El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS

VIII EDICIÓN DE LOS PREMIOS PLATINO: JUANA ACOSTA NOS DESVELA SUS SECRETOS

El próximo 3 de octubre en IFEMA Palacio Municipal de Madrid se celebrará la VII edición de los Premios Platino, un evento  clave la difusión del cine iberoamericano, para que los éxitos que se consiguen en los festivales más prestigiosos se traduzcan también en excelentes resultados en las salas comerciales y que nuestro cine tenga la distribución que se merece. La gala, promovida desde 2014 por EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) y FIPCA (Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales) cuenta con el apoyo de las Academias e Institutos de Cine Iberoamericanos y aúna a los grandes talentos de las industrias de los 23 países iberoamericanos que participan, ensalzando a las producciones y a los creadores más destacados de cada año con veintidós galardones y un Premio PLATINO de Honor.

El actor mexicano Luis Gerardo Méndez presentará la gala junto a Juana Acosta, una actriz que está viviendo un momento muy dulce en su carrera con la reciente nominación a Mejor actriz secundaria por El incoveniente, su presencia en la serie de Netflix El inocente, o el inminente estreno de Las consecuencias, a las órdenes de la directora venezolana Claudia Pinto, en su segundo trabajo tras La distancia más larga, Goya a Mejor película en 2014 y Premio Platino a Mejor ópera prima también.

Presentar una gala que incluye 22 premios y que funciona como un puente entre industrias no es una tarea fácil y no todo el mundo aceptaría un reto de estas proporciones. Sobre su papel como conductora en la gala, Juana Acosta se sinceraba: “Te confieso que tengo mucho vértigo pero a la vez también siento ilusión y ganas. Para mí es un honor presentar esta gala junto a Luis Gerardo Méndez porque aunque ya haya hecho cosas parecidas lo cierto es que esta gala se mueve a otro nivel, por todo  lo que significa. Hablamos de un espectáculo con números musicales, humor, actores de todo latinoamérica, una alfombra roja muy potente… Y todo esto con una proyección muy fuerte a nivel internacional”; y sobre su papel como copresentadora junto a Luis Gerardo Méndez, también se pronunciaba: “Me siento muy arropada por él. Nos conocimos hace unos años en una gala Platino y desde entonces sigo con mucho interés su carrera y no tengo duda que se trata de un actor muy talentoso. Además, hemos conectado muy bien y todo son buenas sensaciones“.

Esta VIII edición de la gala de los Premios Platino no solo es un paso más en el camino de la nueva normalidad, también supone un puente magnífico entre las industrias cinematográficas latinas “Yo soy colombiana, llevo 21 años viviendo en España y de alguna manera siento que yo también he contribuido a tender puentes. La idea de generar un encuentro entre actores, directores y profesionales es algo que me parece maravilloso. Como también lo es que estos premios funcionen como ventana para nuestras historias, y que muchas de ellas alcancen una proyección internacional más importante, sin conformarse con ser historias locales que de otra manera no saldrían de sus países de producción. Gracias a los Platino yo he conocido muchos trabajos y el talento de muchos compañeros que de otra manera no habría podido descubrir“, apunta la actriz.

Y en un momento tan global no podíamos dejar de preguntar a la actriz sobre Crematorio, que este año ha cumplido su décimo aniversario y cómo ha cambiado el universo de las series desde que los hermanos Cabezudo alumbrasen una de las mejores ficciones televisivas que se han rodado en nuestro país: “Crematorio fue un antes y un después en mi carrera. Fue uno de mis primeros personajes con acento español y me valió el Premio de la Unión de actores, uno de los reconocimientos más importantes de mi carrera porque que me reconociesen mis propios compañeros para mí significó que por fin “estaba dentro”, que era una más y que formaba parte de algo. El trabajo de Jorge y Alberto Sánchez Cabezudo fue extraordinario a todos los niveles. Lo único malo es que no hubo segunda temporada (risas) y aún a día de hoy fantaseo con Alicia Borrachero sobre esa continuación que merece la serie. La evolución desde entonces ha sido muy potente y creo que España es referencia mundial en este terreno. Y Crematorio es parte de esta historia“.

Un papel, el de Juana Acosta, que viene a apuntalar un gran momento en su carrera: “Estrenamos Las consecuencias el próximo 17 de septiembre y casualmente mi compañero de reparto Alfredo Castro tiene dos nominaciones en estos premios Platino, Imagínate que acabe ganando alguno de los dos premios a los que opta en una gala presentada por mí ¡Sería fabuloso!; y también están pendientes de estreno La mirada de Lucía, con Imanol Uribe y Lobo feroz, con el director uruguayo Gustavo Hernández. Y ya en 2021 estreno en el Teatro Bellas Artes “El perdón”, una obra de danza teatro escrita por Juan Carlos Rubio que es vital para mí, y estoy terminando de rodar una serie para Apple TV que se llama Now and then con un elenco iberoamericano muy muy potente. Y con todo, el 3 de octubre ¡Presento los Platino!“.

Y con esa fecha en la agenda, la del 3 de octubre, esperaremos para saber qué producciones se alzan finalmente con los galardones Platino, con grandes favoritas como la colombiana El olvido que seremos y la guatemalteca La llorona; y sin perder de vista que España tiene una representación muy destacada, especialmente en el apartado de series con títulos tan portentosos como Patria o esa apisonadora que es La casa de papel. Por ahora el único premio asegurado es el de Honor, para Diego Luna y menos de un mes para una noche de celebración y unión, en cualquier caso.

Alfonso Caro 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.