Compartir

Nicole Kidman El Palomitrón

A lo largo de la filmografía de Sofia Coppola se han tratado distintos temas, pero todos ellos con un sello propio y una elegancia que pocos directores logran alcanzar en los tiempos que corren. Sofia Coppola es de aquellas cineastas que sigue fiel a su cine y lo defiende. Y nosotros solo podemos agradecérselo y esperar a que cada tres o cuatro años, como nos tiene acostumbrados, estrene su nueva película, que siempre supone una delicia para los sentidos.

La seducción se ha llevado el premio a Mejor dirección en Cannes en la última edición del festival, convirtiendo a su directora en la primera mujer en 50 años que lo logra y la segunda en la historia del festival. Sofia Coppola nos propone un remake de la cinta El seductor, de Don Siegel, que a su vez se basa en la novela homónima de Thomas Cullinan. Una propuesta arriesgada por el hecho de que pueda llegar a caer en la tentación de no aportar nada nuevo. Pero la cinta no cae en esa trampa y evita que el espectador comience a hacer comparaciones para invitarle a disfrutar de una maravilla visual protagonizada por un reparto excepcional.

Elle Fanning El Palomitrón

Nicole Kidman (Lion, El editor de libros) y Kirsten Dunst (Figuras ocultas), con la que ya trabajó en Las vírgenes suicidas y María Antonieta, brillan por su elegancia y un aire misterioso que en cada escena parece ser parte de la esencia de sus personajes. La clave de esta obra reside precisamente en la actuación de ellas, aunque hay que destacar también a una fascinante Elle Fanning (The Neon Demon), cuyo talento no se ha desvanecido a lo largo de los años sino todo lo contrario, y con la que Sofia Coppola ya contó en Somewhere. La sorpresa aparece con Colin Farrell (La señorita JuliaLangosta), el eje central de la trama al convertirse en la fascinación y deseo de las integrantes de la escuela femenina. Todo un acierto en su elección, pues el espectador disfrutará con cada una de las interacciones de este con las mujeres hospitalarias que le salvan la vida.

La ambientación en La seducción nos vuelve a demostrar y confirmar que Sofia Coppola es una de las grandes expertas a la hora de situar sus historias y envolverlas en atmósferas totalmente adecuadas a su trama y personajes. Este remake cuenta con un tono oscuro y misterioso que consigue elevarla por momentos, hasta un final excelentemente ejecutado, de manera que hasta los seguidores de la película de Don Siegel lograrán mantener su interés hasta el desenlace.

Kirsten Dunst El Palomitrón

La seducción puede parecer demasiado formal o un título poco rebelde si tenemos en cuenta el bagaje de la directora, y es cierto que sus últimas propuestas recibieron duras críticas por su exceso en determinados aspectos, por lo que probablemente la joven directora ha optado esta vez por volver a la esencia de Las vírgenes suicidas, pisando así sobre seguro. Sin embargo, a veces vale la pena arriesgar, aunque conlleve la posibilidad de fracaso en crítica o en taquilla, pero dejando la puerta abierta a una obra que será recordada y aclamada a lo largo de la historia del cine. Claramente no estamos ante esta última opción, pero tampoco ante la primera.

La nueva película de Sofia Coppola atraerá a los cines a sus más fieles seguidores sin decepcionarlos, pero también debería hacer lo propio con el público en general, que disfrutará de esta historia oscura y elegante. Un filme que hipnotiza al espectador con su exquisita puesta en escena y el interés mantenido (y cultivado) durante todo su metraje. Muy recomendable.

LO MEJOR:

  • Su reparto estelar.
  • La ambientación, totalmente acertada.
  • La dirección de Sofia Coppola.

LO PEOR:

  • La ausencia de un toque distinto y transgresor.

Gabriela Rubio

No hay comentarios

Dejar una respuesta