El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Crítica de Jibaku Shōnen Hanako-kun destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA CRÍTICAS REDACTORES

JIBAKU SHONEN HANAKO-KUN: UNA TRAGICOMEDIA ENTRE LO MÍSTICO Y LO EMOCIONAL

Si nos preguntamos a nosotros mismos si somos o no curiosos es innegable, o prácticamente imposible, poner un no por respuesta. Me atrevería a decir que a diario surgen situaciones en nuestra vida ante las cuales se sitúa la curiosidad o la duda sobre ellas. Un hecho que nos puede aventurar a aspectos negativos, pero también positivos. Y es así, bajo la curiosidad y tras una puesta en escena de lo más atractiva cómo hemos llegado a la obra que nos concierne. Un título que engloba en su haber una obra de 2014 escrita y dibujada por Iro Aida que cuenta con más de 12 volúmenes publicados en Japón y que todavía no contaba con un trabajo animado a su altura. Pero ha sido ahora, seis años después, cuando Jibaku Shōnen Hanako-kun ha tenido su merecido espacio en pantalla y creado en nosotros esa curiosidad de la que hablábamos. Esa mecha que ha prendido en nuestra cabeza para descubrir una de las propuestas más llamativas de la presente temporada y que además cuenta con uno de los directores más interesantes del último lustro. Hablamos de Masaomi Andō (Astra Lost in Space, Hakumei and Mikochi). 

A expensas de lo que pueda aparentar a primera vista, Jibaku Shōnen Hanako-kun es una historia que conjuga el mundo de los humanos con ese universo mucho más lejano y poco definido en el que habitan los espíritus. Imparte sus propias reglas y establece un juego de lo más divertido para sostener su historia y captar la atención del espectador. Una combinación de lo más sugestiva que conquistará a los más curiosos, pero también a aquellos que quieran pasar un agradable rato frente a la pantalla. Un tiempo que además de presentarte algunas de las historias más extrañas a la par que encantadoras, será capaz de enlazar los corazones de sus personajes pero también de los espectadores. Es cierto que estamos aquí para descubrir los secretos más truculentos de la academia Kamome, pero ya que hemos venido a jugar durante unas cuantas semanas, también queremos disfrutar del resto de la partida.

Un misterio llamado Hanako-san

Cuenta la leyenda que la academia Kamome es conocida por sus «siete misterios» y por los sucesos sobrenaturales que acontecen en esta. Sucesos que se van haciendo eco gracias a las voces de sus estudiantes y que, da igual cuándo y cómo, siempre despiertan la atención de muchos de ellos. En esta ocasión la leyenda llega hasta Nene Yashiro, una estudiante de primer año amante de lo oculto que anhela, sobre todas las cosas, una persona con la que compartir allí sus días. Un deseo que concibe como real tras enterarse del poder del Séptimo Misterio de la academia. Un espíritu que, según cuentan, se esconde en el baño de chicas desde que murió y que puede llegar a concederte ese deseo que alberga tu corazón. Un espíritu llamado Hanako-san.

Así, tras enterarse de esta historia, Yashiro no teme en acudir a ese baño para intentar hacer realidad su deseo. El camino hasta él parece de lo más normal, incluso el baño en sí no parece ser extraño. Pero cuando la normalidad copa el ambiente y Yashiro se da por vencida al ver que no hay nadie en él es cuando emerge de la nada Hanako-san. Un espíritu que perfilaban los rumores como mujer pero que realmente es un hombre. Concretamente un muchacho de la edad de Yashiro que establece conexión con esta y le pregunta cuál es su deseo. Una pregunta que detonará la mecha de esta historia de fantasmas, comedia y amor bajo una premisa de lo más interesante ya que, a cambio de ese deseo, Yashiro deberá otorgarle algo a cambio a Hanako. Un intercambio, por decirlo de algún modo, equivalente, para poder hacer realidad su deseo. De esta forma, Yashiro acepta esta condición cuanto menos controvertida para pasar a ser la asistente personal de Hanako y obtener así ese novio que tanto desea. La cuestión es ¿se cumplirá la profecía acerca del poder del Séptimo Misterio?

Crítica de Jibaku Shōnen Hanako-kun Hanako y Yashiro - El Palomitrón

Una trampa astuta, dulce y misteriosa

Tal vez el argumento principal de Jibaku Shōnen Hanako-kun parezca sencillo a primera vista, pero lo cierto es que no solo lo parece, lo es. Pero es su forma de narrar los hechos y la construcción de sus personajes lo que la convierte en una obra a tener en cuenta y de la cual desearemos saber más cada semana. Es innegable pensar que tiene diversos puntos destacables para desgranar en distintos niveles, pero uno de los más importantes radica en las voces que ponen sentido a la historia y hacen de la obra una fábula sobre lo fantasmagórico a través de la comedia y el amor.

