El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reseña de Las bestias de Wizdoms destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA REDACTORES RESEÑAS

BIBLIOTECA: LAS BESTIAS DE WIZDOMS

Fue en 2017 cuando llegó a nuestro país una magia que hasta entonces no conocíamos. Un tipo de brujería que, en cierto modo, podíamos relacionar con la obra de Kore Yamazaki pero que se alejaba de todos los tropos construidos hasta el momento en presencia y trasfondo. Hablamos de La pequeña forastera, la obra más significativa de Nagabe que nos presenta una fábula única y etérea capaz de encandilar a todo tipo de lectores. Y así, desde La pequeña forastera, ECC Ediciones —editorial portadora del talento de Nagabe en nuestro país— ha ido recopilando más trabajos del autor nipón como El jefe es una onee o Nivawa y Saito. Obras más cortas ya cerradas cuyos componentes se alejaban bastante a lo presentado en La pequeña forastera. Trabajos más añejos y joviales pero que a su vez nos ayudan a comprender el talento del joven autor y las ideas que le han ido surgiendo con el paso de los años.

Es cierto que actualmente el mangaka sigue trabajando en La pequeña forastera, pero ECC Ediciones no ha querido dejar de seguir buscando en el fondo de armario de Nagabe y este mismo año nos ha dejado con otro de sus tomos únicos publicado en Japón en 2015. Hablamos de Las bestias de Wizdoms, una colección de historias autoconclusivas de corte BL que nos presentan una obra de fantasía sobre animales de especies distintas, tanto comunes como mitológicas, dibujada desde un punto de vista humorístico, con un toque realista. 

Un título que nos presenta a un Nagabe totalmente diferente al que conocemos ahora, pero que nos devuelve, en cierto modo, a la esencia que quiso transmitir con El jefe es una onee. Aunque en esta ocasión deja el componente crítico y social de lado para introducirse más en ámbitos como el amor, la fantasía o el humor. Toca alejarse del ostracismo y las maldiciones más inocentes para conocer qué esconde Las bestias de Wizdoms. Un relato de ocho historias autoconclusivas cuyo único nexo de unión es la escuela de magia Wizdoms y la naturaleza de los seres que habitan en ella

«Hace mucho tiempo, el gran mago Wizdom les concedió forma humana e inteligencia a las bestias. Y así nació la raza de las bestias humanas. Dichas criaturas perseguían el conocimiento, de modo que construyeron una escuela. Era una escuela de magia y, en homenaje al gran mago, la llamaron Wizdoms.»

Reseña de Las bestias de Wizdoms Marley y Collette OK - El Palomitrón

Bajo una voz en off y la creación de una nueva raza sobre la tierra, nace Wizdoms. Una escuela que sin pretensiones de ser diferente o intentar esconder lo que no es, nos deja bien claro sus claras reminiscencias a la escuela creada por J. K. Rowling en 1997. Un lugar capaz de albergar magia, pero también seres que, al contrario que ocurría en Harry Potter, se caracterizan por ser bestias, comunes o mitológicas.

Wizdoms es una escuela de magia llamada así por su creador omnipotente que también introdujo la raza de semihumanos en el mundo. Varios de estos seres antropomorfos con rasgos específicos de cada especie escogida pueblan un castillo de aprendizaje místico al estilo de Hogwarts. Eso por sí mismo se convierte en una premisa interesante, especialmente cuando se combina con el sentido de fantasía visual oscura de Nagabe. Pero Las bestias de Wizdoms también funciona como una antología de amor para jóvenes —y no tan jóvenes—, llena de historias de «amor y ternura» entre seres de diferentes razas pero sexo común —el masculino— en un contexto de educación mágica. En muchos sentidos, puede parecer una excusa para escribir y dibujar una ficción peluda de Harry Potter, aunque en lugar de rechazar esa presunción, se abraza con un claro compromiso con la indulgencia pura. Aunque no siempre obteniendo un resultado redondo y preciso.

Reseña de Las bestias de Wizdoms Alan y Eddington OK - El Palomitrón

A lo largo de las ocho historias que nos presenta Nagabe a través de Las bestias de Wizdoms siendo los componentes básicos el slice of life, el romance y la comedia, no todas las fábulas son capaces de conectar con el lector. O al menos conmigo en particular. Contamos con cuentos para todos los gustos, pero el autor no siempre logra abrir y cerrar de una forma coherente y sugestiva. En más de una ocasión hace uso de tropos del género BL y se excede con los personajes y sus actitudes, otorgando al lector en más de una ocasión alguna que otra idea errónea acerca de la concepción de una relación. Es cierto que en muchas ocasiones se excusa en la raza empleada o los comportamientos del propio animal, pero si lo que busca es una transformación lo más humana posible a través de pelos o plumas, no siempre encuentra la respuesta más acertada.

