Compartir

Bienvenidos a Dietland Plum y Kitty-El Palomitrón

Bienvenidos a Dietland es una revolución, y no porque emplee medios técnicos que no se hayan usado o porque el formato de los capítulos sea novedoso. Tampoco porque su protagonista diste del prototipo de actriz protagonista al que los espectadores están (desgraciadamente) acostumbrados. La auténtica revolución es el poder de sus personajes y el mensaje que lanzan, tan poderoso como ellas mismas lo son. Aquí reside la verdadera revolución: Plum, Jennifer, Alicia, Julia, Verena… Ellas son la revolución, ¿te unes?

Amazon Prime Video emitirá la serie de AMC (basada en el libro homónimo de Sarai Walker) a partir del 5 de junio, protagonizada por Joy Nash (Twin Peaks), cuyo papel de Plum nos conducirá por los abismos de quien intenta encajar en un molde que no le cabe. No estamos ante una serie positiva que mande mensajes de póster y taza, sino que nos encontraremos ante diez episodios (y casi 400 páginas, en el caso de la novela) que, lejos de enfrentarse a los cánones de belleza solamente, arremete contra el patriarcado y la sociedad tóxica en la que las mujeres deben vivir.

Bienvenidos a Dietland: Alicia vive encerrada en el espejo

Bienvenidos a Dietland Plum Joy Nash-El Palomitrón

Plum (Joy Nash) persigue a su propio conejo blanco, como Alicia perseguía al suyo en la novela de Lewis Carroll: si a Alicia se le imponía la puntualidad, la corrección, a Plum se le impone un peso y una imagen corporal que vive oculta en ella, bajo todos esos kilos que ha intentado perder con todas las dietas y planes de adelgazamiento probados. Encorsetada en un cuerpo que no comprende y que le han enseñado a odiar, Plum vive a la espera de una operación de reducción de estómago para llegar a convertirse en la delgada que lleva dentro, y así, por fin, vivir su vida sin que la miren, la insulten, la critiquen y la juzguen.

Sin embargo, mientras nuestra protagonista persigue su sueño, alguien comienza a perseguirla a ella. Su día a día (cada día idéntico al anterior) se ve interrumpido por una presencia tímida pero constante, alguien que la sacará de su letargo y la llevará hacia su verdadera vida. Pero mientras, Plum seguirá contestando las cartas de Querida Kitty, una sección de la revista Daisy Chain a la que adolescentes y mujeres escriben desesperadas por una solución a sus problemas de belleza y sexualidad, pero también de salud y autoestima. Paralelamente a la vida anodina de Plum, un grupo organizado llamado Jennifer comienza a tomarse la justicia por su mano contra todos aquellos que abusan, de cualquier forma, de las mujeres que les rodean. ¿Qué opinaríais de “Las Vengadoras Feministas”?

Lo que encontrarás de la novela en la serie

Bienvenidos a Dietland Libro Sarai Walker-El Palomitrón
Foto: Twitter CarmotPress @carmotpress

Prácticamente todo. La novela de Sarai Walker, y que maravillosamente ha editado en España la editorial Carmotpress, es un puñetazo en la boca; es un grito que le pide a la sociedad que reaccione, pero sin mensajes positivistas y mantras autocompasivos, sino que lo hace con violencia. Joy Nash encarna a la perfección a la Plum que nos desespera en los inicios y a la que vamos comprendiendo y admirando con el paso de las páginas. Los personajes de la serie han captado a la perfección su misión en esta historia; estereotipados algunos, revolucionarios otros, son personajes condenados a convivir y cuyas historias personales los empujan a actuar con desesperación para poder seguir adelante.

Existen dos historias paralelas en la novela que acaban por convertirse en tangentes y encontrarse en un punto de no retorno. Plum es la viva imagen del conformismo, de quien acepta lo que la sociedad le dice y no lo que ella misma siente; es la pasividad frente a Jennifer, un grupo no identificado que ha decidido actuar, porque alguien debe hacerlo. Esta dualidad se refleja muy bien en la serie, creando un ambiente sereno y de luz en las escenas de Plum frente a la oscuridad y el ritmo frenético de las acciones perpetradas por Jennifer, al igual que en la novela se cambia la fuente de la letra para contar una u otra historia.

Por último, el acierto con el reparto hace de esta serie una adaptación redonda de la novela. Kitty Montgomery, la jefa de nuestra protagonista, está interpretada por Julianna Margulies (The Good Wife), que representa el estereotipo de belleza que Plum tanto desea, aunque su jefa sea, paradójicamente, indeseable. Por otra lado está Verena, interpretada por Robin Weigert (Big Little Lies), una terapeuta reina también de un imperio pero mucho más conectada con Plum de lo que ella quisiera, que le ayudará a ver que su camino no está en cambiar su cuerpo. Y por último Julia y Leeta, interpretadas respectivamente por Tamara Tunie (Billions) y Erin Darke (The Marvelous Mrs. Maisel), dos personajes que entran a la fuerza en la vida de Plum o, al menos, en lo que ella considera que es una vida. Y es en el reparto donde encontramos una novedad que la serie presenta frente a la novela, ya que en la primera existen muchos más personajes masculinos que no se contemplan en la novela y que alterarán la trama original.

“Únete a la revolución”

Este es el mensaje que envía Jennifer a todo aquella que quiera escuchar, y ha sido el eslogan utilizado por la serie para promocionarla, el mismo que nosotros utilizaremos para convencerte de que debes ver esta serie. El momento de elegir una serie siempre será clave en su visionado y no existe momento mejor para esta serie (y su novela) que este, por su feminismo voraz que dinamitará los cimientos de una sociedad donde la mujer es un objeto de tamaño, forma y colores determinados, pero sin pensamiento, criterio ni, por supuesto, hambre. Bienvenidos a Dietland comenzará el 5 de junio en Amazon Prime Video.

Y tú, ¿te unes a la revolución?

Lorena Rodríguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.