Compartir

Los diez mejores papeles de Nicolas CageLos placeres culpables… ¿qué seríamos los amantes del cine sin ellos? Esa película mala a todas luces y que nadie podría disfrutar en serio pero que, por alguna extraña razón, disfrutas. E incluso ves cosas buenas en ella. Seguro que tienes una película en mente. Bien. Piensa en esa película. Ahora responde. ¿Sale Nicolas Cage en ella?

Si la respuesta es que sí, tienes que leer este artículo. En el caso contrario, tampoco cierres la ventana todavía porque esto todavía te puede interesar, ya que este actor ha tenido una de las carreras más prolíficas de todo Hollywood.

Familiar directo de Francis Ford Coppola, Nicolas Cage ha participado en más de cien películas. Y, con un Premio de la Academia a Mejor Actor a sus espaldas, este año promete una de sus interpretaciones más extremas con Mandy, de Panos Cosmatos, que fue recibida con elogios hace bien poco en Sitges  2018 y le otorgó el gran premio honorífico al actor norteamericano. Para conmemorar estas dos ocasiones, hemos hecho una lista de las mejores interpretaciones de Nicolas Cage. Poneos palomitas porque esto va a ser una locura.

10. KICK-ASS

Cualquiera que se haya leído el cómic original de Mark Millar y John Romita Jr. (y, quien no lo haya hecho, ya tiene algo que hacer cuando termine de leer esto) pensaría que elegir a este actor para interpretar al personaje de Big Daddy es, cuanto menos, un error de casting garrafal. Nada más lejos de la realidad, señores.

Son conocidas las ganas que tuvo el actor norteamericano de formar parte de la cultura pop (más si cabe) al encarnar a Superman en el proyecto fallido de Tim Burton… y en Kick-Ass demuestra que, al menos, se lo habría pasado de muerte con el traje azul. Para una muestra, la famosísima secuencia de presentación donde el personaje de Big Daddy dispara sin miramientos al torso de su hija como si la estuviera enseñando a montar en bicicleta. Un personaje tan pasado de rosca, inverosímil y loco solo podría haberlo interpretado Nicolas Cage.

 

9. WICKER MAN

Parad un momento de leer esto, id a YouTube y buscad las peores líneas de diálogo de la historia del cine. Después de ver casi todas las escenas de The Room, probablemente os encontréis con una secuencia en la que Nicolas Cage pregunta a gritos a una mujer cómo se quemó un peluche. Eso, señores, es Wicker Man y es la película de terror más divertida de todo Hollywood. Remake de una película de los setenta, gira alrededor de un detective que busca la desaparición de una niña en una pequeña isla.

Si hay que disfrutar de esta película es no tomarla en serio a sí misma, pues el nivel de comedia no pretendida que genera gracias a la interpretación exageradamente sobrada de Nicolas Cage, sumado a las interpretaciones comedidas y pausadas del resto de los personajes hacen de esta cinta una joya del “es tan mala que es buena”. Ah. Y el cameo de James Franco no ayuda mucho…

8. MAMÁ Y PAPÁ

Aprender a valorar las películas en las que sale Nicolas Cage como comedias es algo que esta cinta reciente ha conseguido calcar en los espectadores. Consciente de sus implicaciones como actor desenfrenado, exagerado en su máximo esplendor, los responsables de Mamá y Papá se encargaron de que el sobrino de Coppola pudiera dar rienda suelta a todo eso que hace a Nicolas Cage ser Nicolas Cage, pues la propia tesis de la película lo pide.

Una comedia negra ligera con tintes de slasher y película de zombiesJustamente lo necesario para que nuestro actor brille.

7. SNAKE EYES

Brian de Palma se lo tuvo que pasar de muerte haciendo esta película. Ya no solo por la interpretación y caracterización de su estrella, sino por todo el despliegue desenfrenado que rodea a la película: A su loquísimo montaje, al diseño de vestuario del protagonista y a la propia historia, con libreto firmado por David Koepp, guionista también de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (por mucho que rabie a algunos esa peli aún existe).

En esta película nuestro querido actor encarna, aunque no lo parezca, a un detective de la policía que debe investigar un asesinato de forma contrarreloj en un enorme y lujoso hotel de Las Vegas donde se ha producido hasta hace un momento un combate de boxeo.

