El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

EMMA STONE EL PALOMITRÓN
CINE DOSSIER CINE EL CINE EN LISTAS REDACTORES

LAS MEJORES PELÍCULAS DE EMMA STONE

EMMA STONE - EL PALOMITRÓN

Tras haber probado suerte el pasado año en la televisión de la mano de Netflix y su miniserie Maniac, Emma Stone vuelve a la actualidad cinematográfica gracias a La favorita, la última cinta del griego Yorgos Lanthimos. Y aunque las mayores alabanzas le están cayendo a su compañera de reparto Olivia Colman, la pelirroja se ha colado merecidísimamente en la temporada de premios gracias a la magia de las estrategias en diferentes categorías (véase presentarla como actriz secundaria cuando es protagonista). En cualquier caso, y premios aparte, Stone se está convirtiendo en una de las actrices mejor posicionadas de la actualidad gracias a sus últimas decisiones artísticas.

A continuación hacemos balance de algunas de sus mejores películas:

5. Ex aequo: RUMORES Y MENTIRAS (Will Gluk, 2010) – UNA CONEJITA EN EL CAMPUS (Fred Wolf, 2007)

Los primeros pasos de Emma Stone en el cine norteamericano estuvieron centrados casi exclusivamente en las comedias, en todas sus variantes: de terror (Bienvenidos a Zombieland), las indies con ínfulas (The paperman), de adolescentes (Supersalidos) o simplemente basura (Los fantasmas de mis ex novias).

En 2010 la actriz logró su primer papel protagonista en Rumores y mentiras, una revisión en clave teen y cínica de La letra escarlata en la que Stone fingia tener una promiscua vida sexual para ayudar a uno de sus compañeros. Gran parte del más que considerable éxito de la cinta se debió al buen hacer de la actriz en un papel que podría haber sido un desastre en manos de cualquier otra: ¿Quién más podría haber salido victoriosa de esos monólogos frente a la webcam y ese épico Pocketful of sunshine?

Por otro lado, un par de años atrás y cuando todavía era menos popular, la actriz coprotagonizaba el mayor guilty pleasure de su filmografía: Una conejita en el campus. Esta nueva Una rubia muy legal en la que la protagonista en verdad sí es una cabeza hueca fue un vehículo de lucimiento para Anna Faris (ojalá nos parasemos a valorar a esta actriz como se merece) pero también una carta de presentación para la faceta más burra de Stone.

4. CRIADAS Y SEÑORAS (Tate Taylor, 2011)

CRIADAS Y SEÑORAS EL PALOMITRÓN

Allá por 2011 Tate Taylor decidía adaptar al cine la novela The help, de Kathryn Stockett, sobre una joven americana de clase alta que decidía volver a su pueblo natal para entrevistar a varias mujeres negras que trabajaban como servicio doméstico para familias blancas. Criadas y señoras se convirtió instantáneamente en un fenómeno masivo de taquilla y una de esas escasas películas que gustan a todo el mundo, a pesar de su previsibilidad y excesivas buenas intenciones.

Y todo el mérito de la cinta reside en un reparto coral que sabe dar vida a todo tipo de personajes, desde la peor caricatura (Bryce Dallas Howard) hasta la bondad hecha carne (Jessica Chastain). Y sí, Emma Stone pulula por ahí siendo el hilo conductor de la historia, pero con el personaje menos interesante (y peor peinado), por lo que es normal que casi no recordemos su presencia en este cine de señoras para todos los públicos. Mención aparte para la tarta más famosa del cine, por supuesto.

3. BIRDMAN (Alejandro González Iñarritu, 2014)

BIRDMAN - EL PALOMITRÓN

El quinto largometraje de Alejandro González Iñarritu ha sido fundamental en la carrera de Emma Stone, haciendo ver que aquella actriz de ojos enormes (¿no podría ella haber sido la nueva Alita en la cinta de Robert Rodriguez sin necesidad de CGI?) no servía únicamente en el registro cómico, sino que podía ser igual de buena cuando se ponía más seria. Birdman le proporcionó su primera nominación al Oscar y desde entonces se ha convertido en una habitual de las temporadas de premios.

