El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

ORÍGENES SECRETOS

LOS ANTECEDENTES

¿Caben en España los superhéroes? La novísima cinta que se estrenaba a finales de agosto en Netflix, Orígenes secretos (David Galán Galindo), pone a prueba esta premisa. Con la construcción de un ídolo de origen nacional, cubre el puesto que normalmente se desempeña entre rascacielos neoyorquinos. El director y autor de la novela en que se basa, combina una escandalosa pasión por el cómic con un deseo de ver ese mundo aplicado a nuestro país fuera de los intentos satíricos previos.

LA PELÍCULA

Lejos de tratarse de una película de superhéroes al uso, Orígenes Secretos se desenvuelve como una historia policíaca, al estilo Batman. Veremos a un policía (Javier Rey, Fariña) haciendo equipo con el dueño de una tienda de cómics (Brays Efe, Paquita Salas) para encontrar a un villano obsesionado con las historias originales de los protagonistas del tebeo que todos conocemos. La trama superpone tópicos habituales de estas películas, como el policía retirado, el recién llegado a la comisaría, los sentimientos sin decir de padres a hijos y, por supuesto, el amor.

La historia trata de montar sobre su narrativa la cuestión de por qué no hemos creado aún superhéroes españoles (más allá de la sátira quijotesca o la parodia de Superlópez). El director, en el que se intuye una clara reivindicación del “orgullo friki”, reclama más sutilmente a lo largo de la obra nuestro derecho a hacer héroes propios, sin parodias (aunque con gags). La obra no es, por tanto, la resolución de problemas de un supermán madrileño, sino los dilemas que ha de resolver un supermán precisamente por ser madrileño. Además de esto, hay una curiosa equiparación entre el papel de un policía corriente con el de un protagonista de esta clase de películas. Conforme se suceden las escenas asistimos a un halago prolongado de Galán Galindo a las fuerzas del orden que, según él, cada día “se ponen su traje y salvan el mundo”.

ELLOS Y ELLAS

El espectador se cruza en Orígenes secretos con un reparto notorio. Tenemos a Antonio Resines, Verónica Echegui, Ernesto Alterio y cameos como los de Leonardo Sbaraglia o Carlos Areces. No obstante, pese al casting de buenas elecciones, no se traducen en buenas actuaciones. Desde interpretaciones simpáticas como la de Brays Efe, Areces o Resines, pasamos a otras más grises como las de Verónica Echegui o el protagonista, Javier Rey. Unos diálogos poco originales y poco ágiles lastran una historia curiosa y bien hilada.

LA SORPRESA

Es realmente grato comprobar el nivel de producción y montaje dignos de los blockbusters hollywoodienses a los que imita esta película. Los aspectos técnicos de la película, sin ser brillantes, hacen un producto sólido a Orígenes secretos.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Como de costumbre, la mejor escena de un peli de superhéroes es el monólogo del villano. Mientras reflexiona sobre sus intenciones desvela mucho del propósito de la película en sí.

TE GUSTARÁ SI…

  • Estás dispuesto a soportar muchas referencias y clichés del mundo “friki”.
  • Tienes ganas de ver una película clásica de construcción de héroe aplicada al cine patrio.

 LO MEJOR

  • Un concepto oríginal y una historia equilibrada y bien construida.
  • Un nivel técnico sorprendente y enriquecedor.

LO PEOR

  • Constantes referencias y chistes que se intercalan forzadamente con diálogos sosos de por sí.
  • Unos personajes sin carisma que no llegan a causar emoción sobre el espectador.

Isidro Ruiz de Osma

1 COMENTARIO

  1. Muy buena película, original, entretenida,con tópicos españoles,no es acaso una película española? Música, dirección excelente,ya era hora de que se hiciera una película así en España.m

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.