Compartir

¿Se atreverían a adaptar una saga de libros de 4250 páginas en una hora y media? El director danés Nikolaj Arcel ha cogido una de las grandes obras de Stephen King, una saga compuesta de ocho libros escritos entre los años 1982 y 2004, y la ha llevado como un “valiente” a la gran pantalla con una primera parte que lleva el nombre de La Torre Oscura. Esta obra ya fue cogida por Marvel (los editores Ralph Macchio y Michael Horwitz) y adaptada al cómic junto al propio King, su colaboradora habitual Robin Furth y el novelista Peter David.

El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él. Para aquellos que no se hayan leído la obra (siempre están a tiempo), La torre oscura cuenta el largo recorrido del pistolero Roland Deschain, uno de los últimos pistoleros que aún quedan de la orden de caballería, que evita el caos en el Mundo Medio y que se encuentra en busca de una famosa torre conocida como la Torre Oscura, un edificio distinguido por converger en él todos los universos y que nos protege de los demonios. Otro de sus objetivos será destruir a su peor enemigo: el hombre de negro, personaje que querrá derribar dicha torre, y que para ello se encargará de secuestrar a niños con una esencia especial como Jake, un chico neoyorquino al que intentará recluir.

El escritor estadounidense se basó en el universo Tolkien a la hora de escribir esta saga, y tan importante es para él que novelas posteriores (El talismán, La niebla, It…) han tenido algo de conexión de esta gran obra. Tomando estos libros como punto de partida, Nikolaj ha coescrito el guion de su filme junto a Akiva Goldsman (Transformers: El último caballero), Anders Thomas Jensen (La hija del shamer) y Jeff Pinkner (La quinta ola). Un trabajo nada fácil, ya que King, uno de los autores más relevantes del género de terror y lo fantástico, es un autor muy complicado de adaptar, pero a pesar de ello le siguen adaptando, tanto en la grande como en la pequeña pantalla. Por ello, creemos que los fans de King no saldrán muy satisfechos de las salas. Independientemente de que hay que cambiar el chip de libro a cine (a pesar de que muchos todavía no son conscientes de esto a la hora de consumir una adaptación), los lectores que descubran La Torre Oscura verán que la esencia no está conseguida en la película: faltan datos por explicar de relevancia para entender este universo que King plasmó en papel, hay demasiada acción y rapidez en su ritmo (que, por otro lado, alegrará al espectador que venga de nuevas), con pobreza narrativa, y se centra la trama en lo más simple. Si bien King se merecía algo mejor, la cinta es correcta para pasar un buen rato en la sala de cine, sin llegar a reflexionar sobre la esencia de lo que el escritor nos plasmó en sus novelas, por lo que podemos estar seguros de que la película pasará sin pena ni gloria por las cartelerasEntre su elenco destaca Idris Elba como protagonista. Elba se mete en la piel del pistolero en busca de la torre que emprenderá su camino para encontrar ese lugar metafísico que une todos los universos en uno a través de un portal. Una misión que no será nada fácil, porque tendrá un enemigo que se lo impedirá: el malo malísimo hombre de negro, llamado Walter Padick, interpretado por Matthew McConaughey. Un hombre fuerte que destruirá a todo aquel que se le interponga en su camino. Junto a ellos hay que destacar la fantástica interpretación de otro de sus protagonistas, el pequeño Tom Taylor en el papel de Jake Chambers, un niño atormentado cada noche por terribles pesadillas, que cuando se despierta plasma en dibujos que más tarde verá que son realidad, ya que tendrá acceso a ese mundo paralelo. Tres personajes muy diferentes de épocas muy diversas: el viejo oeste, el futuro avanzado y el tiempo moderno del presente en Nueva York.

No sabemos si queremos que haya una segunda parte que abra la puerta de la franquicia para esta historia y la acabe de destruir, o quizá si preferimos darle una segunda oportunidad y ver si no caen en los errores de esta primera cinta. Decimos que el mundo ha cambiado. Tal vez lo que queremos decir en realidad es que ha comenzado a secarse.

LO MEJOR:

  • Pasar un rato agradable en el cine.
  • Tiene buenos efectos, fotografía y actores.

LO PEOR:

  • Parece haberse hecho deprisa y corriendo.
  • Convertir la complejidad y profundidad en poca sustancia.
  • Que se llegue a infravalorar la gran obra de Stephen King.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.