El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reseña de Gokushufudo destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES RESEÑAS

GOKUSHUFUDO: DESDE KABUKICHŌ CON AMOR

Al meditar sobre la yakuza es imposible no pensar en todas las ficciones que la envuelven. Es cierto que desde occidente se ha tratado desde diversas perspectivas, pero son las visiones americanas y japonesas las que nos han dejado con las más atractivas de la misma. Visiones que apuestan por lo narrativo, pero también por lo interactivo y visual. Si hablamos de películas enseguida me viene a la cabeza Outrage —la obra maestra de Takeshi Kitano que nació hace más de una década— o la propia Kill Bill de Quentin Tarantino. Cada una aporta su propia mirada del crimen organizado nipón, pero a su vez, narran su historia desde el mismo eje central. Un eje que también comparte la gratificante y longeva obra de Toshihiro Nagoshi

Tal y como mencionaba, la yakuza también ha llegado al medio de los videojuegos y es su propia encarnación del nombre la que hace gala de este grupo tan carismático de Japón que no deja de sorprender en cada una de sus entregas. Con más de quince años a sus espaldas, la obra de Nagoshi nos ha sabido contar su propia historia acerca de los yakuza siendo Kazuma Kiryu el timón principal. Un capitán que, además de encogernos el corazón, nos presenta la portentosa Kamurocho, el lugar ficticio donde se narra el videojuego y que consigue representar no solo la disposición sino la vida dentro de Kabukichō, el distrito rojo más conocido de todo Tokyo y lugar de encuentro de los yakuza. 

Reseña de Gokushufudo Tatsu el Inmortal tatuajes espalda - El Palomitrón

Y es aquí, en Kabukichō, donde nace la siguiente historia de este temido clan. Un relato que nos ofrece una nueva visión de la yakuza presentándonos a uno de sus miembros más temidos una vez ha dejado dicha organización. Una postura que pocas veces se ha explorado, pero que gracias al ingenio y gracia de la pluma de Kousuke Oono podemos leer y disfrutar. Tal vez el medio escrito no se ha expuesto en demasía a esta visión, pero es realmente satisfactorio explorarla desde esta vertiente. Una que consigue que aquel yakuza llamado Tatsu el Inmortal deje el lado más criminal de su vida por un delantal de lo más cuco y un roomba capaz de enloquecer a los felinos más mansos. Y así, desde un cambio de roles de lo más loco, nace Gokushufudo. La historia de cómo un yakuza llega a ser un magnífico amo de casa

Hilarante en su propuesta pero efectivo en su resolución, Gokushufudo se sitúa ante nosotros como una de las mejores obras que tendremos a lo largo de 2020 en España. Aunque todavía sea pronto para hablar, me atrevo a poner la mano en el fuego a que esta comedia con tintes slice of life y narrada bajo una estructura de capítulos autoconclusivos es uno de los títulos que conseguirá casar en multitud de lectores. No solo por la trama que confecciona su argumento, sino por cómo se desenvuelven los personajes en la obra y por cómo el protagonista consigue mostrarnos dos caras de una moneda que jamás habríamos pensado ver. 

Por un lado yakuza, por otro amo de casa. Un cambio tan grotesco que, de pensarlo, ya da risa. Pero es al leerlo y vivir sus anécdotas personales cuando consigues entender las intenciones de Kousuke Oono y comprender que no todo en la vida debe ser negro o blanco, sino que también existe el gris. Y el color que presenta Gokushufudo es uno único y muy a tener en cuenta.

La historia que nos cuenta el autor —novel pero atrevido y brillante desde sus primeros compases— es la historia de Tatsu el Inmortal, el hombre más mortífero de la mafia hasta que un día, después de un terrible incidente que lo dejó malherido, decidió apartarse del camino del yakuza y sentar la cabeza para convertirse en el amo de casa ideal y devoto servidor de Miku, su laboriosa mujer. Sin embargo, por más que luche por dejar atrás su pasado entre clases de cocina, rutinas de gimnasio y actividades del barrio con las vecinas, el pasado está menos muerto de lo que él cree, y volverá para llevarlo por el mal camino de las maneras más rebuscadas, violentas y, por supuesto, hilarantes que pueda haber.

Reseña de Gokushufudo Tatsu el Inmortal roomba VS Tatsu - El Palomitrón

Gokushufudo nace de una mente, cuanto menos, perspicaz. Pero no solo las ideas y su ejecución están bien orquestadas en el título, sino que su arte también consigue llamar la atención. Desde un trazo de lo más hiperrealista, Kousuke Oono ha sabido plasmar perfectamente aquello que tiene en la mente. Empleando una técnica que también podemos ver en autores como Inio Asano, Kengo Hanazawa o Kensuke Nishida y haciendo uso de planos picados y contrapicados además de un sombreado exquisito, el autor nipón consigue mostrarnos al Tatsu más tierno y cálido pero también a aquel yakuza que un día fue. Un juego constante que nos permite convivir con su propia dualidad y comprender que, a pesar de haber abandonado ese clan predestinado a la muerte, nunca podrá deshacerse de sus auténticas raíces. Unas que nos dejarán conocer a un amo de casa con tendencias, aparentemente, criminales. ¿Quién sino iba a someterse a juicio de un roomba o luchar a muerte por las ofertas más suculentas del súper?

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el cómic en general. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Adoro viajar, y si algún día consigo ir a Japón, sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.