El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

Bárbara Lennie Luna Pamies El Agua - El Palomitrón
CINE CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: EL AGUA

Historias para no contar

ANTECEDENTES 

Elena López Riera debuta con su ópera prima “El Agua”, una propuesta original que da voz a la mitología de los pueblos y a la necesidad de huir con la llegada la madurez.

Se trata de un salto al largometraje después de una reconocida carrera como cortometrajista. Su primer trabajo “Pueblo” (2015) se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. A este le siguió “Las vísceras” (2016) estrenado en el Festival de Locarno. Tras el éxito de su último trabajo “Los que se desean” (2018), ganador de diversos galardones internacionales como el Pardino d’Oro al mejor cortometraje en el Festival de Locarno, una mención especial en el Festival de San Sebastián o el Gran Premio de ZINEBI entre otros. Riera salta a la gran pantalla con uno de los debuts más interesantes en lo que llevamos de década. Un proyecto distribuido por Filmin y Elastica, que llegará a los cines el 4 de noviembre. 

LA PELÍCULA

Desmarcarse de argumentos sencillos que inviten a un éxito asegurado en una ópera prima es una tentación que solo los fuertes de espíritu pueden esquivar. Adentrarse en una reflexión simbólica, en la que se entrelaza la leyenda con las emociones humanas es una tarea que solo los valientes pueden afrontar; Elena López Riera la afronta y aprueba con nota.

“El Agua” nos situa en el verano de un pequeño pueblo en el sureste de España, una tormenta amenaza con desbordar de nuevo el río que lo atraviesa y la leyenda cuenta que las mujeres que están destinadas a desaparecer tienen “el agua dentro”. Si el río te llama no puedes hacer nada porque te arrastrará con él.

Crítica El Agua Elena López Riera - El Palomitrón

Entre mitología y malos augurios vive Ana (Luna Pamies), junto a su madre (Bárbara Lennie) y su abuela (Nieve de Medina). Una tríada de mujeres a las que el resto del pueblo juzga entre susurros por estar malditas y que tratan de lidiar con sus propios fantasmas.

Tirando de leyenda popular y de costumbrismo, Riera teje un relato cargado de simbolismo y elementos mágicos donde las mujeres son las protagonistas. No hay terror, no hay dramas, ni tampoco enredos, solo elementos que se conectan entre sí. La directora alicantina se toma su tiempo para ir profundizando en el interior de Ana, en su paso a la madurez y en el temor que siente por estar marcada. Todo ello acompañado de conversaciones en las que se entrelazan los conflictos generacionales y en las que el agua es una protagonista más de la historia.

Con una fotografía impregnada del folclore español, Riera consigue transmitir al espectador la atmósfera y sensaciones que viven los protagonistas. Desde la angustia que siente Ana y su temor a esa agua que amenaza con llevársela, al olor a café y cigarros que preside la reunión de mujeres en las que las historias de la familia actúan como Oráculo de Delfos de sus propios conflictos.

ELLOS Y ELLAS

El Agua Luna Pamies Filmin - El Palomitrón

Uno de los puntos más interesantes de la película es la elección de su elenco. Guiados por dos actrices de renombre como Nieve de Medina y Bárbara Lennie, el reparto se conforma de rostros desconocidos para el público. Tal es así que su propia protagonista llegó al proyecto casi de casualidad.

Apostar por un elenco primerizo es un movimiento arriesgado que en este caso da un gran resultado. Luna Pamies es un animal escénico que conquista la cámara con su naturalidad. Su química con Lennie y Medina es perfecta, creando un clima cotidiano y hogareño en cada una de sus secuencias.

Mención especial al grupo de amigas de Ana, que logran desarrollar escenas con conversaciones adolescentes tan espontáneas y carentes de artificio que a veces cuesta creer que estén guionizadas.

LA SORPRESA

El descubrimiento de Luna Pamies, un talento en ciernes. 

LA SECUENCIA/EL MOMENTO 

La escena de Ana con su madre y su abuela tomando café y charlando con una de sus tías. Tan real y costumbrista como la vida misma. 

LO MEJOR 

  • El argumento de la historia, original y poco común.
  • Las actrices protagonistas.
  • La naturalidad del reparto.

LO PEOR

  • La falta de un mayor desarrollo al personaje que interpreta Bárbara Lennie, se hace alusión a su pasado pero no se profundiza en ella. 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.