Compartir

El 23 de abril vuelve a HBO la aclamada serie Westworld. Tras una impactante primera temporada, esta segunda se perfila para seguir siendo una de las series estrella de la cadena norteamericana. En los trailers que han visto la luz se aprecia cómo la ficción se va a centrar en el futuro del parque tras el doctor Ford, así como en el empoderamiento y la liberación de las máquinas que estaban sometidas bajo el yugo del parque. A pesar de que la serie trata el asunto de forma magistral, es innegable que hablamos de un tema recurrente en el cine de ciencia ficción, especialmente desde finales de los 70 y comienzos de los 80, época en la que los primeros ordenadores entraban en nuestras casas.

Y aunque podríamos recopilar varias decenas de títulos, en este especial solo hay espacio para 20 títulos totalmente imprescindibles si hablamos del amanecer de la máquina como ente capaz de avaluar, razonar y tomar sus propias decisiones.

2001: UNA ODISEA EN EL ESPACIO (1968)

En una de sus obras más conocidas, el maestro Stanley Kubrick ya nos introducía con maestría la inteligencia artificial mediante el superordenador HAL 9000. Si bien su misión era facilitar la navegación en un principio, pronto HAL muestra un comportamiento mucho más cercano al de un humano que al de una mera máquina. Su propio instinto de supervivencia acabará con la vida de algunos tripulantes. Una trama que culminará con una secuencia irrepetible, en la que Dave desconecta a HAL en una suerte de lobotomía que apaga poco a poco la voz de la computadora, mientras ésta va perdiendo de manera progresiva sus capacidades.

ALMAS DE METAL (1973)

Almas de metal es una película obligatoria en este listado, porque es el filme que ha servido de inspiración para desarrollar la serie Westworld. Escrita y dirigida por el popular escritor Michael Crichton, un autor muy prolífico y muy adaptado al cine (Jurassic Park (Parque Jurásico), Congo, Timeline, Sol naciente…), Almas de metal no se limitaba a mostrar un solo “mundo”, sino que daba la oportunidad al visitante de vivir aventuras en el oeste americano, en la Roma imperial y en la Edad Media. Y Yul Brynner como rey de la fiesta.

ENGENDRO MECÁNICO (1977)

Volvemos a otro clásico de la ciencia ficción, Engendro mecánico. Un título poco conocido pero tremendamente interesante y pionero en la concepción de la máquina como un ente que busca a toda costa la procreación, y así perpetuar su estirpe. La computadora Proteus se las hace pasar canutas a Julie Christie y protagoniza uno de los secuestros más disparatados de la historia del cine.

STAR TREK (1979)

Star Trek se ha hecho un hueco por méritos propios tanto en la historia de la gran pantalla como en la de la pequeña. En esta primera aventura, la inteligencia artificial resulta ser una sonda construida por el ser humano, que en su periplo por el universo acaba topándose con una raza alienígena que la reprograma y la manda de vuelta a casa. En este viaje su inteligencia adquirirá conciencia propia y supondrá una formidable amenaza para la federación.

SATURNO 3 (1980)

En la década de los 80 nos encontramos con Saturno 3. Un título que contó con Kirk DouglasFarrah Fawcett como reclamo en carteleras, y un prácticamente desconocido por entonces Harvey Keitel. La historia, con bastantes toques de terror, nos presenta una inteligencia artificial alineada con el cerebro de su creador, que llega a replicar también sus sentimientos. Cuando su creador, bastante psicótico él, cae enamorado del personaje interpretado por Farrah Fawcett, Héctor (la I. A.) replicará sus sentimientos, pero también los instintos asesinos de su creador. Lo más espectacular de todo esto es que Stanley Donen (habéis leído bien) firmo la cinta.

