El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

XVI EDICIÓN PREMIOS ALCAZABA: LA VUELTA A LA (CASI) NORMALIDAD

Con dos grandes desastres aún no superados (una pandemia mundial y uno de los mayores fuegos de la historia de nuestro país), la celebración de los XVI Premios Alcazaba KIA en Ávila prácticamente se ha convertido en una gesta, en un pulso para doblar el brazo de la catástrofe y apuntalar una vuelta a la “casi” normalidad que permita recuperar el terreno perdido en lo lúdico, en lo cultural, en lo social, en todas aquellas parcelas que se han visto especialmente afectadas en los últimos 18 meses de nuestras vidas. La lluvia previa de la tarde corroboraba que las cosas no han sido fáciles en ningún momento, y que quizá haya veces en las que Dios deja de apretar para empezar a ahogar, pero la suerte estaba echada y lo que tocaba ayer era celebrar.

Adversidades superadas, la de anoche volvió a ser una noche con la impronta de estos premios en plena forma, con una relevancia especial para el mundo de la comunicación, que protagonizó gran parte de los premios. Con todo, el cine y las series volvieron a lucir con varios premios muy estimulantes. Alain Hernández se llevaba el Premio a Mejor actor del año (le podéis ver actualmente en Madres) en su segunda visita a Ávila (la primera vez fue hace un año haciendo turismo familiar). El actor barcelonés está cerca de compartir un nuevo proyecto para una cadena nacional del que no podía desvelar todavía muchos datos, pero sí sconfesaba con mucha cercanía su romance con Ávila: “Nos encanta lo bonita que es Ávila, lo limpia que está y la colección de maravillas que uno puede visitar en esta ciudad”.

 

Alain Hernández

Otro de los grandes nombres de la noche era el director abulense David Galán Galindo, reconocido como embajador abulense en un año que está siendo intenso para un director que ha colocado en 200 millones de hogares su película Orígenes Secretos (tres nominaciones a los Goya) gracias a Netflix, y que además ha sido proyectada recientemente en Ávila en el Cinefórum Edición verano 2021 que organiza la agencia abulense Nostromo Comunicación junto al Área de Cultura del Ayto. de Ávila. “Yo siempre ejerzo de embajador de Ávila allá donde voy. He trabajado mucho en televisión y siempre soy “el de Ávila”, algo que llevo con mucho orgullo”. Sobre su momento, el realizador confesaba: “Este año ha sido muy bonito y lo único que pido es seguir haciendo historias para poder compartir mi trabajo con mucha gente”; y sobre sus próximos proyectos sí nos adelantaba que está trabajando en una película que recupera las leyendas de misterio y de terror de nuestro imaginario popular con un toque Tim-burtoniano sin dejar de lado las grandes fuentes de nuestro terror como Chicho Ibáñez Serrador o Álex de la Iglesia, si hablamos de ese estilo tan nuestro de vestir el terror desde una perspectiva singular, muchas veces incluso grotesca.

 

David Galán Galindo

Hovik Keuchkerian (Antidisturbios) y Diana Gómez (Valeria) se hacían con los premios a Mejor actor y actriz revelación, respectivamente, e Itziar Castro recogía el premio a Mejor actriz interdisciplinar. Y en la categoría de bajas de última hora, la ganadora del premio a Mejor actriz, Elena Irureta, que suma un nuevo galardón por su magnífico trabajo en Patria.

Pero no solo a la galería de premiados se limitaban el cine y las series de esta edición. Como invitado a la gala también estaba Álex Ibáñez Nauta, el hijo del maestro Chicho Ibáñez Serrador que habiendo presentado recientemente su película Urubú, una secuela muy personal (y homenaje confeso de un hijo a su padre) de la magistral Quién puede matar a un niño, se encuentra actualmente terminando uno de los platos fuertes que se verán en octubre en Sitges. Hablamos de la revisión de Historias para no dormir en cuatro entregas firmadas por cuatro de los realizadores referencia de nuestro cine actual: Rodrigo Sorogoyen, Paula Ortiz, Rodrigo Cortés y Paco Plaza (del que también esperamos con ganas La abuela). “Se trata de un reto ya que son 50 años desde Historias para no dormir y porque cada uno de los directores ha querido aplicar su visión sobre estas historias que van a actualizar. Todos han abordado sus relatos con mucha pasión y respeto por el trabajo de mi padre, pero sin perder su estilo, sus señas de identidad”, apunta Alejandro, que sobre el estilo de estas cuatro historias nos adelanta que tendrán un lenguaje visual más cercano al terror atmosférico que al recurso factorizado del susto predecible que Hollywood ha normalizado en estas últimas décadas: “Hay un idioma universal dentro del género, en sus tempos, en sus ritmos, y eso es lo que vamos a recuperar, ese terror real donde el miedo surge del suspense, de la tensión, del trabajo en la definición de los personajes… Eso es lo que queremos recuperar, el terror de toda la vida, el psicológico que alimenta de manera progresiva la angustia del espectador”. Una actualización de cuatro historias escogidas que si es bien recibida por el público tendrá más entregas, para goce y alborozo de los fans del género.

 

Álex Ibáñez Nauta junto a su representante Olga Antúnez y el actor Manuel de la Flor

 

LA GALA EN MOMENTOS

Abordando la gala de ayer, y como era de esperar y ya tradición, ésta nos dejó algunos momentos memorables, para el recuerdo y para el aplauso. Y todo ello conducido con la solvencia habitual de Luis Larrodera, quizá el mejor presentador de galas que hay en nuestro país. Porque lo que hace Larrodera, no lo hace nadie más. Nadie más es capaz de memorizar todo lo que cabe en su cabeza y nadie más es capaz de combinar con tanta naturalidad el humor y la emoción, bañando la gala de un dinamismo imposible de mantener en manos de otro conductor. Nada nuevo bajo el sol, y seguimos intentando entender a qué están esperando los grandes premios para reclutar su talento…

De las más de dos horas que duró la gala, nos quedamos con estos highlights

  • Los ya clásicos “casis” del discurso inicial de Luis Larrodera
  • El emotivo inicio de gala con el “Sound of silence” cantado a capela recordando los momentos más duros de la pandemia y el derroche de humanidad de muchos colectivos
  • Los necesarios llamamientos de atención para poner el foco el foco en el mal del Alzheimer por parte de Alain Hernández o en el cáncer de mama por parte del grupo Lérica
  • Hovik y su leal dedicatoria al abuelo abulense recién fallecido del amigo que le trajo a la gala
  • La vital lectura de superación por parte de Itziar Castro en su discurso de agradecimiento en tiempos de pandemia
  • El inevitable protagonismo de los incendios, en boca de muchos de los premiados
  • Las valiosas lecciones que encerraba el discurso del joven abulense Diego Palop 
  • El intenso discurso de Blas Cantó, coronado con una actuación formidable que levantó al público de sus asientos
  • Los reiterados reconocimientos que recibió el trabajo de Luis Larrodera a lo largo de toda la noche

 

En definitiva, una declaración de intenciones por parte de la organización de que la vida sigue, cueste lo que cueste. Y de que la cultura y los eventos deben servir como bastión para abanderar una apuesta por recuperar esa normalidad que todavía a día de hoy se resiste a volver plenamente, aunque sabemos que es una batalla que todos acabaremos ganando.

 

Alfonso Caro

 


LOS GALARDONES ALCAZABA EN OCHO CLAVES

#ContenidoRelacionado

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.