El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

El auge de los webtoons destacada - El Palomitrón
ACTUALIDAD ANIME / MANGA ARTÍCULOS DESTACADOS OPINIÓN REDACTORES

DE LECTURAS VERTICALES A SERIES DE TV: EL AUGE DE LOS WEBTOONS

En pleno 2020 no es extraño ver a una persona viendo una serie en el gimnasio, una película en el tren o leyendo un libro en el metro. La forma en la que consumimos ficción está cambiando, pero incluso dentro de esa revolución, desde hace unos años se está viviendo otra todavía más firme y potente en el mercado. Nuevas formas de consumo que provienen de América, pero también de Asia; una de las potencias más fuertes en lo que se refiere al consumo digital. 

Cada día las plataformas de vídeo bajo demanda evolucionan sus formas para atraer así nuevos consumidores. Hace años hablábamos de Netflix o Amazon Prime Video, pero actualmente podemos añadir muchas más a la lista como Hulu, Apple TV o Disney Plus, por ejemplo. Pero una de las más revolucionarias me atrevería a decir que es Quibi, una plataforma digital solo para móviles que juega con un contenido muy elevado en cantidad y con la posibilidad de ver las series tanto en horizontal como en vertical de forma totalmente igualitaria.

El auge de los webtoons webcómics - El Palomitrón

Sea como fuere, en menos de cinco años la ficción televisiva ha crecido mucho en términos de digitalización y simplificación; pero no solo esta rama ha crecido, sino que otras como la literaria no deja de evolucionar e incluso ofrecernos múltiples y nuevos formatos. De esto último es justamente de lo que hablaremos a continuación fijando nuestra mirada hacia los webcómics y concretamente a los webtoons, dos formatos de lectura provenientes del continente asiático y que cada día poseen más fuerza en el mercado. Un furor que, en cierto modo, se debe a su inclusión en la televisión.

Entonces, ¿qué es un webtoon?

Fue a principios de los noventa cuando aparecieron en el mercado los primeros webcómics, historietas de corte clásico mayormente costumbristas disponibles para su lectura en Internet. Un tipo de lectura que en la mayoría de los casos se quedaba depositada en Internet y pocas veces aparecía impresa en papel. Aunque sus inicios no fueron de lo más exitosos, fue durante los últimos años de la década cuando el número e importancia de los mismos empezó a crecer de forma drástica siendo los más destacables Sluggy Freelance, User Friendly o Penny Arcade

Pero lejos de considerar al webcómic la forma más moderna de aproximación al noveno arte, no podemos olvidarnos de cómo Corea del Sur consiguió imponerse en 2003 a esta tendencia y crear una incluso más potente y que cada día es más aceptada mundialmente: hablamos de los webtoons

El auge de los webtoons página oficial Webtoon - El Palomitrón

Un webtoon (web + cartoon) es un manhwa digital. Es cierto que analizando la definición del mismo no encontraremos más diferencias que las del propio lugar de origen respecto a los webcómics. Pero los webtoons poseen una característica de lo más particular que los diferencian de todos los formatos digitales presentados hasta el momento y que los hacen únicos y muy, pero que muy actuales: su lectura se realiza en vertical. Este matiz que a priori parece insignificante lo convierte en una de sus principales virtudes, pues convierte su lectura en móvil o tablet en algo cómodo y orgánico. Como si de una aplicación o red social se tratase, tan solo debes deslizar el dedo para su lectura. Más sencillo, imposible.

Aunque si hablamos de aspectos revolucionarios impregnados por una capa de sutilidad y sencillez, no podemos dejar de lado otra de sus principales virtudes y características que los diferencian de, por ejemplo, los mangas más convencionales. Además de poseer una forma de lectura en vertical, la mayoría de ellos se realizan a color. ¿A qué se debe esto? Fácil. Al igual que ocurre con los webcómics, los webtoons pocas veces se llevan al formato físico, por lo que realizarlos a color no supone un coste extra y su atractivo es mucho mayor. Formatos distintos para un público que, cada vez, es más común ¿cuál imperará dentro de unos años? Todavía es pronto para hablar, pero lo que sí que es cierto es que su auge está muy presente y cada vez son más los artistas —y lectores— los que apoyan este formato de lectura nacido de la cultura pop coreana.

En las entrañas de un webtoon: origen y éxito del formato

Teniendo clara la definición del webtoon y cómo se presenta al público, toca ahondar en su pasado y estudiar cómo nace este nuevo formato de lectura definido por el éxito y la notoriedad en múltiples países. Fue en 2003 cuando el portal surcoreano Daum inició el periplo en pos de los webtoons, poniendo en marcha una plataforma digital en la que empezaron a publicar múltiples obras conservando todavía el formato de los webcómics y contando con un modelo de negocio que mezclaba modalidades gratuitas, pero también de pago. 

El auge de los webtoons Naver - El Palomitrón

Dos años después apareció Naver, la primera plataforma que realmente apostó por el formato del webtoon dejando de lado los clásicos webcómics; un formato donde prevalecía la lectura vertical y también el color. Aun así, tanto Daum como Naver apostaron por algo muy importante: no solo las editoriales o autores profesionales podrían subir a sus plataformas sus respectivos trabajos, sino que también lo harían los usuarios de dichos servicios pudiendo compartir así sus historias con miles y miles de lectores.

