Compartir

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería escuchar la banda sonora de tu película favorita en directo? ¿Te emocionas cada vez que comienza la sintonía de 20th Century Fox? Puede que estés más cerca de lo que crees de vivir la experiencia. Hace poco hemos disfrutado de Film Symphony Orchestra en el Auditorio Nacional de Música de Madrid y aún seguimos un poco conmocionados.

Para muchos, el FSOTour2017 es visita obligatoria en cuanto llega a la ciudad, y prueba de ello son las decenas de personas que esperaban el pasado 22 de noviembre frente al auditorio. El 14 de octubre la orquesta debía tocar en el mismo lugar, pero una enfermedad de su director, Constantino Martínez-Orts, hizo que se suspendiera la función. Lejos de reclamar su entrada, aquellos que tenían su salida planeada decidieron posponerla hasta el día 22 de este mes para poder disfrutar del conductor y de la Film Symphony Orchestra.

Con el timbre de la última llamada, los espectadores se dirigieron a sus asientos con gesto expectante, pensando en qué les aguardaba. Comenzaba el espectáculo audiovisual, las luces bajaban su intensidad y las máquinas de niebla dejaban una especie de nube a los pies de los músicos.

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

La voz del conductor retumbaba ligeramente sobre las paredes de madera del auditorio, anunciando cuál sería la primera banda sonora protagonista del tour de este año. Con un par de acordes nos trasladamos al Marruecos de los años cuarenta, y Dooley Wilson sentado al piano.

Una suite compuesta por la banda que mezcla las notas que tanto conocemos y La Marsellesa provoca que nos inunde el espíritu de Casablanca y un inesperado patriotismo francés, que aumenta con la proyección de rojo, blanco y azul de la bandera.

Hay melodías que se quedan en nuestra mente y en nuestro corazón para siempre. Aquellas que, con tan solo escucharlas, hacen que se nos erice el vello y cambie nuestro ritmo cardíaco.

Con lágrimas en los ojos, el público aplaudió con especial fuerza a la Film Symphony Orchestra por la suite dedicada a Pearl Harbor. El auditorio casi completo se rindió ante la melodía compuesta por Hans Zimmer, sintiendo el dolor del campo de batalla que narra la cinta de Michael Bay.

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

Una de las más esperadas de la noche (junto a La ciudad de las estrellas [La La Land]) era la Suite Imperial de Rogue One: Una historia de Star Wars, una modificación de la original del Episodio IV de Star Wars. La presencia del contrabajo podía sentirse en cada centímetro cuadrado del lugar, llegando hasta lo más profundo de cada ser humano que estuviera allí. Bombeando el corazón al ritmo de Michael Giacchino, los labios del público se movían para tararear el conocido tema.

Lo mismo ocurrió con el tema principal de Tiburón, en el que el juego de luces acompañando a la Film Symphony Orchestra obtuvo el papel principal al llevarnos hasta aguas profundas con el animal yendo hacia nosotros dispuesto a matar.

La seguridad y la energía retornaban a nosotros después de sentir tanta tensión. Volvíamos a estar sobre el pavimento, subiendo unas escaleras de Philadelphia. No faltaba nada para llegar al intermedio del concierto y no podíamos tener menos ganas de dejar de escuchar a la orquesta. Cada ritmo de trompeta, cada momento de percusión nos sumergía un poco más en Rocky.

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

Sentir las melodías de películas e interiorizarlas como si fueran parte de nosotros es imposible sin mencionar a Ennio Morricone. El compositor que ha estado al cargo de algunas de las músicas más conocidas como Cinema Paradiso también tuvo su hueco en el concierto de Film Symphonic Orchestra. Conmovidos como había ocurrido ya con Zimmer, continuar el concierto sin aplaudir sonoramente canción tras canción se había convertido en una empresa casi imposible.

Si bien es cierto que el ambiente melodioso y potente de los temas hasta el momento había llevado al lugar a una solemnidad y admiración palpables, la risa estalló con la banda sonora de Lío en los grandes almacenes. Una canción titulada Typewriter no podía tocarse de otro modo que no fuera… con una máquina de escribir. Ya sabíamos que los integrantes de la FSO eran grandes músicos, pero esta vez demuestran que no solo se les da bien tocar; también pueden hacerte soltar una carcajada con un simple movimiento.

La interpretación de Titanic, tan escuchada en todos sus formatos, palideció al lado del Epílogo de la última cinta dirigida por Damien Chazelle. La recta final del concierto comenzó con susurros generalizados y signos de emoción antes de que comenzasen las notas de Justin Hurwitz.

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

La niebla del escenario y la melodía provocaban que en la cabeza viéramos a Mia y a Sebastian. En lugar del gran despliegue de colores que los focos proyectaban en otros temas, apenas predominaban un par de tonalidades que se asemejaban al baile de los protagonistas en el planetario.

Es hora de bajar de las nubes y llegar al final de la noche. La multitud llena el Auditorio Nacional de Madrid de aplausos y vítores, y los músicos deciden obsequiarnos con un último regalo. El resultado es una sonrisa adornando los labios de todos los presentes, un sentimiento electrizante que te obliga a bailar y a pensar en esta noche durante mucho tiempo.

La música de los créditos iniciales de Juego de tronos llega al lugar y cerramos los ojos, haciéndonos sentir todas las imágenes de la serie corriendo por nuestras venas. Nadie estaba preparado para el segundo bis. Saxofones, el piano, los violines… Todos comienzan a bailar levantándose de su sitio al son de Cantina. El público se levanta, imitando a los músicos, bailando con sus acompañantes (o al menos moviéndose al son de la música).

FILM SYMPHONY ORCHESTRA CONCIERTO EL PALOMITRON

Durante las dos horas y media del concierto, el auditorio vivió una experiencia colectiva, compartiendo expectación, corazón, felicidad y sobre todo mucho amor por el cine. Fueran cuales fueran tus expectativas al entrar, se veían gratamente superadas al salir por las puertas de cristal que guardan el lugar.

Si estás pensando en ir a alguna de las próximas paradas del Film Symphony Orchestra Tour 2017, entra en su página web para conocer la agenda, precio y dónde puedes conseguir las entradas y, si quieres, la lista de temas del concierto.

María Reinoso

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.