El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

animes de animales destacada BNA - El Palomitrón
ANIME / MANGA ARTÍCULOS DESTACADOS GUÍAS, TOPS Y RECOMENDACIONES OPINIÓN REDACTORES

UNA PRIMAVERA DE LO MÁS «FURRIENSE»

Hace menos de quince días que ha comenzado la temporada de primavera. Una temporada que se está viendo afectada por una de las mayores crisis sanitarias que ha vivido el planeta a nivel mundial; pero a pesar de eso, a pesar de este contratiempo tan desagradable e incómodo, las series siempre tienen un espacio reservado para nosotros. Los espectadores. Es cierto que muchas de ellas se están viendo pospuestas e incluso algunas se han quedado sin fecha en el calendario, pero las que todavía siguen con nosotros pueden hacernos disfrutar, y mucho. Y justamente por eso, porque necesitamos esta cultura y este espacio para apagar un rato nuestra mente, os propongo tres series y un producto un tanto diferente que nos amenizarán estos días tan complicados. Cuatro títulos que, además de estar presentes en esta temporada primaveral también gozan de otra sincronía. Una que personalmente admiro y posiblemente nunca vuelva a tener tan presente en tan poco tiempo: la antropomorfización


animes de animales contenido relacionado BEASTARS - El Palomitrón

Contenido relacionado

Reseña de BEASTARS: «Quienes busquen una ficción que enfatice en la psicología de sus protagonistas y prime por su evolución en una historia que rezuma cierta oscuridad y donde el debate moral está servido, esta es su obra.»


Se dice que el antropomorfismo, ​​haciendo referencia a un humanoide, es la atribución de características y cualidades humanas a los animales de otras especies, objetos o fenómenos naturales. Una práctica que se ha visto ejecutada en multitud de ficciones pero cuyo trato ha sido muy bien recibido en espacios como la literatura y las series. Kafka lo hizo exquisitamente bien en 1915 a través de su Metamorfosis y el trato que tiene para con el individuo siendo este reflejado en un insecto de lo más repulsivo y dejando entrever, más que las bonanzas, los lados más viles del ser humano. 

Dejando atrás los tiempos más pretéritos, aunque representativos a todos los niveles y muy juiciales para nuestra especie, debemos adentrarnos en nuestra época para llegar a dos de las producciones que más se apoyan en esta faceta para criticar la conducta humana y sentenciar nuestros tropos más acérrimos. Hablamos de BoJack Horseman y Aggretsuko. Dos títulos que se han convertido en dos de las series más necesarias de la última década y que nos demuestran, una vez más, que la animación supera cualquier barrera. Y aunque en esta ocasión hemos viajado hasta oriente para encabezar este artículo, no debemos olvidar que la antropomorfización ha viajado por todo el mundo y seguirá haciéndolo eternamente. Un viaje que, en esta ocasión, tendrá cuatro paradas y cada una de ellas emprenderá un periplo de lo más dispar

Parada número 1: BEASTARS


Es cierto que esta primera parada se antoja un tanto conocida, pero es una totalmente necesaria —y si me permitís, obligatoria—. Quizá algunos ya estén disfrutando de este título en su versión escrita desde hace un tiempo, pero fue el año pasado cuando la obra de Paru Itagaki saltó a la televisión gracias a estudio Orange y se convirtió en uno de los productos más valorados de 2019. Una serie que encabeza este listado y que, desde el pasado mes de marzo, se puede disfrutar a nivel mundial en Netflix. Beastars pone el foco de atención en una de las etapas más importantes y caóticas del ser humano, la adolescencia. Y lo hace, principalmente, por medio de Legoshi. Un lobo con piel de oveja, constantemente juzgado por su aspecto. Aparentemente puede resultar un título más, un cuento acerca de cómo es la juventud y lo complicado que es encajar cuando nadie sabe realmente quién es; pero es cuando te adentras en su ficción y dejas que ella se adapte a ti, cuando descubres ante qué tipo de obra estás. Un título narrado desde un corazón humano a través de los animales más idealizados capaz de plantarte cara con un mensaje crítico de lo más palpable para con la sociedad e idóneo para romper los tropos más comunes establecidos en nuestra rutina humanoide. Todo ello bañado por tintes de lo más sugerentes como un asesinato, una historia de amor o la mafia oculta del mercado negro. 

