El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

ACTUALIDAD ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES

JUJUTSU KAISEN: HECHICERÍA Y SAKUGA

Jujutsu Kaisen, obra de Gege Akutami, es actualmente una de las series más populares del catálogo de la emblemática Weekly Shônen Jump. En publicación desde 2018, ha sido este año cuando el título de marras ha comenzado a obtener un mayor reconocimiento mediático y éxito comercial. Cargando con el peso de pérdidas como las de Kimetsu no Yaiba o The Promised Neverland, Akutami alzaba su historia de acción y hechicería a la espera del estreno de su propia adaptación televisiva. Un proyecto a cargo de MAPPA que, poco a poco, y tras varios adelantos promocionales, generaba mayor interés y expectación. Y es que pese a que la comparación es fútil, la alargada sombra del boom comercial de Kimetsu no Yaiba parece sobrevolar cualquier proyecto de la revista de corte similar. Ahora, tras meses de espera y algún que otro contratiempo importante de calado internacional, Jujutsu Kaisen debuta oficialmente y muestra sus mejores cartas en forma de un opening soberbio en términos de dirección, animación y estilo.  

Fuente: Sakugabooru

Independientemente de la calidad de la serie y el mayor o menor grado de afinidad que podamos tener con su narrativa e historia, es innegable la calidad de su opening. Aunque se distancie sobremanera respecto al que se hiciera en su día para la primera temporada de Beastars, también resulta interesante hacer un comentario del mismo por distintos motivos. Como, por ejemplo, que la serie en ningún caso va a seguir ese estilo porque los encargados del mismo no forman parte del equipo de producción de la serie. Shingo Yamashita, sumamente conocido por un característico estilo de dirección y animación, es quien está a cargo de la dirección y storyboard del OP. Junto a nombres como Tadashi Hiramatsu y Moaang, directores de animación, y key animators como Hiromi Niwa, Yumi Kobayashi, Nakaya Onsen o Kouki Fujimoto, la producción abre con una pieza audiovisual que, sin duda, se sale de la tónica habitual

La firma de Shingo Yamashita y su equipo no es baladí. Todo parece indicar que fue el propio Gege Akutami quien expresara su voluntad de contar con la experiencia del animador nipón para el proyecto. Todo un acierto teniendo en cuenta los frutos. Shingo deja patente su sello confeccionando una pieza audiovisual que destaca por la solidez, fluidez y claridad de unas escenas de acción perfectamente radiografiadas. Un conjunto de secuencias que brillan por una factura técnica y estilística sobresaliente; mostrando también dinamismo y perspicacia en los movimientos de cámara y en las transiciones. Una labor que aúna un estilo de animación tradicional perfilado y depurado con una serie de backgrounds o fondos realizados en su mayoría en CGI. Un contraste que abraza cierto fotorrealismoinvita a recordar, salvando las distancias, al opening de Sarazanmai— y que, pese a ciertos momentos donde los personajes no terminan de encajar del todo bien en los escenarios, logra manifestar con eficacia la coexistencia de fantasía y realidad

Fuente: Sakugabooru

Cuando la acción copa el protagonismo el resultado es vibrante y vistoso, pero Shingo y su equipo no buscan recrearse ni perfilarse únicamente en ese campo. Hay cierta intención de introspección, de incidir y dar espacio a los individuos, a sus protagonistas. Los planos generales son muestra de ello, destacando la predominancia de escenarios grandes y vacíos, cosechando un mayor contraste. Mención también a las secuencias del protagonista, donde se muestra con cierta elegancia el rol dicotómico y lóbrego que lleva consigo su existencia. Shingo Yamashita se sirve de recursos narrativos de la propia obra para confeccionar transiciones y manifestar de una manera tan explícita como refinada la coexistencia de fantasía y realidad que comentaba anteriormente. La superposición de planos y la posibilidad de ver qué existe tras el velo a través de las lentes de un personaje que, sin ellas, sería incapaz de ver ese mundo oculto. 

Sobresaliente en lo visual, el opening de Jujutsu Kaisen no podría permitirse bajar el listón en la faceta musical. La guinda del pastel la pone Eve, quien interpreta el tema musical Kaikai Kitan y ofrece una composición fiel a su estilo y que seguro gustará a los seguidores del artista japonés. Eve ha colaborado en alguna que otra ocasión con grupos musicales como KANA-BOON o RADWIMPS, además de componer el segundo ending de Dororo y emplear la animación como medio de expresión en muchos de sus videoclips.

Con todo, Jujutsu Kaisen comienza ahora su periplo televisivo a cargo de MAPPA y Sunghoo Park enrolado en la dirección del proyecto. Tras la realización del último trabajo del estudio y director, The God of High School, parece que las miras están puestas en la capacidad de Park para llevar a cabo una dirección que no dinamite el trabajo original de Akutami, tal y como ha ocurrido en The God of High School. El opening de Jujutsu Kaisen es una pieza audiovisual sobresaliente con un estilo muy marcado, pero que no deja de ser un espejismo de lo que es la producción. Desgraciadamente, sus artífices han colaborado única y exclusivamente para llevarla a cabo, el resto queda en manos de MAPPA. En cualquier caso, la cosa no pinta nada mal. En cuestión de semanas sabremos si Shueisha encuentra otra gallina de los huevos de oro.  

Banner inferior temporada anime otoño 2020 - El Palomitrón

Edu Allepuz

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.