Compartir

Mamá y papá-Padres- El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

En pleno 50 aniversario de Sitges se oía hablar de este filme como una de las comedias alocadas del festival de esa edición. Con eso y con nuestro alto grado de disfrute, el éxito estaba asegurado con Mamá y papá, el último trabajo de Brian Taylor (Gamer), filme que viene a España de la mano de Universal Pictures.

 LA PELÍCULA

Mamá y papá trata de dos hermanos, Carly y Josh, que viven felizmente en casa con sus padres. Un día aparentemente normal, estos llegan a casa de vuelta del trabajo y sus comportamientos han cambiado totalmente con sus hijos: quieren matarlos. Pero no serán solo ellos: como si de una epidemia zombi se tratase, todos los padres de la ciudad entrarán en un odio colectivo contra sus hijos que querrán arreglar con las manos y más de un instrumento doméstico…

Esta es una comedia surrealista, cuyo guion alocado y enérgico está escrito por su mismo director. Una narración que en muchos momentos es ridícula y divertida, pero esto es lo que funciona en este tipo de filme que quiere mostrar las relaciones entre padres e hijos, algo que sucede pero que nadie se atreve a tocar en una película. Un largometraje que nos hizo pasar muy buen rato en festivales como Sitges y Nocturna, y que asegura risas en la pantalla de cine. Tranquilos, porque es de género, pero no da nada de miedo: es humor negro cien por cien, que hará disfrutar a todo aquel que tenga ganas de echarse unas risas en el cine y ver un poco de sangre, pero nada grave. Mamá y papá es un largometraje retorcido, atrevido y mal pensado, y eso nos apasiona como seguidores de este tipo de cine.

Mamá y papá-Padre- El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Anne Winters (#RealityHigh) es la hermana mayor, Carly, una joven con novio, independiente y adicta a las redes sociales que cuida de su hermano pequeño, Josh, interpretado por Zackary Arthur (La quinta ola). Los niños harán unos papeles correctos, pero aquí quienes brillan en su actuación son el mítico Nicolas Cage como Brent y Selma Blair como Kendall, los padres de estos dos niños que nos atrevemos a decir que nos darán los momentos de mayor tensión, las interpretaciones más locas y surrealistas (sus caras lo dicen todo) de toda su carrera profesional. Este panorama se puede también asemejar al del gato persiguiendo al ratón.

LA SORPRESA

Nuestra sorpresa fue el planteamiento original del guion, pues habla de lo que seguramente muchas veces a muchos padres se les haya pasado por la cabeza en la vida real con sus hijos cuando les sacan de sus casillas (aquí llevado al extremo, claro). Este caos y ataque de locura que se desata en el filme repentinamente, como si de una epidemia zombi se tratara y los niños fueran carne, nos encantó. Aquí los monstruos son los padres; este es un enfoque diferente que nos ha sorprendido muy gratamente y que queremos destacar, junto a su banda sonora con toques ochenteros y lleno de sintetizadores de Mr. Bill.

Mamá y papá-Madre- El Palomitrón

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Hay muchos momentos destacables y divertidos, pero por quedarnos con alguno os resaltamos aquel en el que el personaje de Nicolas Cage va como un loco detrás de su hijo, o cuando Selma Blair intenta engañar a sus hijos para que abran la puerta del sótano: esta es maléfica y, a la vez, brillante.

TE GUSTARÁ SI… 

Te gustan las comedias negras que te descuadren a lo loco…

LO MEJOR

  • Su guion original, alocado y atrevido.
  • Los papeles de Nicolas Cage y Selma Blair.
  • Risas aseguradas.

LO PEOR

  • Al que no le guste el humor negro, no lo pasará bien.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.