Compartir

PENÉLOPE CRUZ - EL PALOMITRÓN

Hoy, 14 de septiembre, se estrena la muy esperada Todos lo saben, la primera incursión del prestigiosísimo Asghar Farhadi (Nader y Simin, una separación) en el cine español, y que está protagonizada por la pareja española más famosa del cine, nuestros Beyoncé y Jay Z particulares: Penélope Cruz y Javier Bardem. La actriz de Alcobendas está viviendo uno de sus mejores momentos profesionales, y en su cartera de futuros proyectos encontramos nombres tan variados como Pedro Almodóvar, Olivier Assayas o Todd Solondz. A continuación repasamos varias de sus cintas más populares, incluidas en una filmografía tan irregular como interesante.

La más divertida:

PENÉLOPE CRUZ - VICKY CRISTINA BARCELONA EL PALOMITRÓN

El rodaje de Vicky Cristina Barcelona paralizaría la ciudad condal durante varias semanas. Polémicas aparte sobre si la cinta se había rodado con dinero público o no, la película de Woody Allen le proporcionó a la actriz un merecido Oscar a Mejor actriz secundaria exactamente un año después de que su pareja lo consiguiese en la edición anterior. Su María Elena es el alma de la cinta, y su juego con el inglés y castellano en sus infinitas discusiones (que no se apreciaba en la versión doblada estrenada en cines españoles), incluido el glorioso “Niñata de mierda” a Scarlett Johansson, la han ayudado a callar más de una boca sobre su innegable talento.

La más infravalorada:

PENÉLOPE CRUZ EN EL CONSEJERO - EL PALOMITRÓN

Ridley Scott se rodeó de varios de los actores más famosos de Hollywood para pegársela todos juntos en taquilla con El consejero. Las nefastas críticas no ayudaron a una cinta mucho mejor resuelta de lo que se dijo, con varias secuencias rodadas con un pulso de acero y un montaje vertiginoso. Penélope ejercía aquí, eso sí, como mujer florero en una relación pegajosa y carente de interés con Michael Fassbender, porque aquí la que cortaba el bacalao era Cameron Díaz.

La más musical:

NINE EL PALOMITRÓN

La nueva adaptación del 8 y medio de Federico Fellini suponía el regreso de Rob Marshall al musical tras el enorme éxito de Chicago. Un reparto espectacular y unas expectativas estratosféricas hicieron de la cinta una de las mayores decepciones críticas y taquilleras de aquel año. Penélope lograría una nueva nominación al Oscar por su estupendo acento italiano y por un número musical que dejaba claro que la actriz puede desenvolverse como pez en el agua en casi cualquier género cinematográfico.

La más taquillera:

PENÉLOPE CRUZ PIRATAS DEL CARIBE - EL PALOMITRÓN

Tras trabajar con Rob Marshall en Nine, la actriz firmó un sustancioso contrato por formar parte del elenco de la cuarta entrega de Piratas del Caribe. Nadie daba un duro por una saga que empezaba a dar graves síntomas de agotamiento, pero, sorpresa, más de mil millones recaudados en todo el mundo la convirtieron en la cinta más taquillera en la que ha participado la actriz española (seguida, a muchísima distancia, por Asesinato en el Orient Express). ¿Valió la pena decirle que no a Lars von Trier y Melancolía para rodar esto? ¿Por qué monedero cuando puedes tener una cartera abultada?

La más necesaria:

NO TE MUEVAS EL PALOMITRÓN

Tras varios años de decisiones artísticas más que cuestionables (Woman on Top, Fanfan la Tulipe, La mandolina del capitán Corelli…), Cruz necesitaba un papel que nos hiciese recordar a aquella actriz que nos había hecho vibrar en cintas como La niña de tus ojos. No te muevas fue su primera incursión en el cine italiano y una bofetada a todos aquellos que se reían de su talento. Un David di Donatello y el Premio del público a la Mejor actriz del cine europeo de 2004 volvieron a poner a la intérprete madrileña en el radar público, dos años antes del huracán Volver.

La más saboteada:

LA REINA DE ESPAÑA - EL PALOMITRÓN

Después de que unos pocos quisiesen su ración de caso intentando boicotear el estreno de El guardián invisible por las declaraciones de una de sus actrices, no tardaría en llegar el turno a Fernando Trueba, que vio como su “Nunca me he sentido español” ejercía la presión suficiente, o no, para que la secuela tardía de La niña de tus ojos fuese un dramático fracaso de taquilla. Polémicas aparte, la cinta contiene la que es, sin duda, la frase más icónica de la carrera de la actriz, en un divertidísimo diálogo con el mismísimo Francisco Franco.

La más copiona:

PENÉLOPE CRUZ EN VANILLA SKY - EL PALOMITRÓN

Cuatro años después de Abre los ojos, Hollywood decidió perpetrar su particular remake con Vanilla Sky. Penélope comenzaría a afianzarse así al otro lado del charco tras el fracaso de Todos los caballos bellos. A pesar del éxito de taquilla, la cinta dirigida por Cameron Crowe era un despropósito sin razón de ser en el cual Cruz interpretaba al mismo personaje que en la cinta de Amenábar.

La más primeriza:

Penélope se abría paso en el cine con solo 18 años de la mano de Bigas Luna en la Jamón, jamón, una de las cintas más taquilleras y premiadas de aquel año y por la que la actriz recibiría su primera nominación al Goya como Mejor actriz principal. Su explosiva química con Javier Bardem y varias secuencias icónicas (esas tetas con sabor a tortilla de patata y cebolla) serían la carta de presentación de una actriz que no ha dejado de trabajar desde entonces.

La más prestigiosa:

PENÉLOPE CRUZ EN VOLVER - EL PALOMITRÓN

La tercera incursión de Penélope Cruz en el cine de Pedro Almodóvar, y la primera como actriz protagonista, se saldó con un espectacular éxito crítico y de público (es la película del director manchego que más dinero ha recaudado hasta la fecha, 85 millones de dólares en todo el mundo). Además, convirtió a Cruz en la primera actriz española nominada en la categoría principal de los Oscar por una película de habla no inglesa. Volver fue la vuelta definitiva de Cruz al cine de qualité y Raimunda es un personaje imprescindible dentro su filmografía.

La más fallida:

PENÉLOPE CRUZ - MA MA - EL PALOMITRÓN

Ni las buenas intenciones de Julio Medem escribiendo ni de Penélope Cruz produciendo Ma ma consiguieron salvar del desastre la película sobre una madre diagnosticada con cáncer de mama. El caprichoso material de partida está compuesto por secuencias que ponen la piel de gallina más por la vergüenza ajena que por lo sensible de la historia. Una lástima teniendo en cuenta la potente interpretación de la actriz, pero cada uno de los momentos musicales fusila sin piedad el resto del ya de por sí bastante mediocre metraje.

 

El próximo 17 de septiembre sabremos si Penélope Cruz consigue su primer Emmy de la mano de American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace. Vencedora o no, esta candidatura no debería quitarle el sueño a una actriz que cuenta ya con varios de los premios más codiciados de la industria cinematográfica. Que no sea valorada como se merece dentro de su propio país es una historia que dejaremos para el siguiente artículo.

Jose Cruz

1 Comentario

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.