Compartir

Hunter Killer La caza en las profundidades - El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

Gerard Butler es uno de esos actores que, sin ser el favorito de nadie, estrena de media dos películas al año donde él siempre es el protagonista. ¿Cómo lo hace si sus películas son raramente éxitos de taquilla y cuentan con efectos especiales muy caros? En primer lugar, el actor escocés sabe que puede contar con el mercado internacional. En segundo, para asegurarse la financiación de los proyectos en los que se involucra se los paga (parcialmente) él mismo. Se puso la máscara de productor de sus largometrajes por primera vez en Un ciudadano ejemplar, y desde entonces ha respaldado económicamente la mayoría de sus películas (por suerte para él, Dioses de Egipto no fue una de ellas). Contrariamente a lo que podríamos esperar, no se pone él solo en el centro de la acción: siempre cuenta con alguien de igual peso en la trama a su lado (Jamie Foxx, Aaron Eckhart), y como resultado la película y su interpretación son mejores. Hunter Killer: Caza en las profundidades es un ejemplo perfecto de ello.

LA PELÍCULA

Un militar ruso secuestra al presidente de su país en su base naval y pretende crear una segunda guerra fría. Butler tiene que ir con su submarino a rescatarlo y salvar al mundo de la catástrofe. Sí, el argumento es presentado en imágenes de forma tan absurda como os lo hemos contado. Por eso, solo cuando la cinta ha dejado atrás su burda presentación y empiezan las secuencias subacuáticas comienza a encontrarse y a ser disfrutable. Desde este punto en adelante su capacidad para entretener a la audiencia solo va en aumento.

Una característica que la hace mejor que otras cintas similares es el excelente uso de las localizaciones naturales: si no puedes crear imágenes poderosas en un estudio, siempre puedes contar con la belleza innata de la naturaleza. Las secuencias de acción aprovechan estos exteriores, sobre todo en la subtrama de los paracaidistas. Por cierto, Tom Cruise y su Misión Imposible: Fallout han arruinado para una temporada las escenas de paracaidismo: todas palidecen en comparación, es imposible estar a su altura a nivel de realización.

En cuanto a lo extracinematográfico, Hunter Killer: Caza en las profundidades tiene una web muy chula que te permite moverte de forma virtual por dentro del submarino que protagoniza la cinta y te deja conocer sus partes. Un gran trabajo de mercadotecnia en este punto.

Hunter Killer La caza en las profundidades - El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Empecemos con el más famoso del reparto: Gary Oldman. La rodó antes de ni siquiera haber grabado El instante más oscuro con la que ganó el Oscar este año. Puede que sea por esto por lo que está tan sobreactuado.

Las personas que sí están bien en la película son: Linda Cardellini (quien se dedica a molar), Common (que siempre aparece en películas cuando menos te lo esperas), Michael Nyqvist (que murió el año pasado; aún quedan por estrenarse dos títulos suyos más: otro de submarinos con Colin Firth y el esperado retorno de Terrence Malick a la Segunda Guerra Mundial) y Alexander Diachenko (que interpreta al presidente ruso con gran carisma, lo que actualmente supone un gran reto).

LA SORPRESA

Durante décadas Rusia fue el huerto de cultivo de los villanos de Hollywood. Esta cinta propone una revisión de esos estereotipos estableciendo un diálogo y alianza entre Estados Unidos y Rusia. Desde que fue rodada, la situación ha dado un giro de 180 grados, puesto que la gente norteamericana que tradicionalmente no podía soportar nada que oliera al país euroasiático ahora lo defiende, ya que es lo que hace el presidente al que votaron. En este aspecto, la experiencia de ver Hunter Killer: Caza en las profundidades es singular.

Hunter Killer La caza en las profundidades - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Vamos a escoger dos: de acción, cuando el submarino comandado por Butler se sumerge por primera vez; de drama, en el diálogo entre Butler y el ruso, por cómo plantea una conexión emocional entre los personajes mediante el lenguaje no verbal propio de la Marina.

TE GUSTARÁ SI…

Disfrutas de las propuestas de acción con regusto a los noventa, has acabado Bodyguard y necesitas más dosis de acentos escoceses sexys, te gustan los finales en los que el mundo está a punto de ser destruido o si te fascina todo lo que tenga a ver con submarinos (culpables).

LO MEJOR

  • Un tercer acto glorioso.
  • La ficción se adelanta a la realidad: hay una presidenta de EE. UU. (se grabó antes de las elecciones de noviembre del 2016).
  • La línea de diálogo: “What’s better, to be right or to be alive?”.
  • Gerard Butler y su inabarcable carisma.

LO PEOR

  • Algunos rusos hablan entre ellos en inglés (los buenos) y otros en ruso (los malos).
  • El inicio es bastante desastroso.
  • Gary Oldman, ¿qué haces?

 

Pau Jané

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.