Desde la presentación de Nene Yashiro hasta la aparición de Hanako conocemos a diversos personajes que definirán la historia, pero lo cierto es que serán ellos dos junto a Kou Minamoto —el primer amor de Yashiro y exorcista de la academia— los que se conviertan en el trío protagonista. Cada uno aportará, desde su perspectiva, un punto diferente al título. Yashiro se caracteriza sobre todo por la inocencia y la pureza más afín a la lozanía, además de contar con un encanto propio que conseguirá hacer latir los corazones más apagados. Por otro lado, Minamoto surge como el primer deseo de Yashiro, pero tras descubrir que tan solo es un capricho, pasa a desvelarse su auténtica forma en la obra; un exorcista que desea eliminar a Hanako de la academia aunque finalmente acaba formando equipo junto a él y Yashiro para averiguar cuáles son esos misterios que residen en Kamome; un punto que servirá de equilibrio entre Yashiro y Hanako. Por último, y no por ello menos importante, tenemos a Hanako. Un espíritu bajo el que se confecciona el leitmotiv de la historia y que juguetea con todos y cada uno de los personajes. Un ser procedente del más allá que desmonta todos los juicios creados acerca de los espíritus y bajo el que todavía palpita ese joven que un día fue. Un joven que tomará a Minamoto como primer amigo y a Yashiro como un posible primer amor; todo ello bajo una personalidad de lo más divertida, pícara y traviesa. 

Crítica de Jibaku Shōnen Hanako-kun personajes - El Palomitrón

De esta forma, Jibaku Shōnen Hanako-kun confecciona un elenco principal de lo más variado que, a pesar de poder ser un tanto predecible o conocido, resulta muy encantador. Un trío que sabrá encajar en cada una de las subtramas que vayan apareciendo a lo largo de la temporada y que, además, deberá trabajar y entenderse para poder lidiar con esos misterios que encierra la academia Kamome de la forma más meticulosa posible. Porque sí, la historia no deja de conjugar continuamente ambos mundos y nos trasladará desde el terreno más humano hasta el más espiritual haciendo acopio de sus propias leyendas para narrar su historia. Porque al final, la obra de Iro Aida no es más que un viaje de tres estudiantes de la academia Kamome en el que deberán desvelar cuáles son los misterios que encierra y proteger así al resto de sus compañeros de los peligros provenientes del más allá. Peligros que tienen nombre y apellidos además de una historia de lo más palpitante a sus espaldas.

Bienvenidos al mundo de la imaginación

Para poder llevar a cabo esta producción y conseguir un resultado que haga justicia a la obra original en esta ocasión contamos con caras conocidas en el proyecto, caras que vimos brillar en 2019 y que, de nuevo, parecen haber entendido los enseres del título principal para poder trasladarlos a la pantalla de la mejor forma posible. De esta forma, serán Masaomi Andō —en términos de dirección— y Yasuhiro Nakanishi —realizando el guion— los que consigan trasladar el material de Iro Aida de forma excepcional, contando además con el respaldo y reputación del estudio Lerche. Un estudio que va perfeccionando su trabajo temporada tras temporada y que nos ha dejado con grandes producciones como Astra Lost in Space o Given meses atrás. Aunque ahora ha dejado el espacio y la música de lado para adentrarse entre los espíritus y debutar en 2020 con una de las mejores producciones de la temporada.

Crítica de Jibaku Shōnen Hanako-kun escenario - El Palomitrón

Siguiendo los pasos de la obra homónima y respetando los tempos de entrada y salida, la adaptación animada de Jibaku Shōnen Hanako-kun se caracteriza, ante todo, por contar con una exquisita carta de presentación en cada una de sus secuencias. Cartas que harán uso de las metáforas visuales más dinámicas que hayamos visto desde que se produjera hace meses la adaptación animada de Kaguya-sama: Love is War, además de crear unas composiciones estéticas de lo más atractivas que nos harán viajar entre lo estático y lo dinámico constantemente sin dejarnos con un sabor amargo en ninguna de sus propuestas. Tal vez su ejecución no encaje en la mente de todos los espectadores, pero a nivel visual es, junto al último trabajo de Yuasa, una de las producciones más interesantes de comienzos de 2020. 

Brilla a nivel de dirección, y aunque no sea la mejor animando las secuencias más dinámicas, conquista nuestros ojos con su paleta de colores en tonos cálidos  resaltando los diseños más estáticos con líneas algo más gruesas de lo habitual para seguir, como decíamos, con la estética de la obra original. Así, junto a una banda sonora a cargo de Hiroshi Takaki, la producción animada de Jibaku Shōnen Hanako-kun se convierte en una de las series más llamativas de la temporada. Destaca con una historia, cuanto menos, interesante; posee un elenco de personajes que encaja ante los ojos del público más generalista pero, ante todo, consigue conquistar nuestra mirada con su estética y puesta en escena. Una que, además de transportarnos a ese lugar lleno de misterio y sucesos paranormales, también se encuentra bañado por un diseño sugerente cargado de color, trazado y secuencias inolvidables. 

Banner inferior temporada anime invierno 2020 - El Palomitrón

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.