BLADE RUNNER (1982)

El principal acierto de Blade Runner es colocarnos en una disyuntiva: el caso de que el ser humano fuera capaz de desarrollar una inteligencia artificial tan evolucionada como la suya propia. Tanto que algunos modelos se niegan a morir, desarrollando un anhelo por sobrevivir y una angustia ante la llegada de la muerte que les llevan a rebelarse ante su propio creador. Las lecturas de esta obra maestra la convierten en un imprescindible y emblemático relato negro que ha servido de punto de partida para algunas de las películas más populares de la ciencia ficción de los últimos años. Su secuela llegó el año pasado.

JUEGOS DE GUERRA (1983)

Esta película, un clásico para la generación que cultivó su cinefilia en formato VHS, propone una situación peculiar: la Tercera Guerra Mundial a punto de estallar por un juego que entablan como pasatiempo un joven apasionado de los ordenadores y el mismísimo ordenador central del Departamento de Defensa norteamericano (Joshua). Un entretenimiento muy logrado (con algunos momentos para recordar) que aborda de manera curiosa la inocencia de una inteligencia artificial que se comporta como un niño, y que en todo momento ignora las terribles consecuencias que su juego de estrategia puede acarrear para la humanidad. Destaca su excelente secuencia de arranque, en la que un humano, bloqueado por sus valores éticos y morales, se niega a activar un lanzamiento de misiles.

 TERMINATOR (1984)

Quizá uno de los títulos más populares de este recopilatorio. Viajes en el tiempo y una supercomputadora que quiere evitar a toda costa que en el futuro los humanos sigan a un líder en su lucha frente a las máquinas, mandando a un Terminator al pasado para dar muerte a su madre, y así poner remedio al nacimiento del mesías en el campo de batalla. Perfectamente cuadrada y planteada, sus efectos especiales y la potencia de su dirección la convierten en una de las mejores películas de acción de finales del pasado siglo. Pese a estar en esta selección, realmente tendríamos que esperar a su segunda parte para ver al Terminator evolucionar hacia estadios más humanos, pues en esta primera parte no deja de ser un perverso embajador de una inteligencia artificial que quiere exterminar a la humanidad.

D. A. R. Y. L. (1985)

Otro título que conocimos a través de los videoclubes y que planteaba una historia muy familiar y entretenida para las tardes del fin de semana. Su premisa, la de una inteligencia artificial con apariencia de niño de 10 años, conquistó a familias enteras, y el desarrollo de la trama, de marcado mensaje pacifista, acabó por atraparnos a todos, pues finalmente su protagonista era bastante más humano que buena parte del gobierno norteamericano.

CORTOCIRCUITO (1986)

Un robot militar alcanzado por un rayo reinicia su programación, pero aparca su carácter militar para abrazar las virtudes de una vida. Otra fabula antimilitarista, con muchas dosis de comedia, que también fue icono en los 80. Dirigida también por John Badham (Juegos de guerra), Cortocircuito (que tuvo una secuela muy inferior) nos regaló mucha vitalidad y una lectura muy pacifista de nuestro entorno. Fue un gran éxito de público.

ROBOCOP (1987)

El cuerpo de un hombre es rescatado para ser convertido en una inteligencia artificial diseñada para hacer cumplir la ley. Pero los recuerdos de este hombre se van abriendo paso a través de la programación, interfiriendo en ella y otorgando al robot la capacidad de tomar sus propias decisiones. Un violento retrato de la conciencia humana abriéndose paso a través de la inteligencia artificial, cargado de la violencia y la sátira que conviven en buena parte de la filmografía de su director, Paul Verhoeven. Sus efectos especiales, en 1986, nos dejaron con la boca abierta. Hoy en día todo ha cambiado mucho…

PEQUEÑOS GUERREROS (1998)

¿Cómo podríamos hacer que unos juguetes fueran más atractivos para los niños? Pequeños guerreros tiene la solución: instalar inteligencias artificiales en los juguetes para que luchen entre ellos. El problema viene cuando se dan cuenta de que en uno de los bandos se han instalado chips militares que convierten a los juguetes en armas de destrucción. No todo está justificado cuando se trata de vender más.

