El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

DOSSIER SERIES REDACTORES SERIES

QUÉ ESPERAR DE LA SEGUNDA TEMPORADA DE BIG LITTLE LIES

Big Little Lies cuenta con veinte premios en su vitrina particular (entre ellos ocho Emmy y cuatro Globos de Oro), fue una de las grandes revelaciones del panorama seriéfilo en 2017, y no vamos a engañarnos: nos fascinó. Justamente por eso confesamos que tuvimos bastantes dudas en cuanto comenzaron a propagarse rumores de una segunda temporada. El retorno de Big Little Lies parecía cada vez más cerca de convertirse en una realidad, y a priori teníamos motivos para estar reticentes a que esto sucediera. En primer lugar, la miniserie de HBO fue lanzada como eso mismo: una serie limitada. Además, la adaptación abarcó la novela homónima de Liane Moriarty de principio a fin. Entonces, ¿por qué estirar el chicle?

El pseudo-cliffhanger al final de la primera temporada ya dejaba entrever que HBO se resistía a dejar ir tan pronto un producto de semejante calidad y éxito, especialmente cuando este cuenta con uno de los repartos más estelares y en plena forma de la pequeña pantalla. Deteniéndonos a pensarlo un poco más, sí que la serie dejó algunas lagunas con respecto al libro. Y volver a ver a las chicas de Monterrey era demasiado tentador. A medida que se han ido publicando las imágenes promocionales y el tráiler, hemos ido ganando confianza en que no harían volver Big Little Lies para nada. Queremos compartir con vosotros toda la información que nos ha ayudado en ese proceso de aceptación de la segunda temporada; ya que, necesario o no (habrá que esperar a ver la temporada completa para valorar), el regreso de Big Little Lies es algo que no tenemos pensado perdernos por nada del mundo.

Atención: el siguiente artículo contiene spoilers de la primera temporada y la novela

Lo que la serie se dejó sin contar

Cuando hablamos de los pequeños flecos que la adaptación televisiva se dejó (a todas luces a propósito), tenemos que hacer referencia directa al personaje interpretado por Zoe Kravitz. Si bien no es parte del triunvirato protagonista, Bonnie acaba siendo la artífice detrás del empujón que quitó la vida al marido de Celeste en el final de la primera temporada. La serie mantuvo en su epílogo la sororidad de las demás madres para cubrirle las espaldas ante la policía, pero obvió cualquier atisbo de la conversación que Bonnie mantiene con Celeste en el cierre de la novela y que explica el motivo por el cual lo hizo. La pista clave reside en las palabras que le espeta Bonnie a Perry cuando pierde el control (igualmente omitidas en la serie): ellos también ven. Se refiere a los hijos gemelos de Celeste y Perry, que al igual que ella cuando era pequeña, han tenido que presenciar el maltrato de su padre hacia su madre. Al haber pasado por un trauma así, Bonnie no puede soportar ver cómo la historia se repite en otras parejas.

Lo que sabemos de la segunda temporada

Visto lo que faltó por explicar en la serie, parecía lógico pensar que la segunda temporada de Big Little Lies tendría a Bonnie como protagonista central. Sin embargo siete episodios son demasiados para hacer de esta trama el eje narrativo principal y más teniendo en cuenta el pecado que sería dejar a la sombra a Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley y Laura Dern. Incluso Alexander Skarsgard que seguro volverá a golpe de flashback.

Por suerte no tenemos que preocuparnos por una continuación a la altura, pues visto el éxito de la primera temporada, lo primero que hicieron los responsables de la serie fue consultar con Liane Moriarty las posibilidades de seguir explorando los personajes de su novela. Naturalmente la escritora acabó comprometiéndose a darles lo que buscaban. Así pues ,en esta segunda temporada no solo repite el reparto principal en su totalidad, sino que además el guión vuelve a estar escrito por David E. Kelley (quién ya estuvo nominado a los Emmy por la primera temporada), tomando como referencia el nuevo material que Moriarty ha escrito expresamente para la secuela seriéfila. La dirección de los siete episodios la ha asumido Andrea Arnold (American Honey, Transparent).

Es la primera vez de Arnold en Big Little Lies, pero si hablamos de debuts toda la expectación y el hype recae sobre Meryl Streep que da el salto a la televisión para interpretar a la madre de Perry Wright. Su personaje se llama Mary Louise al igual que ella misma, y no es casual. Liane Moriarty, que en un primer momento no estaba a favor de alargar la miniserie, acabó cediendo por la motivación de crear un personaje inspirado en su actriz favorita. Streep aceptó sin tan siquiera leer el guión, no lo necesitaba. En sus propias palabras “Big Little Lies es lo mejor que se ha hecho en televisión”. Mary Louise será el motor de la segunda temporada. Llegará a Monterrey buscando respuestas ante la muerte de su hijo, y aunque su nuera y las amigas de esta estén cerradas en banda, no cesará hasta que la verdad vaya saliendo a la superficie.

En esta nueva tanda de capítulos veremos cómo el “perfecto” universo de Big Little Lies se resquebraja de diversas formas, afectando e incluso poniendo en jaque las vidas y las relaciones de las protagonistas. El thriller que imperó en la primera entrega da paso a una reinvención más costumbrista de la serie en la segunda, adentrándose en el terreno de las consecuencias circundantes a la muerte de Perry. Celeste y Bonnie serán las principales damnificadas; la primera de ellas tendrá que lidiar con la pérdida de su marido y la crianza de sus hijos en solitario, además de seguir enfrentándose a sus cicatrices que no desaparecerán por haberse borrado del mapa su agresor; Bonnie sentirá sobre sus hombros la culpa de haber matado a alguien, y a su vez es muy probable que reafloren sus fantasmas del pasado. Por su parte ahora que Jane ha visto “resuelto” el misterio en torno a la verdadera identidad de su violador, tratará de seguir adelante con su vida, Madeline tendrá una situación cada vez más complicada con su marido y su hija mayor, y Renata por primera vez tendrá un vínculo de “amigas” real.

Además de todo esto, se incorporan nuevos personajes a la serie entre los que destacan: Crystal Fox y Martin Donovan como los padres de Bonnie, y Douglas Smith como un joven que cobrará especial relevancia en la trama de Jane. Otra de las novedades es que como es lógico, ya no estarán los característicos interrogatorios policiales que se intercalaban en la primera temporada.

Con este plantel se nos presenta una “nueva” Big Little Lies (Nicole Kidman ha advertido de que primera y segunda temporada no son comparables) que ahondará en el desarrollo de unos personajes de los que ya nos enamoramos la primera vez. Volveremos el lunes con las primeras impresiones del arranque de temporada, pero poco más nos falta para estar 100% convencidos de que darles una segunda oportunidad a las mamás de Monterey seguro merecerá la pena.

 

Aitziber Polo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.