Compartir

Es innegable el gran avance que se ha producido en cuanto a la visibilización y enfoque del colectivo LGTB+ en todos los ámbitos, incluido el cine, aunque también es cierto que aún queda mucho por reivindicar. El reconocimiento de películas como Brokeback Mountain, Moonlight o la más reciente Call Me by Your Name en la carrera de premios ha sido decisivo para que el colectivo poco a poco goce de mayor presencia de las minorías en las historias de ficción. Cada vez son más las obras cinematográficas que apuestan por este tipo de temática, muchas de ellas con un gran reconocimiento y calidad.

En este artículo vamos a hablar de los 10 títulos LGTB+ más destacados del 2018, algunos ya estrenados en meses anteriores y otros que están aún por llegar.

Heartstone, corazones de piedra

Desde tierras islandesas nos llega Heartstone, corazones de piedra, un costumbrista e íntimo drama sobre el amor y la amistad de dos jóvenes llamados Christian y Thor. Guðmundur Arnar Guðmundsson debuta con esta película, que si bien se cuece a fuego lento, no carece de interés gracias a la relación, el desarrollo de los personajes y su paso a la vida adulta. Su cuidada fotografía y sus bellos parajes hacen de ella una de las cintas más interesantes y destacables de la temporada. Después de estrenarse en su tierra natal en 2016, y de pasar por varios festivales europeos con favorables críticas (como el SEFF 2016), a partir de este pasado fin de semana podemos disfrutar de ella en las salas de nuestro país.

Beach Rats

Quizás sea un título del que no se haya hablado demasiado aún, ya que solo se ha estrenado en Estados Unidos, pero Beach Rats llegará pisando fuerte después de su premio a Mejor dirección en el Festival de Sundance en 2017. El segundo filme de Eliza Hittman alude a esa homosexualidad reprimida y oculta de un joven hacia sus familiares y amigos, manteniendo relaciones sexuales a escondidas con otros hombres mayores que él. Ambientada en las calles de Brooklyn, su cercano y realista estilo de corte documental recuerda al de otros cineastas independientes como Sean Baker (The Florida Project).

Call Me by Your Name

Poco queda por decir de Call Me by Your Name, uno de esos títulos que ha cautivado y emocionado al público de todas las edades. La ganadora de este año al Oscar a Mejor guion adaptado nos traslada a las verdes tierras lombardas en un verano de principios de los años 80, donde somos testigos del breve pero apasionado amor entre Elio, un joven de 17 años, y Oliver, un estudiante norteamericano unos años mayor que pasa la temporada estival en la villa de la familia del primero. La delicada y cuidada dirección de Luca Guadagnino y la buena química y naturalidad de la pareja protagonista, interpretada por unos excelentes Timothée Chalamet (Lady Bird) y Armie Hammer (Final Portrait. El arte de la amistad), expresan a la perfección los sentimientos del amor en todas sus dimensiones.

Una mujer fantástica

El cineasta chileno Sebastián Lelo firma este filme inclusivo que trata el tema de la transexualidad, representado por su protagonista, Daniela Vega, una mujer transexual que sufre la discriminación y rechazo de ciertas personas de su círculo social y familiar, mientras intenta crear su propia identidad y ser aceptada y reconocida socialmente. Una mujer fantástica logró el premio a Mejor película extranjera en la anterior ceremonia de los Oscar. Motivado por el galardón y el gran éxito cosechado, su país natal, Chile, ha decidido acelerar la puesta en marcha de la aprobación de la ley de identidad de género. Este es un ejemplo más de cómo el cine y la ficción consiguen cruzar barreras e intentan mejorar el mundo de forma positiva.

Disobedience

Después del éxito de Una mujer fantástica, su director, Sebastián Lelio, da el salto a Estados Unidos con Disobedience, un drama basado en la novela homónima de Naomi Alderman en la que nos cuenta el romance entre Ronit Krushka (Rachel Weisz), una mujer de origen judío, y su amiga Esti Kuperman (Rachel McAdams). La cinta fue presentada durante el pasado Festival de Toronto, donde tuvo una buena recepción. El tráiler, lanzado recientemente, ha levantado todo tipo de comentarios, y en Estados Unidos las reacciones en Twitter no han tardado en llegar.

