El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

UGLYDOLLS: EXTRAORDINARIAMENTE FEOS

LOS ANTECEDENTES

En 2011, Illumination Entertainment se hizo con los derechos para producir una película sobre los peluches que dan nombre al título de esta crítica, que surgieron en 2001 y han tenido numerosas apariciones en la cultura pop. Por algún motivo desconocido, seguramente relacionado con el éxito de los Minions, la compañía renunció al proyecto, que acabó en manos de Robert Rodriguez y su compañía. Esa Troublemaker Studios que parece orgullosa de tener entre sus filas a Sin City junto Spy Kids, a Alita: Ángel de combate y Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl. Un estudio conocido por alternar sangrientas películas para adultos con otras sencillas historias infantiles. Ahora debutan en la animación con Uglydolls: Extraordinariamente feos, un patinazo considerable.

LA PELÍCULA

En la primera canción de la película (porque sí, es un musical) se dice la siguiente frase: “Quizás me pueda sentir fuera de lugar… pero la gente es super amable”. Y eso es un poco la historia, todo va mal, pero la gente es guay. “Somos feos, pero super amables”. Tenemos un problema ya solo con la base de Uglydolls. No nos gusta la superficialidad como punto de partida, desarrollo y motivo principal de la historia, aunque evidentemente acabe queriendo decir que todos somos bonitos, un mensaje algo mascado al que se podría llegar de otra forma.

Tampoco nos terminan de convencer los personajes, arquetipos sencillos con una única motivación (en muchos casos ninguna), y con un diseño ajustado a los peluches que, siendo sinceros, en pleno 2019 no resultan demasiado originales. Los lugares que visitan sí que tienen interés, en gran parte gracias a una brillante animación que puede presumir de quedarse tan solo a un par de pasos de las grandes productoras, solo fijarse en el agua o los pelos ya hace que la animación de Troublemaker destaque con orgullo. Igual que la dirección del veterano Kelly Asburry, antigua figura clave en DreamWorks que co-dirigió Spirit y Sherk 2. Aunque el material no sea el mejor, Kelly consigue crear un par de momentos bien logrados.

En defintiva, la película satisfará a niños de entre 3 y 7 años, tiene algún running gag divertido para los adultos y dura menos de hora y media, así que puede ser la opción perfecta si tus niños encajan en esa edad.

ELLOS Y ELLAS

Tanto en el doblaje en inglés como el español, Pitbull es el encargado de dar voz al muñeco-perro, lo cual ya de entrada nos parece un buen chiste. Lo hace con una gracia natural y un buen giro al aspecto musical. Aunque quien más destaca es Blas Cantó, que interpreta al villano de la función de forma muy satisfactoria y presume además de tener la mejor voz y la mejor canción (en todos los aspectos). Algo por detrás quedan Nerea Rodríguez, de la pasada edición de Operación Triunfo, cuyo papel protagonista le cae un poco grande, y Chenoa, de otro Operación triunfo, que demuestra que el doblaje no es su trabajo ideal.

LA SORPRESA

Aunque su trama vaya decayendo por momentos, las canciones suelen funcionar bastante bien. Hay dos que son realmente divertidas, y el resto suenan agradables y hacen que te muevas ligeramente del asiento. Y eso es de agradecer.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

La prueba que realizan los muñecos para acceder al mundo real es demasiado similar a la de Monsters University, pero aun así resulta interesante y acaba teniendo un final satisfactorio.

TE GUSTARÁ SI…

Tienes un niño de entre 3 y 7 años al que entretener durante una hora y media. Si haces que la vean dos veces seguidas, tú puedes meterte a ver cierta peli de superhéroes.

LO MEJOR:

  • Las canciones
  • El doblaje de Blas Cantó.
  • La animación.

LO PEOR:

  • Con facilidad aburrirá a los adultos.
  • La trama y los personajes están demasiado vistos.
  • Su moraleja, demasiado trillada.

Ignasi Muñoz

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.