El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

La primera cita - El Palomitrón
CINE CRÍTICAS NUESTRO CINE REDACTORES

LA PRIMERA CITA

LOS ANTECEDENTES

El director sevillano Jesús Ponce debutó en 2005 con el filme 15 días contigo donde mostraba la rutina de dos seres a los que la vida volvía a unir. Para su ópera prima otorgó el protagonismo a dos actores, Sebastián Haro e Isabel Ampudia, con los que volvería a contar a lo largo de los años. La última colaboración, como protagonistas, con estos dos interpretes originó La primera cita, el último filme del cineasta.

La última película de Jesús Ponce llega a los cines este próximo miércoles 1 de mayo.

LA PELÍCULA

Una mujer, Isabel (Isabel Ampudia), que nunca ha recibido la atención ni el cariño por parte de su marido. Sebastián (Sebastián Haro), un militar prejubilado con ideas bastante conservadoras y machistas. Dos personajes destinados a acercarse e intentar recuperar el tiempo perdido a causa de la aparición de la enfermedad del Alzheimer: Isabel comienza a mostrar síntomas prematuros de la enfermedad, y su marido debe afrontar cambios de ánimo, olvidos y verdades ocultas.

El filme de Jesús Ponce parte de una idea, como es la sintomatología temprana que puede producir el Alzheimer, para hablar de otros temas que giran en torno al desgaste de una pareja que lleva muchos años juntos pero que, sin embargo, no se conocen el uno al otro o, mejor dicho, él (Sebastián Haro) no la conoce del todo a ella (Isabel Ampudia) por desinterés y conformismo. Resulta un acierto ver como se produce una transformación, pausada y lenta, en el personaje masculino. Por otro lado, un cambio en la forma de comportarse en ella, propiciado por la prematura enfermedad, revela también una personalidad liberada que abandona la resignación vivida durante años, aunque sea a través de los síntomas de la enfermedad.

Vemos como el director nos sumerge en una historia de personajes que deben realizar un viaje al pasado, consciente o insconsciente, para entender la situación en la que están ahora y, averiguar o no, si su relación está destinada a perderse o a volver a vivir una nueva oportunidad. Se trata de personajes solitarios, con secretos “confesables” y antiguos amores, que afrontan una nueva etapa vital marcada por la tragedia. Por lo tanto, estamos ante una película de tono melodramático que sabe utilizar la comedia como estrategia para compensar la intensidad dramática pero que, al final de su último acto, abandona todo el costumbrismo que ha estado esbozando en los primeros actos para reflejar, en una escena, el verdadero amor que se sienten los dos protagonistas, conformando, así, una de las escenas finales más bellas que se han visto en los últimos años en nuestro país: una declaración de amor torpe y bienintencionada de un ser que ama a su mujer y no sabe cómo decírselo.

La primera cita - El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

La película es una historia de dos personajes interpretados por Sebastián Haro e Isabel Ampudia. Son ellos los únicos protagonistas de esta historia. Consiguen hacer creíbles, en todo momento, unos papeles llenos de matices contradictorios y, pese a la dificultad que supone interpretar a unos personajes de tal complejidad, desprenden una naturalidad deslumbrante. Jesús Ponce demuestra ser un gran director de actores. También se evidencia que el empeño por tener unos personajes protagonistas del todo potentes descompensa, en cierto modo, la calidad de algunos actores secundarios. Pese a ello, es de justicia destacar el papel que realiza Mercedes Hoyos, en un papel (de prostituta) determinante para que el protagonista decida encauzar su vida de ahora en adelante.

Secundarios como Víctor Clavijo y Darío Paso no tienen un peso muy determinante, y se quedan sus personajes en simples colaboraciones especiales en este proyecto tan pequeño y tan grande, a la vez, en cuanto a contenido.

LA SORPRESA

El filme sorprende porque trata un tema para nada demasiado visto en el cine español: el desgaste de las relaciones personales en un matrimonio que lleva muchos años, donde no hay violencia doméstica ni muchísimo menos, pero sí un desprecio involuntario por parte del hombre y una insatisfacción por parte de la mujer. Dos seres resignados a lo que la vida les ha deparado.

La primera cita - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Una de las escenas más emotivas se desarrolla al final de la película y se produce cuando el personaje de Sebastián Haro le escribe una carta a su mujer donde intenta demostrarle el amor que siente hacia ella, cosa que no había hecho hasta ahora. La escena tiene una enorme carga sentimental y resulta imposible no emocionarse al visionarla. Una frase que le pronuncia a su mujer lo resume todo: “Te voy a hacer muy feliz aunque no me reconozcas”.

TE GUSTARÁ SI…

Si te gustan las historias de amor puras, verdaderas, trágicas y sin sentimentalismos gratuitos.

LO MEJOR

  • La complicidad que muestran los dos protagonistas, Sebastián Haro e Isabel Ampudia, en todo momento.
  • Que Jesús Ponce consiga contar una historia tan dramática desde un tono entre lo emotivo y lo cómico.

LO PEOR

  • La aparición de algunos secundarios cuyos personajes no están del todo desarrollados.

Javier Valera

¡Gracias por participar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.