Con amor, Simon

Con amor, Simon es una película que está dando mucho que hablar. La adaptación de la novela de Becky Albertalli supone la primera comedia adolescente con temática LGTB producida por un gran estudio de Hollywood, y como era de esperar, no va a pasar desapercibida. Nick Robinson (Jurassic World) encarna a Simon Spire, un chico popular de instituto seguro de sí mismo que espera el momento adecuado para poder salir del armario y declarar a todos su homosexualidad. Lejos de ser un sermón educativo y moralista, se encuentra más cerca del cine de John Hughes que del melodrama adolescente. En Estados Unidos se estrenó el pasado mes de marzo, y en España habrá que esperar hasta finales de junio para que podamos verla en la gran pantalla.

120 pulsaciones por minuto 

El tercer trabajo del francés Robin Campillo ha cosechado premios por todos los festivales y galas en los que ha participado, incluyendo seis premios César. 120 pulsaciones por minuto retrata la situación de los homosexuales a principios de los años 90, cuando existía ese miedo y rechazo hacia el colectivo como consecuencia de las enfermedades de transmisión sexual. Como reivindicación y respuesta, nace el Act Up, un grupo de activistas que luchan por sus derechos y por dar visibilidad al colectivo mientras intentan concienciar sobre el sida. 120 pulsaciones por minuto es un filme más que necesario y educativo, incluso a día de hoy, porque todavía siguen existiendo ciertos tabús hacia las ETS, especialmente hacia el sida. Siendo un problema que concierne a todo el mundo, servirá para concienciar sobre las precauciones necesarias y, a la vez, para eliminar las etiquetas y prejuicios hacia ciertas personas solo por su condición sexual.

La herida (The Wound)

LAS 10 PELÍCULAS LGTB DE 2018El cine africano nos tiene acostumbrados a reflejar la cruda realidad de las situaciones y conflictos presentes en los países del tercer mundo. A lo que estamos menos habituados es a ver la representación LGTB+ en el cine del gran continente. En su primer filme, La herida (ganadora del Premio Luna de Valencia en el pasado Cinema Jove), el sudafricano John Trengove retrata el conflicto de una relación homosexual entre dos jóvenes pertenecientes a la tribu Xhosa, en el contexto de los ritos de iniciación de dicha tribu. La película no solo ha despertado la polémica sobre este ritual, muy criticado por cuestiones de salud, sino que también nos permite ver cómo es recibida la homosexualidad en ciertos países aún muy atrasados y tradicionales.

Thelma

Thelma, estrenada recientemente en España, se alzó con el Premio del Jurado y Mejor guion en Sitges. Si bien la cinta muestra la homosexualidad como tema secundario, es un punto importante para mostrar la personalidad de la protagonista. El director noruego Joachim Trier usa la fantasía y los poderes mentales como excusa para tratar el despertar sexual y emocional de una joven reprimida por los valores religiosos y familiares, aquellos contra los que intenta luchar para decidir entre lo que dicta la sociedad o seguir sus propios deseos y sentimientos.

La forma del agua

LAS 10 PELÍCULAS LGTB DE 2018

Para finalizar esta lista, y por muy extraño que parezca, La forma del agua, la ganadora de este año con cuatro premios Oscar, entre ellos a Mejor película y director para Guillermo del Toro, guarda una relación cada vez mayor con el cine LGTB. El gran homenaje que hace al cine clásico es más que obvio, pero si miramos más allá vemos que es un canto a la diversidad y a la liberación de cualquier modo de prejuicios y estereotipos. Con la presencia de un pintor posiblemente homosexual y de un hombre-anfibio sin ningún género ni sexo definido, puede que esta película en un futuro se convierta como un referente del cine queer. 

Aitor Gallego

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.