El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

THE GENTLEMEN: LOS SEÑORES DE LA MAFIA

LOS ANTECEDENTES

Esta semana la cartelera se tiñe de sangre y whisky caro con el regreso del hijo predilecto del cine de gangsters moderno. El 28 de febrero se estrena la nueva película de Guy Ritchie, que regresa al género que mejor le va tras unos años flirteando con grandes producciones hollywoodienses como la saga Sherlock Holmes o, la reciente Aladdin.

The Gentlemen se inserta en la filmografía del director británico como una progresión lógica y orgánica de su mundo de mafiosos y criminales, respaldado por caras muy conocidas como Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club) en el papel protagonista, Charlie Hunnam con el que ya trabajó en Rey Arturo: La leyenda de Excalibur o Hugh Grant, Inspirándose de la estética tan elegante de U.N.C.L.E y dotando a sus personajes de dotes sherlockianas, vuelve a regalarnos una comedia coral con diferentes tramas que acaban contando una misma historia.

LA PELÍCULA

Matthew McConaughey da vida a Mickey Pearson, un expatriado norteamericano que a base de contactos y golpes maestros fundó el mayor imperio del cannabis en Londres. Un éxito que por supuesto trae enemistad, rivalidad y mucha envidia. Menos mal que cuenta con la ayuda de Charlie Hunnam, su mano derecha y fiel consejero que le salva siempre que puede. Mafiosos, criminales, caza-recompensas, pequeños héroes de barrio… todos quieren estar de algún modo involucrados con Pearson, buscando su protección, su respeto, o simplemente, quedarse con su negocio.

El personaje de Hugh Grant, un periodista de ética profesional dudosa, se encarga de relatar toda la historia de nuestro protagonista, de todos los personajes que lo rodean, de sus intereses y de las relaciones que los conectan entre sí, con un tono satírico y fresco que consiguen dar magnetismo a la narración. Maneja con humor sus aires de superioridad y controla el tempo con idas y venidas entre trama y trama. Y cuando todo parece desmoronarse, desvela un detalle vital que lo explica todo para volver a engancharte. Como un pintor que va superponiendo capas y capas hasta que la escena aparece nítida y completa.

Por supuesto, nada de esto sería posible sin la magia del gentleman de Hollywood, Guy Ritchie. Su fuerte es saber plasmar con imágenes el dinamismo y complejidad de la trama. Pareciera que sus películas fueran telas de araña por lo minucioso de sus escenas y el carácter de sus personajes. Todos los elementos van, poco a poco, encajando a la perfección y se van desdibujando de forma caótica, y a la vez ordenada. Cuando creemos comprenderlo todo, se abre una ventana con una nueva información que desmiente todas las demás, y vuelta a empezar, pero “esta vez no nos la cuela”. O quizá sí. Y qué gusto dejarse engañar por Ritchie.

ELLOS Y ELLA(s)

Aparte de los tres personajes principales mencionados anteriormente, cabe destacar la aparición estelar de Colin Farrell (La seducción) interpretando a un entrenador de boxeo que se ve involucrado en los asuntos de Pearson de manera involuntaria, y que nos regala momentos muy coómicos. Si ya poco más tenemos que decir de ellos, la representación de ellas es bastante pobre, lo que en parte coincide con la realidad de este mundo de mafiosos y pistoleros. La única mujer con peso en la trama es Rosalin Pearson, interpretada por Michelle Dockery (Downtown Abbey). Y aunque represente una mujer fuerte, poderosa y con mucha influencia, sigue siendo la “mujer de“. Cabe destacar que su negocio no es típicamente femenino… Aún así, consideramos que no es suficiente, y seguramente sea uno de los mayores errores de esta película.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Los giros de trama que nos regala Ritchie, son sin duda lo que le dan ritmo y textura a la película. Al tratarse de una historia relatada, con muchos personajes y saltos en el tiempo, se agradece que el director nos regale momentos de sorpresa, y que los consiga de forma tan orgánica.

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta dejarte sorprender por el ritmo de una película, aprecias el sutil humor inglés y piensas que cuantos más personajes, mejor.

LO MEJOR

  • El reparto, en especial Matthew McConaughey, Hugh Grant, Charlie Hunnam y Colin Farrell. El personaje de éste último merecería una película para él solo.
  • El dinamismo de las escenas sin perder el cuidado de la fotografía y de la puesta en escena.
  • Los plot twists (giros de trama).

LO PEOR

  • La falta de participación femenina.
  • Se echa en falta la frescura del estilo de Guy Ritchie antes de codearse con grandes productoras.

Naomi Barki

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.