El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PRIMERAS IMPRESIONES REDACTORES SERIES

DEEP WATER: HISTORIA DE LA SUPERFICIE

Deep Water Protagonistas El Palomitron

Deep Water es la nueva serie británica que Filmin ofrecerá en su catálogo a partir del martes 26 de mayo. Basada en la saga Windermere de Paula Daly, su estreno en la plataforma streaming ITV Hub atrajo la atención de más de 6 millones de espectadores en el Reino Unido. La encargada de llevar esta saga a la pequeña pantalla, en formato miniserie, es Anna Symon, guionista de series como Mrs.Wilson o El fin de un imperio, ambas también en Filmin. Comparada con Big Little Lies por argumento y base literaria, lo que encontramos en Deep Water casi nada tiene que ver con la serie de HBO.

Deep Water: la serie y sus protagonistas

Creada y protagonizada por mujeres, Deep Water encuentra en el triángulo protagonista la forma de una historia que pretende describir a diversas mujeres de la actualidad. Con distinto rango social, diversas condiciones económicas y aspiraciones varias, Roz, Kate y Lisa llevan a sus hijos al mismo colegio y, además, comparten amistad. La desaparición de la hija mayor de Kate, Lucinda, será investigada por el personaje de Faye Marsay (Juego de Tronos) y forzará a las tres protagonistas a destapar las mentiras que han ocultado por salvar sus familias.

Roz (Sinead Keenan) debe sacrificarse para mantener su casa y a su hija, mientras su pareja lidia con su adicción al juego. Lisa (Anna Friel) quiere crecer como persona, pero sus compromisos familiares chocarán con los intereses de Kate (Rosalind Eleazar) por esconder un gran secreto para recuperar a su marido. Hijos, parejas, carrera y una amistad comprometida que amenaza con desvelar todos los secretos.

Deep Water y la mujer del siglo XXI

En los últimos años, las series y la literatura han centrado su atención en exponer las barreras que las mujeres encuentran en su día a día laboral y personal. Su relación con el mundo va más allá de sus parejas y, ahora, también vemos historias en las que se cuentan otras facetas de la vida de las mujeres como el trabajo, sus aspiraciones personales o la maternidad. Esto tampoco es excesivamente novedoso, existe literatura al respecto y, desde hace décadas, contamos con testimonios sobre la maternidad, aunque hemos tenido que esperar a las publicaciones recientes para que se rescaten viejos títulos y florezcan nuevos como Quién quiere ser madre de Silvia Nanclares (Alfaguara, 2017) o Las madres no de Kaitxa Agirre (Editorial Tránsito, 2019).

Las series no se han quedado atrás y enseguida han adaptado superventas que ponían en valor la dificultad de la conciliación además de otras tramas alejadas de los pequeños retoños. Un claro ejemplo lo tenemos en Big Little Lies, el éxito de HBO con el que se ha comparado a Deep Water y que tocaba temas como el acoso escolar, la violencia de género o la violación. Añadimos a esta lista la recién estrenada en Amazon Prime Video, Pequeños fuegos por todas partes que, además de basarse en el libro de Celeste Ng, pone sobre la mesa temas como la xenofobia, los vientres de alquiler, la desigualdad social y la identidad.

El flaco favor de la comparativa

Deep Water “hace aguas” (nos vais a permitir el simple juego de palabras) por varios lugares. Si una serie va a tratar temas de actualidad y que ya han sido revelados en otras ficciones no supone en sí un problema, siempre que se haga bien y de forma original. En el primer episodio nos hablan de bullying entre los hijos de las protagonistas, pero luego esto se pierde en la espesura de las tramas principales. A esto le añadimos las manidas infidelidades, una desaparición que no es tal y el personaje de la policía y vecina de Roz que pretende tener su propia trama, pero parece tener utilidad sólo para rellenar minutos de un capítulo.

A los temas de siempre, contados sin ninguna originalidad y resueltos con una simplicidad que se aleja de la profundidad de su título, tenemos que añadirle que las interpretaciones no nos dejan estupefactos. Quizás destacar la actuación de Sinead Keenan (Doctor Who), a pesar de que su trama no se desarrolla ni con el realismo ni la importancia que merece. Las comparaciones son odiosas y si enfrentamos a Deep Water con Big Little Lies, la primera pierde porque sus tramas no están tan bien diseñadas ni sus personajes son tan carismáticos. Tampoco ayuda que el estreno de Pequeños fuegos por todas partes haya sido escasos días antes que el de Deep Water.

Los temas tratados en Deep Water son de lo más interesantes y actuales, aunque ya hayan sido contados. Hay historias que deben ser contadas muchas veces para que su representación suponga el conocimiento para el gran público de unas problemáticas reales que quizás no se están escuchando. Lo que ocurre es que le mundo de las series es muy competitivo y la forma de contarlo es clave a la hora de mantener al espectador pegado a la pantalla.

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 26 de mayo
  • Plataforma de emisión:  Filmin
  • Número de episodios: 6
  • Duración aproximada: 40-45 minutos
  • Te gustará si te gustan… Las historias de mujeres y sus problemas cotidianos con tintes misteriosos

Lorena Rodríguez

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una tarde, con siete añitos, entré en el salón cuando mi madre veía El Padrino. La escena en cuestión era la del caballo y mi madre me gritó que no mirase, pero miré. Desde aquel entonces no pude dejar de mirar, de observar y soñar. Lo más cerquita que pude quedarme del cine fue haciéndome historiadora del arte. El cine es mi Tardis, un Delorean que me hace la vida real más fácil. Mi primera serie fue Urgencias, siempre fiel, a pesar de lo mal que la trató la tele. No sé decirle que no a una serie.