El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

La primera cita - El Palomitrón
2019 CINE ENTREVISTAS NUESTRO CINE REDACTORES

LA PRIMERA CITA: CHARLAMOS CON JESÚS PONCE, SEBASTIÁN HARO E ISABEL AMPUDIA

La primera cita, el último filme del cineasta sevillano Jesús Ponce, se estrena este 1 de mayo y por ello tuvimos el placer de entrevistar a su director y a sus dos protagonistas: Sebastián Haro e Isabel Ampudia. Ellos nos contaron todos los detalles sobre este largometraje tan pequeño, que se ha rodado con tan poco presupuesto, pero que posee un mensaje muy positivo (dentro de un ambiente trágico) sobre el amor y la enfermedad de Alzheimer.

El filme cuenta la historia de Sebastián e Isabel, un matrimonio que, tras muchos años juntos, debe afrontar una situación complicada: la aparición prematura de la enfermedad de Alzheimer en el personaje de Isabel. Su marido, el cual no le ha manifestado casi nunca muestras de cariño, deberá afrontar los constantes olvidos por parte de su mujer, además de que lo confunda con otras personas y tenga cambios de ánimo asiduamente.

El director escoge la enfermedad de Alzheimer para hablar de un matrimonio al que la vida le brinda una segunda oportunidad para intentar ser más felices de lo que, a simple vista, lo han sido durante toda su vida. Como nos ha resumido el propio director: “son dos personas que no solo no se conocen, sino que están obligados a conocerse”.

Una continuidad

Jesús Ponce - El Palomitrón

El director Jesús Ponce nos contó que esta película supone una continuidad con respecto a todo lo que ha hecho anteriormente. Para ello, quiso optar por darle el protagonismo a los actores de su ópera prima, 15 días contigo (2005): “Tenía muchas ganas de volver a trabajar con los mismos actores y hacer un pequeño juego que era coger a las mismas personas y darles otras vidas”.

Para Isabel Ampudia este proyecto supuso su vuelta al cine y, sobretodo, “volver a trabajar con Jesús Ponce que, para mi, es fácil y difícil a la vez (…) preparar un personaje con calado, profundidad y felicidad. Fue un proyecto que lo he disfrutado desde el primer momento hasta el último”.

Sebastián Haro, por su parte, se mostró muy orgulloso de que Jesús Ponce le ofreciese este personaje: “Que te escriban una película con un personaje que se llama como tú es un regalo. A Isabel y a mí nos ha hecho un regalo (…) supuso mucha responsabilidad, una carga para que el trabajo fuese lo más brillante posible. Dentro de lo pequeña que es la película, el guion así lo requería. Estoy muy satisfecho con el resultado”.

Alzheimer y amor

La primera cita - El Palomitrón

Preguntamos al director por qué había decidido tratar una historia de amor con el subtexto de que la protagonista padece una enfermedad temprana de Alzheimer. “Esta idea surge de un buen amigo mío (…) algo que se ha planteado mucho en la novela pero en el cine solo a través de ciencia ficción y no de manera cotidiana: el hecho de que nosotros somos memoria, somos lo que recordamos. Tu eres lo que recuerdas, lo que no recuerdas no lo has vivido. Entonces aquí el planteamiento era que cuando una mujer tiene pérdidas de memoria, o lagunas y confesiones, para ella es su verdad. Tiene una ausencia y te confunde con otra persona, pero lo interesante es cómo reacciona la otra persona, porque en el fondo al que se le rompen los esquemas es a la otra persona, no a la que lo padece”.

A pesar de que la excusa para que surja el conflicto sea el Alzheimer, la película habla de otras muchas cosas como es la historia de amor entre los dos protagonistas, es decir, tal y como nos contó la protagonista sirve la enfermedad “para contar lo que pudo haber sido y lo que intentarán (o no) que vuelva a ser. Yo creo que la película habla sobre relaciones gastadas y cómo relacionarse con cosas nuevas, pero no es Amor de Michael Haneke, sino que es algo mucho más serio y avanzado, está hablando de la vida que no fue”.

