El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

ARTÍCULOS DESTACADOS CINE CRÍTICAS REDACTORES

ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD

LOS ANTECEDENTES

Érase una vez en Hollywood es la esperadísima novena película de Quentin Tarantino. Si atendemos a las entrevistas de la última década, el mensaje del célebre director y guionista sigue invariante: solo rodará diez películas y después de dedicará a otras tareas artísticas, como escribir novelas o dirigir obrar de teatro. No hay razones para no creerlo; de hecho después de la presentación de Django desencadenado y Los odiosos ocho también dejó caer que le gustaría hacer un tercer western, algo que podríamos decir que se ha cumplido con esta última película (más o menos).

En pocas ocasiones las filias y fobias de un director se ven tan reflejadas en su obra como en el caso de Tarantino. Siempre rodeado de polémica, su característico estilo narrativo y visual ha sido fuente de innumerables debates. Siendo esta última su creación más personal, la discusión y polarización de crítica y público estaban casi garantizadas. 

LA PELÍCULA

En el Hollywood de los 60s, el actor de westerns Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y su doble de acción Cliff Booth (Brad Pitt) se enfrentan al inevitable cambio de la industria cinematográfica. Mientras, nuevas estrellas como el director de moda Roman Polanski (Rafal Zawierucha) y su mujer Sharon Tate (Margot Robbie) se instalan en la ciudad de Los Ángeles, donde el movimiento hippie hace brotar nuevas comunidades que cuestionan el star-system.

A pesar de que habíamos revisado todo el material promocional disponible (el tráiler es excelente), cuando nos sentamos a ver la nueva obra de Tarantino no teníamos una idea clara de lo que nos íbamos a encontrar. La expectación era máxima ante lo que algunos denominaban “la película del año”. Pues bien, empecemos siendo claros y concisos: 161 minutos después, sentimos que nos habían tomado el pelo. 

No es que la película no esté bien hecha. La realización y ambientación del Hollywood de la época son de primerísima clase (se nota el generoso presupuesto de 90 millones de dólares). De hecho, creemos que la alegre y cuidada selección musical de los 60s es de lo mejor de la película y por eso la hemos incluido a continuación. Es una buena terapia para tratar el desengaño y la frustración.

El problema de Érase una vez en Hollywood llega cuando nos olvidamos del “envoltorio” y nos centramos en la historia. La falta de continuidad, las larguísimas e injustificadas escenas de tipo western (¿?), los superfluos pegotes que tratan de introducir la vida de Tate…un verdadero despropósito del que solo se salva el final, que al menos mantiene la (escasa) coherencia del guion. La sensación de que todo se ha desaprovechado y de que el bueno de Tarantino se ha reído de nosotros es algo que no nos vamos a poder quitar de encima en un tiempo. ¿Si merece la pena verla? Siempre defenderemos que vayáis a verla y que juzguéis por vosotros mismos. Aunque a nosotros nos sorprenda, os podemos asegurar que hay gente a la que le ha gustado. 

ELLOS Y ELLAS

A pesar de que la película no nos ha gustado, debemos reconocer que Leonardo DiCaprio está pletórico en sus “múltiples” papeles. De hecho, creemos que es el momento adecuado para postular a DiCaprio como el mejor actor del panorama actual, a bastante distancia del resto. Su capacidad de transmitir vulnerabilidad, fortaleza, maldad o arrogancia en diferentes escenas de Érase una vez en Hollywood es apabullante. Un espectáculo.

En la mayoría de películas en las que ha participado Brad Pitt en los últimos 10 años, su papel se ha centrado en interpretar a…Brad Pitt. Ya sabéis, normalmente comiendo, con esa actitud chulesca pero simpática y tirando de su innegable carisma. Lo que vemos en la película es la mejor versión de Pitt y su auto-actuación, algo que en este caso funciona perfectamente al haber sido el papel escrito con el actor en mente. 

Finalmente, nos gustaría mencionar el papel de Margot Robbie como Sharon Tate. La actriz encarna perfectamente al personaje, dotándolo de un encanto e ingenuidad adorable. Es una lástima que la historia la sitúe como un elemento superfluo y referencial, solo pensado para hacer embellecer el envoltorio de la producción y darle un marco cronológico. Lo mismo ocurre con Al Pacino…¡qué desperdicio!

LA SORPRESA DE ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD

Que después de tanto bombo y de una excelente campaña de marketing, el virtuoso director y guionista Quentin Tarantino nos presente un producto mediocre, mucho más centrado en la forma que en el contenido.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

El final nos ha parecido lo más reseñable. Una vuelta al cine más Tarantinesco, con una mezcla de surrealismo y violencia que se echan de menos durante el resto de la película.

TE GUSTARÁ SI…

Eres un fan acérrimo de DiCaprio o Pitt o si tu gusto funciona en una dirección contraria al nuestro.

LO MEJOR

  • Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, perfectos en sus papeles.
  • La ambientación del Hollywood sesentero.
  • El final.

LO PEOR

  • Un producto muy inferior a lo esperado. Todo apariencia.
  • Un guion muy flojo.
  • Desaprovechar así un elenco de ensueño.

Pedro Figueiras

 


CONTENIDO RELACIONADO

#EspecialTarantino

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.