El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PRIMERAS IMPRESIONES REDACTORES SERIES

AMERICAN GODS T2: CAMINO A LA GUERRA

American Gods está de vuelta, ¡loado sea Odín! Hemos tenido que esperar casi dos años para ver el regreso de los dioses antiguos y nuevos, y con todos los contratiempos que ha tenido la producción de la segunda temporada, habíamos empezado a perder la fe. Desde que Bryan Fuller y Michael Green se bajasen del barco como showrunners (más tarde Fuller declaró que más bien se trató de un despido), la continuidad de la serie ha estado como poco en la cuerda floja. A pesar de ello, la segunda tanda de episodios ha salido adelante con la incorporación de Jesse Alexander (Héroes) como nuevo showrunner, siempre bajo la supervisión del autor de la novela homónima, Neil Gaiman. Tampoco podemos olvidar las importantes bajas de Kristin Chenoweth (Pascua) y Gillian Anderson (Media), que abandonaron la serie por solidaridad con Fuller. ¿Cómo ha resuelto el arranque de temporada todos estos percances? Os lo contamos con la recomendación de que no sigáis leyendo si aún no habéis visto el primer episodio.

La intro que amalgama las antiguas y nuevas deidades tiene si cabe, más sentido como apertura de esta segunda temporada dado que, ahora sí, nos aproximamos a la guerra. El 2×01 lo hace bien retomando la historia en el punto exacto en el que lo dejamos en el season finale: tras la reveladora velada con Pascua como anfitriona, el Señor Mundo y Chico Tecnológico se repliegan (o más bien huyen) para preparar el próximo asalto contra el bando enemigo. No vemos a Media (aunque lo haremos en el próximo episodio) que se ha reinventado después de lo ocurrido. Así se resuelve el cambio de actriz para el personaje originalmente encarnado por Anderson. De los Nuevos Dioses apenas sabemos más hasta el cierre del capítulo.

Por otro lado tenemos a las dos parejas de viajeros de carretera, Sombra y Miércoles, y Sweeney el Loco y Laura (fascinante en su proceso cadavérico), que ahora comparten coche camino a la mítica y muy esperada Casa de la Roca. Esta suerte de feria sin-sentido construida por alguien con el suficiente dinero como para permitirse tamaña excentricidad, alberga en su interior (entre otras muchas cosas) el carrusel en el que tiene lugar la primera reunión de Antiguos Dioses que Miércoles ha ido reclutando, o que en cualquier caso han acudido a su llamada. El episodio gana enteros haciendo que nos reencontremos con un importante número de personajes que fuimos conociendo a lo largo de la temporada anterior, sumándoles a todos ellos nuevos ídolos, como por ejemplo Mama-ji (representación de Kali, diosa hindú de la guerra). A la única que echamos de menos es a Pascua, a quién a diferencia de Media ya no volveremos a ver, y cuya ausencia justifican con una excusa tan banal como otra cualquiera. En cualquier caso, la secuencia de la reunión de deidades nos transporta directamente a las páginas de la novela y al mundo onírico que es principal elemento diferenciador de American Gods y la obra de Gaiman. Así, vemos a los Dioses bajo su verdadera forma por primera vez, algo que aún no sabemos si nos ha terminado de convencer, pero que es sin duda un punch importantísimo para este comienzo de temporada.

El encuentro se interrumpe abruptamente para proseguir en el Motel América (donde trabaja Mama-ji, por cierto), como si nada hubiera pasado. La paz sólo dura hasta que un tirador enviado por los Nuevos Dioses monta un baile de balas que se cobra la vida de una de las deidades, mientras que en su intento por frenar el ataque, Sombra es capturado por el Señor Mundo y los suyos. La pérdida de una vida acaso sirva como acicate para hacer abrir los ojos y terminar de convencer a los Dioses Antiguos de unirse a la cruzada de Miércoles para defender lo que ya les han comenzado a arrebatar. Este final de capítulo funciona como potente cliffhanger, y además, abre la puerta a otro importante pasaje trasladado directamente de la novela: la estancia de Sombra con los Nuevos Dioses.

Como inicio de temporada, la línea maestra argumental no está nada mal, pero por algún motivo el empaque narrativo y visual se nos queda a medio gas; los momentos épicos no se sienten tan climáticos como deberían. Acaso sea que temamos lo que se avecina. Los críticos estadounidenses, que han tenido acceso a dos episodios más, no encuentran mucho avance en la trama venidera, y aunque intentemos ser positivos, la posibilidad de que la historia caiga en un círculo cerrado y pierda el tiempo sencillamente paseando a los personajes de un lado al otro del estado sin un rumbo fijo, nos aterra. Porque como fans y lectores de American Gods que somos, sabemos que hay mucho por contar (¡hay una guerra en ciernes!). Lo que dudamos es de si hay tiempo para hacerlo. Lograr sacar adelante la segunda temporada no ha sido nada fácil, y todo apunta a que con futuras entregas ocurrirá lo mismo. Starz tiene un material muy potente entre manos, ni qué decir ahora que pueden cobrar protagonismo personajes tan interesantes como Bilquis o Anansi, además de sorprendernos con nuevas incorporaciones. Sólo esperamos que sepan aprovecharlo, pues sobradamente han demostrado que pueden hacerlo. Por el momento, nosotros seguimos creyendo.

 

Aitziber Polo


Religión, mitología y folclore en American Gods

#ContenidoRelacionado

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.