Parada número 2: BRAND NEW ANIMAL


Dejando atrás el mes de marzo, aunque siguiendo con los animales humanizados en primer plano, llegamos a la temporada de primavera con uno de sus estrenos más esperados y atractivos aunque, sin duda, lleno de incógnitas en muchas de sus facetas. Un título coordinado por Yoh Yoshinari (dirección) y Kazuki Nakashima (guion) que deja todo su clamor al estudio que está tras él: Trigger. Tres pesos pesados que darán vida a una ficción original que nos adentrará en un siglo XXI de lo más futurista y cyberpunk en el que coexisten humanos y animales antropomorfos. Una historia que nos situará ante una protagonista de lo más peculiar llamada Michiru. La joven vive como una humana normal hasta que un día, sin saber muy bien cómo, se transforma en un tanuki-humano. Huyendo de la discriminación provocada por los humanos y la insatisfacción de saber que ese no es su sitio, Michiru busca refugio en un área de la ciudad llamada Anima City. Un lugar creado hace unos diez años para que los «humanos-bestia» puedan vivir en paz, o eso dicen… Es cierto que esta historia acaba de dar sus primeras bocanadas de aire, pero en ellas ya demuestra cuáles serán sus principales apuestas. Y, al igual que Beastars esconde entre bambalinas una historia de lo más cruenta, BNA nos expone una versión un tanto edulcorada de una historia que pone por bandera temas tales como la discriminación racial, el clasismo o el propio egoísmo

Parada número 3: GLEIPNIR


Siguiendo con la temporada propiamente dicha, volvemos a toparnos con otro título de lo más antropomorfo. Aunque en esta ocasión la ficción no nos muestra una sociedad animal como bien lo podía hacer Beastars ni nos expone una historia cruzada entre humanos y animales como es el caso de Brand New Animal; sino que juega con el concepto de la antropomorfización para crear una conjunción entre humanos y animales de lo más anómala pero, a su vez, de lo más atractiva. Siendo su creador original Sun Takeda, esta temporada nos llega a través de la televisión japonesa la adaptación animada de Gleipnir. Un trabajo que nos está dejando ver el buen hacer de Pine Jam y el talento oculto de Kazuhiro Yoneda (dirección) y Shinichi Inotsume (guion). Gleipnir nos cuenta la historia de Shuichi Kagaya, un estudiante de preparatoria que descubre, al intentar salvar a una compañera de clase de un incendio, que posee un poder de lo más extraordinario: puede convertirse en un oso gigante. De ahora en adelante ambos no sólo compartirán el secreto, sino que empezarán a cooperar para que ella logre vengarse de quien asesinó a su familia en ese terrible, pero circunstancial, incendio. De esta forma, Gleipnir juega de forma diferente sus bazas antropomórficas, pero hace de su ficción un espacio muy especial en el que, por extraño que parezca, humanos y seres antropomorfos, coexisten en un mismo plano y colaboran con un fin, digamos, común. 

Parada número 4 (y final): ANIMAL CROSSING NEW HORIZONS


Toca poner punto y final a este viaje, y aunque posiblemente más adelante contemos con más obras que consigan unir estos factores, será bastante complicado volver a juntar tantos títulos «furrienses» en un único espacio. Tal vez esta última parada no guste a todos o no se acerque al camino que he ido siguiendo a lo largo del artículo, pero personalmente considero muy necesario el salto entre medios para poder cerrar este texto. Porque a pesar de que sean ficciones diferentes y métodos de consumo distintos, todos los medios comparten hilos; y en esta ocasión el hilo que me ha unido a los videojuegos han sido los propios animales y su faceta más humana. Y qué mejor título para definir esta idea que Animal Crossing, un juego en el que humanos y animales antropomórficos compartirán espacio, aprenderán a convivir y, sobre todo, nos mostrará qué aspectos tenemos en común unos y otros. Y es aquí, en la última entrega de la compañía, donde se hace todo más tangible. Quizá sea por el entorno, quizá por la necesidad de aprender a convivir, pero lo que tengo completamente seguro, es que Animal Crossing: New Horizons es la entrega que mejor nos enseña a entendernos y compartir con los demás. Una mecánica que puede quedarse en un simple «modo online» pero también como un aspecto realmente notable que nos ayude a tender puentes entre especies, anular la discriminación y observar cómo los animales tienen mucho más de humano de lo que, en primera instancia, podría parecer —y viceversa—.

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

2 COMENTARIOS

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.