El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

CUATRO MANOS

LOS ANTECEDENTES

El sol de verano parece que lentamente comienza a retirarse tras dejarnos unos meses de grandes estrenos en nuestras pantallas, como Érase una vez en Hollywood, Fast & Furious: Hobbs and Shaw, Spider-man: Lejos de casa o Historias de miedo para contar en la oscuridad. Llega septiembre y avisamos de que no decae ni un poco el panorama cinematográfico gracias a algunas películas de las que ya hablaremos en detalle en El Palomitrón. De  momento, comenzamos con nuestra crítica de Cuatro Manos, la ópera prima del joven director alemán Oliver Kienle, que se estrena en salas españolas el próximo 13 de septiembre.

LA PELÍCULA

En la película que hoy nos ocupa, las protagonistas Jessica y Sophie sufren el traumático episodio de ver a sus padres ser asesinados cuando estas aún eran dos niñas. A partir de ese instante, la mayor de las dos, Jessica, se vuelve extremadamente protectora con su hermana, rozando lo enfermizo y temiendo aún por la vida de ambas. Esta obsesión llega a su máxima expresión veinte años después, cuando se enteran de que los responsables de los asesinatos han salido de la cárcel. Poco a poco, Cuatro Manos se va convirtiendo, después de otro determinante punto de inflexión en la primera parte del film, en un inteligente juego mental de venganza que llevará a todos los personajes al límite.

Como se puede ver, el planteamiento de esta película alemana es, como mínimo, interesante. Efectivamente, estamos ante una cinta intensa, desconcertante, oscura y, en muchas ocasiones, incómoda. Un thriller psicológico en el que, como es habitual en este género, nada es lo que parece y en el que su joven director, Oliver Kienle, no tiene la más mínima intención de facilitar al espectador la tarea de averiguarlo. Esto no es negativo. El pulso que mantiene el cineasta con el indefenso público, a través de logrados y experimentales movimientos de cámara y un tono que en varios momentos recuerda al mejor David Fincher de Zodiac, es un auténtico disfrute dentro del psico-thriller. 

El viaje en los dos primeros tercios de película se disfruta aun no teniendo ningún tipo de pista o respuesta. Desgraciadamente, Kienle no consigue que ese juego dure los 89 minutos de metraje, llegando los problemas precisamente cuando parece que la resolución comienza a asomarse (o no).

Cuatro Manos consigue diferenciarse y desmarcarse de otros thrillers psicológicos de los que bebe y nos ofrece un reto interesante como espectadores. Sin embargo,  no podemos evitar reconocer que lo prometido no llega a cumplirse y se queda (y nos deja) a medio camino entre el éxtasis y la indiferencia.

Christoph Letkowski Crítica de Cuatro Manos - El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

En nuestra crítica de Cuatro manos, para hablar del reparto queremos y debemos comenzar con las dos protagonistas que componen la dualidad de personalidades que tratarán de tomarse la justicia por su mano. Frida-Lovisa Hamann (Sophie) y Friederike Becht (Jessica) dibujan con sus actuaciones, opuestas pero al mismo tiempo tan dependientes la una de la otra, dos personajes que en el guion no están particularmente bien definidos, y que ellas dos logran presentar y hacer comprender al espectador.

En un papel secundario está Christoph Letkowski interpretando a Martin, del que hablaremos un poco más adelante, ya que se trata de uno de los mejores elementos que tiene Cuatro Manos.

LA SORPRESA

Dejando la resolución final a un lado, digamos que la mayor sorpresa de todas está en descubrir lo que se nos va contando a fuego lento.

Frida-Lovisa Hamann Crítica de Cuatro Manos - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Para no entrar en spoilers y evitar desvelar los momentos más oscuros y sorprendentes de la película, vamos a remarcar todas las secuencias en las que aparece Martin, el interés amoroso de la protagonista.

TE GUSTARÁ SI…

Si te gusta el psico-thriller puro y duro, que es lo que Cuatro Manos se enorgullece de ser.

LO MEJOR

  • Las protagonistas.
  • El juego y el reto que la película mantiene con el espectador durante sus dos primeros tercios.

LO PEOR

  • Que finalmente no aproveche todo el potencial que al principio promete.
  • Algunos minutos más de duración habrían beneficiado a la última parte del film con más explicaciones y una resolución menos abrupta.

Víctor Vargas


#Contenido relacionado

El thriller español en el siglo XXI

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.