Tal y como recogen los datos del ministerio de Cultura de Corea del Sur, en 2010 aproximadamente ya se contaba con más de 4400 series en este nuevo formato; una industria que creció de forma atronadora en menos de 10 años y que en 2014 llegó a generar más de 150 millones de dólares. Ingresos provenientes de las editoriales, empresas anexadas e incluso de los propios usuarios a través de diversas plataformas de micromecenazgo. No contamos con datos más recientes, pero viendo su incesante éxito, posiblemente las cifras hayan aumentado —y mucho— a día de hoy.

Un año después, en pleno 2015 y bajo la llamada «ola coreana», Naver llegó a un acuerdo con Line para lanzar Line Webtoon a nivel internacional. Esto supondría el mayor salto de la industria, pues las obras pasarían a disposición de muchísima más gente, siendo el inglés el idioma principal escogido para su traducción oficial. Además, este acuerdo no solo dejaba al público con la posibilidad de leer las obras coreanas en inglés, sino que abría las puertas a autores estadounidenses a unirse a la plataforma y a los lectores a proseguir con los modelos de micromecenazgo ya implementados en Corea del Sur, modelos tales como Patreon que ayudarían a mantener las obras y recompensar así a sus autores. 

Dónde y cómo leer un webtoon

Hace unos años se podía hablar de cómo los webtoons posiblemente residían en Corea del Sur en su totalidad, pero con el paso del tiempo y a pesar de que su fama todavía no se ha extendido en su conjunto en países occidentales, su exportación al extranjero lleva algunos años vigente —desde 2015 aproximadamente—. Por lo que leerlos no será una tarea imposible, y tampoco ilegal. Un aspecto bastante valorable y atractivo de cara a su consumo.

El auge de los webtoons Toomics - El Palomitrón

Actualmente hay múltiples portales donde podremos consumir webtoons aunque algunos de los que recomendamos son Naver, Webtoon, Lezhin o Toomics, entre otros. La mayoría de ellos son gratuitos, algunos os pedirán alguna red social o un mail para poder acceder y, además, muchos de ellos cuentan con traducción al inglés o al español. Traducciones que en muchos casos están realizadas por fans, aunque siempre avisan de ello; al igual que también informan si es una totalmente profesional. Una de las acciones que, en cierto modo, ayudan a mantener el formato activo y costeado —tal y como os contábamos líneas atrás—. Por último, añadir que cada portal ofrece un número de obras concreto y muchos de ellos se especializan en un género, como Toomics, que se centra en lo erótico por ejemplo. Estrategias que además de ayudar al mantenimiento de sus propios portales hacen que la competencia también pueda convivir con ellos en el mercado.

Un nuevo salto: las adaptaciones animadas

Llegando ya a las últimas líneas de este artículo, no podía cerrar sin hablar de uno de los aspectos más importantes del formato: su salto a la televisión. Es cierto que echando la vista atrás podemos ver cómo muchos títulos han sido adaptados a películas, series, obras de teatro, musicales e incluso videojuegos. Una de las adaptaciones más famosas es la del webtoon Misaeng (2012-2013) de Yoon Tae-Ho, serie de televisión que se estrenó en 2014; o si miramos en el campo de la animación no podemos obviar cómo en 2016 dio el salto a la pantalla ReLife, la obra de Yayoiso que nos hablaba de temas tales como la adolescencia, la reinserción y la introspección.

El auge de los webtoons Crunchyroll Originals - El Palomitrón

Pero uno de los movimientos más relevantes de este salto y que posiblemente de pie a múltiples ficciones en este formato es la alianza que establecieron en 2019 Crunchyroll y Webtoon. Un acuerdo en el que ambas compañías se encargarán de la distribución, licenciación y promoción de las nuevas series. Tanto Joanne Waage —mánager general de Crunchyroll— como Taylor Grant —vicepresidente senior de desarrollo de franquicias en WEBTOON—, declaraban la ilusión del proyecto, pues no solo se unen dos empresas con muchísima fuerza a nivel mundial, sino que gracias a esta alianza se ha creado una oportunidad única de unir ambos públicos y permitir conocer múltiples ficciones en ambos formatos

Una simbiosis empresarial sin puntos negativos que nos dejará durante los próximos años con algunas de las series más relevantes de la industria. Algunas de ellas ya se han producido y emitido, como es el caso de In/Spectre o Tower of God; algunas se encuentran en emisión, como The God of High School; y otras están a punto para emitirse como Onyx Equinox, Noblesse o FreakAngels; entre otras. Un total de ocho producciones que protagonizarán este 2020 y el próximo 2021 y de las que no solo esperamos un buen resultado como el obtenido hasta ahora, sino que vayan calando en el público y esa propuesta de ocho se multiplique obteniendo un gran número de obras adaptadas a un formato mundialmente bien acogido y, sobre todo, legalizado y remunerado. 

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el cómic en general. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Adoro viajar, y si algún día consigo ir a Japón, sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.