6. CARA A CARA

Lo de esta película es fantástico. Ya no solo por la sus dosis de acción, muy propia de un John Woo totalmente desatado y sin freno, o por la premisa de que un agente del FBI se infiltre en una banda terrorista con la cara trasplantada de uno de los miembros, sino por el maravilloso contraste que se crea entre las interpretaciones de Nicolas CageJohn Travolta, que cambian sus roles de forma que el personaje de Travolta se convierte en el personaje de Nicolas Cage. Así, Cage tuvo que interpretar esas secuencias como si estuviera haciendo de John Travolta intentando hacer de Nicolas Cage. Ay, los noventa…

5. MANDY

Dentro de muy poco tendremos el placer de ver esta locura de película en la gran pantalla, pero os dejamos la crítica por aquí para ir abriendo bocas. Mandy es una película que ha dado mucho de qué hablar por el circuito festivalero, y es que, cada año, una o dos películas de estas características suelen aparecer: Excéntrica, extrema, provocadora y con una estética marcadísima.

Y es que, en esta película donde la nostalgia ochentera se lleva al paroxismo, y nuestro actor encuentra su redención en forma de lo que mejor sabe hacer: llevar las cosas al extremo (igual que la peli). Llevamos viendo al actor encasillado en el mismo tipo de películas de serie B desde hace ya mucho tiempo, y puede que este sea su retorno a un terreno más mainstream sin dejar de lado su toque.

4. ADAPTATION (EL LADRÓN DE ORQUÍDEAS)

Un poco después de Cómo ser John MalkovichSpike Jonze volvió a descolocar al mundo con una historia, si bien no tan histriónica, más personal con el mismo toque que caracterizó el estilo de la que fue la ópera prima de un director lleno de talento.

Charlie Kaufman (álter ego del famoso guionista de ¡Olvídate de mí!, y director de la maravillosa Anomalisa) es un escritor sumido en una profunda crisis creativa que parece no tener fin mientras su gemelo idéntico Donald parece escribir de forma automática sin tener ni siquiera conocimientos de escritura. Una película deliciosa sobre el proceso de escritura y el cine dentro del cine.

3. LEAVING LAS VEGAS

Nos vamos a reservar el derecho de no citar a Amaral para presentar a esta película (pero sí para despedirla). Bien es cierto que hay detractores del hecho de que Leaving Las Vegas le diera el premio de la Academia a Mejor Actor a Nicolas Cage, pero si le dieran la oportunidad de un revisionado a la película de Mike Figgis, probablemente pensarían que esta es uno de sus trabajos más maduros, si no el que más.

Encarnando a un guionista alcohólico abocado al fracaso, decide emprender un viaje de no-retorno a Las Vegas, donde conocerá a una prostituta. Juntos, llevarán lo denigrante y el nihilismo al siguiente nivel, llevando a la gran pantalla la relación más patética y, aún así, más humana del cine hollyoodiense de los noventa. Así que, como Nicolas Cage en Leaving Las Vegas, no tengo planes más allá de esta cena.

2. HECHIZO DE LUNA

Hay planos iniciales en una película que te lo dicen todo acerca de ella. Y esto es muy importante, pues es la primera imagen de ella que ves, así que su elección debe estar muy cuidada. Lo primero que vemos de Hechizo de luna es a unos trabajadores preparando los carteles de un teatro neoyorquino para la ópera La Bohème. De una forma muy sutil, ya nos meten de lleno en lo que va a ser esta película, y por qué Nicolas Cage y Cher son elecciones soberbias:

Esta película es una ópera bufa. Una comedia al más puro estilo camp que perpetúa de una forma tan ridícula el estereotipo del italoamericano que la risa se produce más por la exageración que por el estereotipo en sí. Una película deliciosa, que no se toma en serio a sí misma con todos los elementos posibles para hacer reír.

1. CORAZÓN SALVAJE

Acabamos con la que es a nuestro juicio el mejor uso que se le ha podido dar a la excesiva forma de interpretar de Nicolas Cage en una de las películas más infravaloradas, más tiernas y más rocambolescas de David Lynch (pos recomendamos recuperar nuestras reseñas de los libros sobre el director publicados por Ediciones JC y Alpha Decay). Considerada por muchos una obra fallida del director cuanto menos, Corazón Salvaje es el prefacio perfecto del éxito que cosecharía el cine de Lynch en los años 90.

En esta cinta llena de pasión y erotismo asistimos al Nicolas Cage más divertido y a la vez más contenido. La estética rockabilly de la película, su esencia de road movie y su temática shakespeariana hacen de ella la mejor película para que este histriónico actor pueda ser él.

¿Y vosotros? ¿Con cuál os quedáis? ¿O qué títulos echáis en falta del sobrinísimo?

 

Álvaro Salas

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.