De esta forma, esta recopilación de relatos nos deja con historias de lo más entrañables como la protagonizada por Mauchly & Charles, pero también con relatos un tanto latosos como «Alimento y juego». Es muy complicado componer una antología de cuentos en los que todos sean perfectos o casen entre sí, y aunque en este caso podamos encontrar determinados nexos de unión, no siempre acabaremos satisfechos con todas las historias expuestas. Algo que radica principalmente en la idea de cómo se concibe y cómo se trata el concepto del amor. Nagabe se lanza sin miramientos a la piscina y se atreve a explorar los extremos más delicados de las relaciones, desde la imposición sobre el otro hasta la propia obsesión. Conceptos que parecen cobrar menos importancia al ser tratados a través de animales y sus propias características pero que, analizándolos objetivamente, no definen cómo debería ser una buena relación amorosa. 

Reseña de Las bestias de Wizdoms Allhoff y Carreras - El Palomitrón

Por lo tanto, es en el propio concepto del amor donde saltan los principales desaciertos. Aspectos que, dependiendo los ojos que lo miren, pueden molestar más o menos. Tampoco veo innecesario no recomendar la obra, menos todavía si eres seguidor de Nagabe, pero sí exponer la realidad sobre la que se sostiene y los puntos donde flojea. Es injusto no abrir las puertas de Wizdoms porque no todo lo que se cuece en ella es perfecto, pero no es un caso aislado. Las obras de historias autoconclusivas son un modelo narrativo muy complicado y acertar con ellos es una tarea hercúlea, además si sumamos a ello el componente amoroso que en ocasiones puede resultar un tanto desacertado, obtenemos un resultado aceptable pero no impecable

A pesar de ello, y dejando un poco de lado estos temas que pueden dejar entrever temas candentes y abiertos a crítica, Las bestias de Wizdoms también se tiñe de magia si nos sumergimos en su propio arte. Uno que caracteriza a Nagabe desde sus primeras líneas pero que se nota mucho más perfeccionado que en anteriores obras y cuya huella es inconfundible. La obra no solo posee un arte preciosista propio del mangaka, sino que juega con sus diferentes trazos para exponer con sutilidad y perspicacia a cada uno de sus personajes y expresiones. Detalles que se anteponen a un primer plano y dejan algo más de lado los decorados o fondos de las historias, al contrario que ocurre en La pequeña forastera.

Nagabe es un autor novel que ya cuenta con un gran catálogo a sus espaldas a pesar de su lozanía, y aunque no siempre acierte en su totalidad con el cómo, sus ideas rebosan aire fresco y nuevos horizontes que explorar. Es cierto que Las bestias de Wizdoms puede ser el título más vacilante entre las obras publicadas en España, pero a pesar de ello, es una muestra más de cómo se ha labrado Nagabe su carrera, de cómo le apasiona la conjunción de mundos y de cómo la magia tiene cabida allá donde mires si tus ojos están llenos de entusiasmo y vehemencia

«Los no humanos son geniales, ¿verdad?» Nagabe.

Cómo es la edición de Las bestias de Wizdoms


Reseña de Las bestias de Wizdoms portada - El Palomitrón

Hace unos meses, con motivo del 25 Manga Barcelona, la editorial catalana ECC Ediciones anunció siete nuevas licencias. Entre ellas encontramos Las bestias de Wizdoms, una de las primeras obras de Nagabe; aclamado autor que firma la increíble historia de La pequeña forastera. De esta forma, no solo volvemos a contemplar un nuevo trabajo del autor, sino que tenemos el placer de hacerlo a través de su editorial madre en nuestro país. Las bestias de Wizdoms está compuesto por un total de 232 páginas en blanco y negro con seis a color; siguiendo con la edición de sus otros títulos, en esta ocasión también contamos con un tomo en formato B6, rústica con sobrecubierta y una dimensión de 13 x 18 cms

Siguiendo con el análisis de la edición, mencionar que la calidad de los materiales que conforman este tomo es indiscutible —en la línea de este tipo de obras de la editorial—. La portada logra un gran impacto visual por su diseño, composición y tonalidades empleadas. En esta ocasión, al igual que ocurre en la totalidad de su catálogo, la editorial ha apostado por una edición realmente exquisita que guarda total consonancia con todo lo publicado hasta el momento. Como ocurre en muchas de sus obras, el diseño de la portada respeta al máximo el japonés. Un acierto total que nos transportará directamente a un estilo totalmente diferente del autor que dista de lo ya presentado con La pequeña forastera, El jefe es una onee o Nivawa y Saito

Las bestias de Wizdoms salió a la venta el pasado mes de enero a un precio de 9,95 €. Este tomo consta de un total de ocho capítulos autoconclusivos, además de un breve prólogo y epílogo y un capítulo extra apodado «Bestias extras». Un conjunto más que aceptable para adentrarnos a conocer qué esconde Wizdoms y cuáles son las historias de sus habitantes. En cuanto a errores de impresión o diseño no hemos encontrado ninguno en nuestro ejemplar. Tanto el entintado como el sangrado y el conjunto de todas las viñetas gozan de una perfecta armonía. Por último, la obra está perfectamente traducida a nuestro idioma cortesía de Olinda Cordukes Salleras

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.