Algo más positivo se mostró el protagonista, Sebastián Haro, para el que la película “es un drama maravilloso hasta llegar a la felicidad pura”

La cotidianidad gris

La primera cita - El Palomitrón

Jesús Ponce nos contó también que era justo contar la historia de una mujer casada y resignada en un momento en el que, socialmente, el género femenino está reclamando tantas cosas: “Todo lo que le corresponde, sus derechos (…) pero había un aspecto que no se había tocado (en el cine español) que era el maltrato cotidiano, que no tiene nada que ver con el desprecio sino con el menosprecio que está más asumido en este país e incluso bien visto. Por ello, pensaba que había que contarlo y desde el lado masculino siendo un problema femenino, sin sentirme autoridad de nada pero como alguien que ha visto tantas veces esa actitud. Simplemente había que decirlo. Salió de dentro”.  Las palabras del director fueron corroboradas por Isabel Ampudia pero añadió: “Hay hombres así en todo el mundo, pero también habrá mujeres. Todo es según la educación o la situación social de cada uno”.

Sebastián Haro, por su parte, nos contó que se dejó llevar por un personaje “estricto, que solo ve la vida de un color y no hay más color que el suyo. Ve la vida de una forma y los demás tienen que estar al servicio de él: si esto es blanco, es blanco. No hay gris. Pero además, él ve gris la vida, es un hombre gris…”

La escena más emotiva La primera cita - El Palomitrón

Ambos actores estuvieron de acuerdo en afirmar que la escena más emocional de todo el largometraje, la cual se desarrolla casi al final de la película, llega cuando Sebastián le prepara el desayuno a su mujer y le lee una carta que, torpemente, le ha escrito en una libreta.

En ella expresa su amor ante la atenta mirada (silenciosa) de su mujer. “Mi personaje quiere a su mujer pero no sabe expresarlo y esa escena final es espectacular, pocas escenas del cine español tienen una cosa tan bonita, que no te la esperas. Es un placer verte a ti mismo cómo entregas tanto y abres el alma para que salga tanta sensibilidad. Un militar torpe, tonto, gilipollas y rancio que de pronto es capaz de escribir una carta y decirle a su mujer: ‘¿Eres consciente de quien soy? Porque voy a leerte esto y necesito que lo seas’ (…) y así le cuenta cómo a través de los demás se ha dado cuenta de cómo ha sido su comportamiento. Eso es precioso. El mensaje de la película es eso: tienen que ocurrir cosas para darnos cuenta de qué somos y de qué hemos vivido y tiene que pasar algo muy gordo porque sino no te das cuenta” nos contó el protagonista, Sebastián Haro.

El actor quedó sobrecogió cuando leyó en el guion esta escena y se la quiso preparar muy a fondo, algo que afirmó también su compañera de reparto: “Sebastián Haro tenía muy claro cómo tocarlo. Cómo él lo hizo me puso los pelos de punta y me obligaba a estar escuchándolo y no entrar en la empatía como personaje. Era muy potente lo que estaba contando (…) al principio estaba planteado como un ‘no te creo’ hacia su marido, pero al final se planteó con un ‘te voy a escuchar’. No podía no escucharle…”

Conclusiones

La primera cita - El Palomitrón

Tanto los dos protagonistas como el propio director coincidieron en describir la película como esperanzadora, de cómo tienen que ocurrir cosas para que “nuestra vida cambie de color y de pensamiento” como reflejó a través de sus palabras el protagonista de este filme.

“Nunca es tarde para aprovechar todo lo que pasa a tu lado y para amar profundamente. Es una película positiva, empezar por el drama para llegar a ese final…” (Isabel Ampudia) Ese final donde los protagonistas rememoran su primera cita, bailando bajo los rayos del sol que adornan la playa, esa playa donde hace muchos años se declararían su amor. El tiempo ha pasado y tal y como afirma su propio director: “Ella (debido a la enfermedad) puede volver a vivir su primera cita cada vez que quiera”. No hay mensaje más bonito que ese para terminar un film de estas características.

Con todo ello, solo nos queda recordar que La primera cita se estrena este miércoles 1 de mayo.

  

Javier Valera

 


EL ALZHEIMER EN EL CINE

#ContenidoRelacionado

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.