películas, finalmente es la danesa Lone Scherfig (An education) quién ha rodado en Chile esta adaptación de la novela homónima de Hernán Rivera Leterier. Firman el guión Walter Salles (Diarios de motocicleta) y Rafa Russo (El año de la furia), y la encabeza un reparto estelar e internacional: Antonio de la Torre, Daniel Brühl, y la actriz franco-argentina Bérénice Bejo que saltó a la fama tras protagonizar The Artist en 2011. Esta coproducción España-Chile-Francia se ha empleado a fondo en recrear un pueblo minero de los años 60 en el desierto de Atacama. La dureza del trabajo y la subsistencia en la mina de un lado, y al otro extremo de la ciudad un enorme cine blanco que alimentaba los sueños; un contraste de ambientes que augura un gran potencial visual. Su estreno está previsto para 2023.

QUE NADIE DUERMA, DE ANTONIO MÉNDEZ ESPARZA

Al perder su empleo como programadora informática, Lucía decide dar un cambio a su vida y convertirse en taxista. Romántica y soñadora, tiene la esperanza de algún día llevar en él a un amor platónico perdido con el que compartió unos breves momentos mágicos. Mientras tanto, Lucía hace más amenos los trayectos a sus clientes contándoles sus increíbles historias.

También para el año que viene se espera el próximo largometraje de Antonio Méndez Esparza (Courtroom 3H, La vida y nada más). El director ha coescrito el guion de la película junto a Clara Roquet, ganadora del Goya a mejor dirección novel por Libertad en 2021. Que nadie duerma es una adaptación de la novela del mismo nombre de Juan José Millás. Malena Alterio es la protagonista de un reparto que cuenta con Aitana Sánchez Gijón, Rodrigo Poisón, José Luis Torrijo, o Mariona Ribas. Sin esperar los códigos de una road movie, el interior de un taxi como localización principal puede ofrecer grandes dosis de entretenimiento y dinamismo gracias al constante subir y bajar de la clientela, junto a una conductora que emplea el humor y la fantasía como arma y escudo primordiales.

LOS PEQUEÑOS AMORES, DE CELIA RICO

Teresa, una mujer de cuarenta años, cambia sus planes estivales para pasar las vacaciones con su madre. Acostumbradas a vivir solas, convivir juntas las veinticuatro horas del día después de tantos años sin hacerlo no les resultará fácil a ninguna de las dos. Incluso ponerse de acuerdo en las pequeñas cosas del día a día se les antoja imposible. Sin embargo, este tiempo compartido también acarreará momentos reveladores para ambas.

Viaje al cuarto de una madre nos puso en el punto de mira el talento como cineasta de Celia Rico. Por suerte podremos disfrutar de su segundo largometraje en algún momento del año que viene. Los pequeños amores nos presentará a María Vázquez y Adriana Ozores como madre e hija respectivamente, dos mujeres de generaciones bien distintas unidas por un contradictorio vínculo de admiración y reproche. Tal y como ocurría en su ópera prima, la relación materno filial trabajada a través del intimismo de un entorno cotidiano es el sostén del relato, y al mismo tiempo marca con las emociones como vehículo el tono estético de la cinta.

Como hemos podido comprobar, cada película constituye un microuniverso en sí mismo en el que, como muy bien define la Escuela de cine TAI, se combinan las bellas artes y la narrativa. Estas diez cartas de presentación tienen ambos ingredientes para tener toda nuestra atención. Pero este es sólo un aperitivo de todo el cine español que viene en 2023. ¿Qué otras producciones esperáis con ganas?

Aitziber Polo

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.