MATRIX (1999)

Este filme de las hermanas Wachowski está considerado por muchos como una de las obras más grandes de la historia en lo que a inteligencia artificial se refiere. La premisa nos sitúa en un futuro posapocalíptico donde las máquinas se han hecho dueñas de la superficie terrestre y en el que los humanos que se resisten a vivir presos de ellas viven bajo tierra. Lo más impactante es que el campo de batalla se extiende a un mundo digital llamado Matrix. Si a todo esto le sumamos su guion único y los efectos visuales que la acompañan, obtenemos un título para la historia. Un título para ver y revisar sin miedo al cansancio, que además dio pie a una trilogía que revolucionó en muchos aspectos (sobre todo el visual) la manera de rodar cine.

EL HOMBRE BICENTENARIO (1999)

Basada en un relato corto de Isaac Asimov, la película se centra en un robot diseñado inicialmente para no ser nada más que un recurso doméstico, pero que, debido a un error en su programación, termina convirtiéndose en alguien con inquietudes y sentimientos. Un viaje de autodescubrimiento con una gran carga emocional.

A. I. Inteligencia Artificial (2001)

Esta película, que fue concebida por Stanley Kubrick pero llevada a cabo por Steven Spielberg, nos deja una de las películas de inteligencia artificial más sentidas. El director nos cuenta cómo en un mundo en el que los robots carecen de sentimientos, un niño es programado para sentir. Todo esto le llevará a sentir que no encaja en ningún lugar, y establece paralelismos con la conocida obra Pinocho. El niño robot, al igual que el muñeco de madera en la obra mencionada, sufrirá para encontrar su lugar en el mundo. Uno de los relatos más oscuros de Spielberg, y una obra que contiene algunos momentos realmente duros.

YO, ROBOT (2004)

Esta adaptación de la obra de Isaac Asimov nos mete de lleno en un futuro en el que los robots comparten su día a día con los humanos, sirviéndolos. En este contexto se hace un análisis sobre el libre albedrío de las conciencias artificiales, y de cómo las máquinas más complejas pueden llegar a desarrollar sentimientos y ambiciones que choquen de lleno con las de la propia humanidad.

HER (2013)

¿Se puede amar a una máquina? ¿Y viceversa? La intimista película Her nos cuenta cómo un hombre en una situación sentimental delicada termina enamorándose de una inteligencia artificial diseñada específicamente para él. A diferencia del resto, en esta película la inteligencia artificial no se torna directamente contra el ser humano, víctima este de su propio aislamiento y de la falta de correspondencia de Samantha, fría inteligencia artificial pero maestra infalible en su cometido.

EX_MACHINA (2015)

¿Es correcto crear inteligencias artificiales que son conscientes de que están vivas únicamente para nuestro disfrute? ¿No es eso una forma de nueva esclavitud? Ese y otros dilemas, como el de si una máquina es capaz de amar y ser amada, nos plantea la excelente película Ex_Machina, que además cuenta con un espectacular despliegue visual y un magnífico trabajo de Alicia Vikander.

ALIEN: COVENANT (2017)

INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN EL CINEEn esta clásica saga de terror espacial juega un papel importante la tecnología. En Alien: Covenant encontramos a David 8 (o David), un androide que ya vimos en la precuela Prometheus y que en este filme ha evolucionado hasta identificarse a sí mismo con una suerte de Dios cibernético. Convencido de su superioridad frente al creador humano, un ser débil y caduco, su búsqueda del organismo perfecto no tiene límites ni condicionantes morales.

BONUS: BLACK MIRROR

Para terminar con la lista de películas que tratan el tema de la inteligencia artificial, y a pesar de que sea una serie, no podemos despedirnos sin hablar de la espeluznante Black Mirror. Esta serie, que ahora está siendo desarrollada por Netflix, trata en cada capítulo una historia de forma independiente, pero todas ellas ubicadas en un futuro no muy lejano donde la tecnología ha sido desarrollada de forma inhumana. Y es justo en este contexto donde muchas veces nos cuenta historias relacionadas con la inteligencia artificial, poniéndonos frente a situaciones escalofriantes. Una joya para quedarnos reflexionando un buen rato.

Mikel Iturbe

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.