El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

COME REZA AMA JULIA ROBERTS -EL PALOMITRON
CINE DOSSIER CINE DOSSIER SERIES EL CINE EN LISTAS REDACTORES SERIES

PELÍCULAS DIRIGIDAS POR SHOWRUNNERS DE PRESTIGIO

QUEEN SUGAR - EL PALOMITRON

Aprovechando el inminente estreno de Como la vida misma (dirigida y escrita por Dan Fogelman, creador de la exitosa This is us y la infravalorada Pitch) vamos a repasar algunas de la incursiones cinematográficas más memorables de showrunners de prestigio. Hoy nos centraremos solamente en el campo de la dirección así que, lamentablemente, no podremos hablar de maravillas como Chicas Malas, Princesa por Sorpresa 2Todo queda en casa. Antes que nada, vamos a definir el término showrunner que, a menudo, lleva a confusión. Es la persona que está al mando de los departamentos de producción y guion de una serie de televisión y quien, en muchos casos, la ha creado. Se la considera la persona que posee la autoría de la serie aunque esto es discutible. Se dice que su equivalente cinematográfico sería el/la director/a. Por esa razón, queremos analizar, de forma breve, la conexión que existe entre los dos trabajos mediante el uso de ejemplos de gente que ha ejercido ambos. Hemos optado por escoger ejemplos variados en cuanto al momento de su carrera en que hicieron este “salto” al cine.

Tiny Furniture – Lena Dunham

Lena Dunham es una artista del siglo XXI. Sus primeros pasos en la creación de ficción fueron mediante Internet, subiendo cortometrajes universitarios a Youtube y creando web series autobiográficas/satíricas. Pese a haberse iniciado en la narrativa episódica sus primeros grandes éxitos los consiguió en el cine. Primero, con Creative nonfiction (sobre una guionista con bloqueo creativo) y después con Tiny Furniture (con la que ganó el premio de mejor guion de cine independiente). Esta última fue la que le consiguió, a la edad de 24 años, el famoso contrato con HBO para producir una de las series claves para entender su generación: Girls. La película y la primera temporada de la serie tiene un tono y un estilo de narración similares pero con el tiempo la serie fue madurando hasta ensombrecer la obra que lo empezó todo. Al acabarse la serie, Dunham se han mantenido en el mundo televisivo con Camping, que ha recibido críticas dispares. Por lo que sabemos, parece que no tiene intención de volver a la dirección de cine, es una etapa de su carrera que ha dejado atrás.

Con amor, Simon – Greg Berlanti

Berlanti es un titán de la producción televisiva, no tanto por la calidad de sus series sino por la cantidad: actualmente controla más de 10 de forma simultánea (entre ellas los superhéroes de DC en CW, Riverdale y God friended me). Este 2018 usó todo este poder dentro de la industria para dirigir la primera película de un gran estudio con un protagonista gay adolescente. Si bien la cinta no posee la oscuridad marca de sus productos televisivos, si posee cierto grado de madurez emocional que hará que la disfrute gente de todas las edades.

Hasta los huesos – Marti Noxon

Otra persona que trabaja sin para es Marti Noxon. Este año ha producido 4 series de gran nivel como, por ejemplo, Heridas Abiertas y Dietland. A lo largo de su impresionante carrera ha trabajado en algunas de las mejores series de la década (Buffy, cazavampiros). En los inicios de su trayectoria, hizo una incursión en el cine con el guion de Just a Little Harmless Sex pero no fue hasta el año pasado que pudo dirigir. Noxon se caracteriza por saber radiografiar momentos relevantes culturalmente y por su su empatía con los personajes. Estos dos elementos son los que elevan Hasta los huesos.

Battleship – Peter Berg

Añadir Peter Berg en esta lista puede parecer tramposo ya que su obra cinematográfica es muy famosa pero es que es la persona que nos regaló esa maravilla llamada Friday night lights (y además ha continuado produciendo televisión después del final de la serie). De todos los filmes que ha dirigido, ni hemos escogido el mejor (este honor corresponde a Very bad things), ni ninguna de sus múltiples colaboraciones machorras con Mark Wahlberg, sino que hemos apostado por el mayor símbolo de que en Hollywood, si has tenido un éxito rotundo (y eres un hombre blanco), te dejan hacer cualquier cosa como esta adaptación cinematográfica del juego de mesa Hundir la flota.

La muerte de Stalin – Armando Iannucci

Iannucci ya era una leyenda de la televisión británica cuando se dio a conocer a Estados unidos con Veep. Como muchas personas de esta lista, su obra en tele y su obra en cine son indivisibles (hasta hizo una película, In the loop, conectada con su serie más conocida). La ventaja que aún tiene el cine es que puedes conseguir más intérpretes de renombre. Es el caso de La muerte de Stalin que posee un reparto estelar. “Es Veep en la URSS”. Cierto, pero es aún más trágica. Parece que Armando se siente cómodo en esta disciplina artística ya que su próximo proyecto será una peli sobre David Copperfield protagonizada por Dev Patel y Tilda Swinton.