La popular cinta trata sobre un actor en horas bajas tratando de recuperar la fama perdida durante casi dos horas de tiempo real y sin cortes perceptibles entre planos debido a la estupenda fotografía de Emmanuel Lubezki y un montaje vertiginoso que casa perfectamente con unas histéricas interpretaciones por parte de un reparto en estado de gracia. Los casi 200 premios que ha cosechado a nivel mundial no hacen más que dejar claro que Birdman es una de las películas más importantes de la década.

2. LA LA LAND (Damien Chazelle, 2016)

LA LA LAND - EL PALOMITRÓN

Emma Watson todavía debe de estar clavándose un tenedor en el muslo tras haberle hecho el favor de su vida a Emma Stone rechazando el papel protagonista de un musical romántico para enfrentarse a La bella y la bestia. La la land fue el gran pelotazo de 2016, un fenómeno que aunó crítica (231 galardones + 6 Oscar) y público (450 millones recaudados) para contar la historia de dos jóvenes idealistas que descubren que para ser feliz no se puede tener todo.

Stone se estrenaba a lo grande en el cine musical interpretando a Mia, una joven aspirante a actriz que se enamora (por tercera vez en su filmografía) de Ryan Gosling. Todo esto bajo la colorida y animada a la vez que melancólica batuta de Damien Chazelle (Whiplash), que ha conseguido crear varias set pieces musicales que no olvidaremos para una de las películas más icónicas de la década. El Oscar a la actriz por semejante peripecia cinematográfica es un triunfo por la forma de equilibrar sus sentidas interpretaciones vocales con en el transcurso de una historia donde también tiene sus ilimitadas oportunidades de lucimiento sin necesidad de canciones de por medio (ejem, Lady Gaga).

1. LA FAVORITA (Yorgos Lanthimos, 2018)

LA FAVORITA - EL PALOMITRÓN

La última cinta del prestigioso Yorgos Lanthimos (Canino, Langosta) es un tour de force interpretativo entre tres bestias: una reina decrépita (Colman) asesorada por una amiga especial (Weisz) que ve peligrar su posición ante la llegada de una nueva sirvienta sedienta de ambición (Stone).

Emma Stone protagoniza aquí su Eva al desnudo particular haciendo gala de nuevo de un registro cómico controladísimo, capaz de pasar del drama al gag (y viceversa) en apenas un pestañeo y compartiendo una química extraordinaria con cualquiera que comparte plano con ella. La favorita se corona como la mejor cinta de su filmografía gracias a la enorme personalidad ante la cámara de un director que podría ya tener marca de agua en cualquiera de sus inimitables planos, un guion afilado que conjuga dramas, conspiraciones, humor negro, absurdo y macabro, un apartado técnico a la altura y tres actrices que saben perfectamente dónde se han metido.

Apenas un par de semanas después de haberse llevado aquel merecido Oscar por La la land, Stone comenzaría el rodaje de su primera película europea. La favorita es una de las cintas más nominadas de esta temporada de premios y, sin ninguna duda, ocupará un lugar importante en la filmografía de una actriz que ha nacido para esto.

Entre el resto de sus películas se encuentra alguna que otra catástrofe absoluta (Aloha), dos de las rutinarias cintas anuales de Woody Allen (Magia a la luz de la luna, Irrational man), comedias corales (Crazy, stupid, love), cine de superhéroes (The amazing Spiderman) o misterios de Hollywood (Movie 43). Sus próximos proyectos son la tardía secuela de Bievenidos a Zombieland (¡diez años después!) y Cruella, basada en el popular personaje de 101 dálmatas al que ya dio vida Glenn Close a finales del siglo pasado.

Jose Cruz

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como buen gallego que soy, todo “depende”. Menos Showgirls. Showgirls es una obra maestra incontestable. Cine en general, y terror en particular. Mi estantería guarda El crepúsculo de los dioses al lado de El ataque de la mujer de 50 pies. Según mi CV, soy profesor y realizador.