El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

El pueblo - El Palomitrón
REDACTORES REVIEW SERIES SERIES

EL PUEBLO TIENE LO MEJOR Y LO PEOR DE LA QUE SE AVECINA

El pasado mes de mayo, sumidos esta nuevo modelo de emisión, que ya no sabemos si de transición o definitivo, Mediaset estrenaba a través de Amazon Prime Video El pueblo, la nueva serie de Alberto Caballero (La que se avecina) a través de su productora Contubernio y junto a Julián Sastre y Nando Abad. Adelanta así su emisión a la de Telecinco, que no se producirá hasta 2020. 

El estreno de El pueblo ha llegado en el momento perfecto, justo cuando las manifestaciones por “la España vaciada” protagonizan titulares de prensa y el fenómeno de la despoblación empieza a aparecer en la agenda política. Un grupo de urbanitas decide, cada uno por un motivo diferente, empezar una nueva vida en la ficticia localidad soriana de Peñafría. Allí tendrán que lidiar con los pocos habitantes que habitan el lugar, que los recibirán de manera dispar. 

Una serie amable que encuentra rápidamente el tono

Carlos Areces - El Palomitrón

No hace falta leer los créditos de la serie para saber quién está detrás del proyecto. La comedia es una evolución del tono y estilo de Aquí no hay quién viva y La que se avecina e incorpora algunos de los tics que tan integrados tiene Caballero tras 16 años produciendo las series sobre comunidades de vecinos. El primer episodio está tan enfocado en construir el universo particular de cada personaje que casi cada línea de diálogo incorpora algún cliché. Afortunadamente, a partir de ahí el equipo se relaja y los personajes ganan en naturalidad. 

La comedia no ofrece nada nuevo, y sin embargo adquiere rápidamente su propio estilo. Si en La que se avecina hay juntas de vecinos, aquí los personajes acaban a la gresca en los plenos municipales. En El pueblo hay viejas cotillas, una pareja de “hierbas”, una pija inadaptada o un alcalde que quiere hacer las cosas bien a pesar de las zancadillas vecinales, nada que no hayamos visto en la serie de Telecinco. Pero el contexto rural, el buen desarrollo de las tramas y, sobre todo, el acertado casting hacen que en pocos episodios la comedia encuentre su propia entidad.

Entre los habitantes de Peñafría encontramos al siempre maravilloso Carlos Areces, Ruth Díaz, Santi Millán, Ingrid Rubio, Raúl Fernández o una histriónica Marta Hervás, a cuyo personaje necesitas varios episodios para acostumbrarte pero a la que nadie puede negarle ser la robaescenas de la serie. Todos ellos a la sombra de los divertidísimos Emilia Ortiz, Ángel Jodrá, Javier Losán, Vicente Gil y Empar Ferrer, que han construido a unos lugareños entrañables y muy divertidos. 

Funciona mejor cuando más arriesga

El Palomitrón - El pueblo

El pueblo es más única cuanto más se aleja de lo que ya hemos visto de Caballero y su equipo. Es más divertida cuando María, una mujer acostumbrada a vivir bajo los deseos de su marido, incorpora gracias a sus vecinas el concepto “patriarcal” a su vocabulario, cuando la vendedora de huevos despierta a todo el pueblo al alba o cuando la abuela Emilia se engancha a Mi vida con 200 kilos desde que le instalan la TDT, y no cuando se recurre a la ya aburrida guerra de sexos entre un hombre y mujer que se gustan, cuando se recurre con demasiada facilidad al “puta” o “zorra” para generar un conflicto o cuando se garruliza en exceso a los habitantes del entorno rural para facilitar el contraste con sus nuevos vecinos. 

Como diría la Agrado en Todo sobre mi madre, El pueblo de Alberto Caballero, que en muchos aspectos es un clarísimo homenaje a Cuerda, es mucho más auténtica cuando se parece a lo que siempre soñó de sí misma (Amanece que no es poco). Con una segunda temporada ya confirmada, esperemos que lo acabe consiguiendo.

Fecha de estreno: 14 de mayo de 2019

Plataforma de emisión: Amazon Prime Video

Número de episodios: 8

Duración aproximada: 70 minutos

Te gustará si te gustan: La que se avecina, Amanece que no es poco

Fon López

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.