Compartir

Para quien no la recuerde, Spotlight fue una de las películas más reveladoras de 2016 y obtuvo diversos premios, como el Oscar a la Mejor película y el Oscar al Mejor guion original.

Sin duda estamos ante una de las películas más convincentes y profundas sobre periodismo de investigación desde Todos los hombres del presidente, el clásico de 1975 sobre el escándalo Watergate. Spotlight narra la historia de cómo un grupo de periodistas del Boston Globe destaparon en el año 2002 los abusos a niños por parte de curas católicos durante varias décadas.

Pero… ¿cómo lo hicieron? A continuación diseccionamos su investigación y los pasos que siguieron, para aislar las claves del periodismo de investigación, una práctica que hoy más que nunca echamos de menos en la prensa. No fue fácil ni rápido, pero el resultado obtenido llevó al equipo al éxito.

Los componentes de Spotlight

Para ponernos de nuevo en situación y tener los nombres más presentes vamos a recordar quiénes formaban el equipo de Spotlight:

  • Walter “Robby” Robinson, editor de Spotlight, interpretado por Michael Keaton.
  • Sasha Pfeiffer, reportera del Boston Globe, interpretada por Rachel McAdams.
  • Michael Rezendes, reportero del Boston Globe, interpretado por Mark Ruffalo.
  • Matt Carroll, reportero del Boston Globe, interpretado por Brian d’Arcy James.
  • Ben Bradlee Jr., editor del Boston Globe, interpretado por John Slattery.
  • Marty Baron, editor jefe del Boston Globe, interpretado por Liev Schreiber.

Equipo Spotlight El Palomitrón

Los pasos de la investigación

La investigación, en este caso, comienza por el juicio a un cura de Boston acusado de abusar de varios niños durante 30 años. En este momento, el jefe del equipo de Spotlight hace una pequeña aproximación de casos similares que han sido publicados y dividen el trabajo. A partir de aquí comienza el verdadero trabajo de investigación, y desde aquí vamos a ver qué pasos siguió el equipo para llegar a la verdad, siempre aplicando el principio de veracidad periodística ante todo, pues es la base de cualquier investigación.

  1. Documentación sobre el caso y noticias relacionadas

En primer lugar, Spotlight comienza a estudiar el caso desde los archivos que tiene la redacción, ya sea a partir de fuentes de Internet, recortes de periódicos, libros y demás. La primera parte de la investigación consiste en la documentación principal del caso, de todo lo que existe relacionado con él y, a partir de ahí, empezar a sacar a personas implicadas, testigos, víctimas y posibles culpables.

  1. Entrevistas personales

Esta parte es muy importante para la investigación. Una vez tienen una base donde apoyarse y una lista de personas a las que preguntar y hablar con ellas, proceden a empezar con las entrevistas. Como vemos en la ficción, se entrevistan con abogados involucrados en casos de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia y a víctimas de estos tipos de abusos. Pero como señalan en una parte de la película, los testimonios no son suficientes y necesitan datos que verifiquen o apoyen los testimonios personales. También realizan entrevistas a personas cercanas que podrían haber estado implicadas (sobre todo abogados) y consiguen, a partir de ellos, datos de máximo valor para la investigación, pero que posteriormente deberán ser verificados por otras fuentes, pues muchas de estas no quieren dar la cara.

Una vez han entrevistado a todos los que consideran importantes y que les pueden ayudar en su investigación (abogados, curas, etc.), pasan con la entrevista a los testigos. Una parte bastante dolorosa (además de cruel), pues se trata de testimonios reales que deben saber tratarlos en todo momento, además de saber presionar hasta cierto momento, pues no son testimonios fáciles.

En la película vemos claramente como a la hora de realizar las entrevistas hacen valer el principio de la veracidad, pues contrastan tanto la información como las fuentes. Debemos añadir que las entrevistas se realizan al principio de la investigación, pero también se realizan algunas más cuando la investigación se está cerrando, pues al tratarse de un tema tan delicado los periodistas quieren verificar del todo los hechos, quieren saber qué pueden publicar y contrastan la información más de una vez.

  1. Consultas con expertos

Conforme van buscando más y más información y van contactando con más personas, al final consiguen dar con una de las personas clave con su investigación: se trata del sociólogo Richard Sipe, cuyos estudios se centraban en los abusos sexuales en la Iglesia católica. Este les ayuda a profundizar en el tema y demostrar que hay más casos que los que se conocen. Para demostrar su investigación, el equipo seguirá investigando y, poco a poco, comprobará que los resultados de la investigación de Richard Sipe son ciertos.

  1. Utilización de la biblioteca y el archivo del periódico

Una vez tienen bastante información sobre el caso, entrevistas y demás, pasan a investigar archivos más “profundos” y ocultos a ojos del público por parte de la biblioteca y el archivo del periódico. Además, ahora también tienen presente la investigación de Richard Sipe, la cual quieren verificar, pues si es así deben expandir todavía más su investigación.

En este caso encuentran algunos recortes que previamente no habían visto y, además, encuentran los registros de las diócesis con los que podrán comprobar nombres y datos de determinados curas de Boston de los que sospechan analizando su estado laboral (bajas, enfermedades, etc.).

Poco a poco van recopilando más y más datos, y en este caso es Matt Carroll quien se encarga de generar sus propias bases de datos y así recoger a modo de diario toda la información importante del caso. Esto hace que el principio de veracidad siempre esté presente, que no se les pase ningún dato al equipo y que no se escape ninguna posible víctima. Además, gracias a esta segunda investigación centrada en los archivos de la biblioteca y del periódico comprueban que la investigación de Richard Sipe es prácticamente cierta.

  1. Verificación de las fuentes y datos

Una vez el equipo recoge toda la información, decide comprobar todo de nuevo verificando las fuentes y los datos, pues es el paso previo a redactar la noticia y publicarla. Toda investigación periodística que se precie debe estar verificada. En este caso, la documentación judicial es imprescindible como prueba para verificar la historia. Como vemos en este pequeño análisis, el periodismo de investigación trata de buscar la verdad sobre cualquier opinión y necesita de otras ciencias sociales por su carácter informativo. Por la objetividad de este tipo de reportajes es muy importante que los datos estén probados, y por ello un proceso de documentación organizado es imprescindible.

  1. Redactar el reportaje y publicarlo

Por último, una vez que Spotlight consigue hilar todas las historias, verificar todos los datos, conseguir el máximo número de testimonios posibles, veredictos y documentos, etc., deciden por fin publicar el artículo. Redactado de forma cautelosa, con cuidado y con mimo, al fin lo publican.

Nada más hacerlo, ese día su oficina era un nido de llamadas, sobre todo de llamadas de víctimas que hasta entonces no se habían pronunciado y que, gracias a ver su verdad redactada y publicada, deciden contar su propia historia. Ese día mucha gente consiguió descansar por fin y vio que la justicia, algunas veces, existe.

La Verdad Spotlight El Palomitrón

Sin duda alguna, Spotlight supo llevar a cabo una de las mejores investigaciones periodísticas de todos los tiempos, y no solo en la ficción, sino también en la realidad. Es una muestra de cómo la verdad en ocasiones sale a la luz, ya sea por el principio de veracidad o por la propia moral de los periodistas, pero lo importante es que se conoce (y eso no siempre ocurre).

*Completa la lectura leyendo la segunda parte

Marisol Navarro 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.