Selma – Ava DuVernay

Ava DuVernay es una persona de industria. Empezó en el departamento de publicidad, se trasladó a la producción, se interesó por el mundo del documental, dirigió un episodio de Scandal, realizó una excelente película nominada al Oscar a mejor película y finalmente creó una serie. Como el de Berg, este es un caso un poco tramposo, pero nos gusta demasiado Queen sugar como para no mencionarla. Además, está produciendo Central park five, una de la series más esperadas de 2019.

Afternoon delight – Jill Soloway

Soloway es principalmente una creadora televisiva que en cierto momento saltó al cine para revitalizar su carrera. Durante la primera década de los 2000 guionizó y produjo (pero no creó) varias series relevantes (United states of Tara, Nikki, A dos metros bajo tierra). En el cambio de década decidió contar sus propias historias pero primero tuvo que pagar el peaje del cine con Aftenoon delight, una notable película protagonizada por una de sus actrices fetiche: Kathryn Hahn. Gracias a ella pudo tirar adelante dos de las mejores series de los últimos tiempos: Transparent y I love dick.

Come reza ama – Ryan Murphy

Qué decir de Ryan Murphy que no se haya dicho ya. Creó Glee, Nip/Tuck y ahora (junto a Shonda Rhimes) reina el universo. Ha hecho varias películas (como la estupenda Recortes de mi vida) pero hemos escogido esta ya que es más conocida y tiene a Julia Roberts (quien hace poco salto a la televisión con Homecoming). Si queréis saber más sobre este showrunner, no dudéis en escuchar el estupendo repaso de su carrera que hicieron en Fuera de series.

Increíble pero falso – Ricky Gervais

Podríamos hacer una disertación sobre el tema pero nos quedaremos con la esencia: las pelis de Ricky Gervais no son buenas, nos duele, pero no lo son. El creador de The office ha hecho varios intentos de dirigir cine de los cuales resaltamos la correcta y olvidada Cruce de destinos y la ingeniosa Increíble pero falso. Lamentablemente en cine no ha conseguido usar de forma efectiva su indudable capacidad para retratar las bajezas humanas. Eso sí, la escena con la madre moribunda en el hospital es una de las más tristes que hemos visto.

El mayordomo – Lee Daniels

Un artista inclasificable que empezó en el cine y en los últimos años se ha pasado a la televisión con dos excelentes series: Empire y Star. Sus obras acostumbran a causar revuelo (Precious, El chico del periódico) menos la que hemos escogido que nos demostró que Daniels es capaz de realizar una cinta de corte clásico tan bien como sus otros títulos. Esperamos con ganas el remake de La fuerza del cariño que está rodando con Oprah Winfrey en el papel de Shirley MacLaine.

Not fade away – David Chase

David Chase siempre quiso ser director de cine pero no fue hasta que finalizó una de las series más influyentes de la historia (Los Soprano) que pudo cumplir su sueño. Para captar lo distinta que es la dirección cinematográfica de la televisiva solamente hace falta ver que solo dirigió 2 episodios de la serie (el primero y el último). Not fade away no es una gran película pero sí que es una obra en la que se aprecia el amor que hay detrás de ella. Desde entonces (2012), Chase no ha dirigido nada más por lo que parece que la cinta será una curiosidad/rareza en su obra global.

Nothing is private – Alan Ball

Acabemos la lista con uno de los showrunners clásicos de este siglo y que últimamente va muy perdido. Creó A dos metros bajo tierra y True Blood y entre las dos dirigió una curiosa película que no tiene nada que ver con ninguna de las dos. 8 años antes había debutado en el cine con el guion de American Beauty.

Como hemos visto, este es un fenómeno bastante habitual ya que lamentablemente hasta hace unos años parecía que si no habías tenido un éxito en el cine no te podías considerar un gran artista. Ahora ya no es así pero el fenómeno aún sigue vivo puesto que el cine te permite contar un tipo de historias que no se pueden contar en televisión (y viceversa). Echando la vista al futuro, nos vienen películas de Noah Hawley (Fargo), 2 de Nahnatchka Khan (Recién llegados), de Alan Yang (Master of none) y de Vince Gilligan (Breaking Bad).

Pau Jané

¡Gracias por participar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cinéfilo en constante evolución. Escuchando en bucle la soundtrack de El gran Lebowski. Perdido entre videos de Tony Zhou. Esperando la carta de Hogwarts.