Compartir

Tras alzarse con la estatuilla a Mejor película de habla no inglesa en los Oscar 2018 gracias a Una mujer fantástica, al director chileno Sebastián Lelio le tocó mostrar al mundo su siguiente trabajo, Disobedience. La cinta, que explora la relación entre dos mujeres criadas en el seno de una comunidad judía ortodoxa, fue gratamente recibida por la crítica desde que se estrenara en el Festival de Cine de Toronto 2017.

Sin embargo, a pesar de las expectativas generadas, y de estar protagonizada por Rachel Weisz y Rachel McAdams (un reclamo seguro), hubo un momento en el que se valoró lanzarla directamente en formato doméstico en España. Las quejas y la presión ejercida en redes sociales ante esta decisión llevaron a que Disobedience fuera finalmente estrenada en unas pocas salas de nuestro país. Ahora nos llega editada en DVD y Blu-ray de la mano de Sony Pictures Home Entertainment. Y como es posible que la película no llegase a los cines de vuestra ciudad el pasado mayo, os damos 5 buenas razones para haceros con una copia y poder disfrutarla en casa.

Versión original

Disobedience es la primera incursión de Lelio en Hollywood, y por tanto, es la primera vez que rueda un largometraje en inglés. La edición doméstica nos permite ver la película en versión original subtitulada para poder apreciar más de cerca el trabajo de los actores, y en especial el cambio de acento de Rachel McAdams, quien interpreta a una mujer británica por primera vez.

Adaptación de la novela de Naomi Alderman

Fue Rachel Weisz quien, como productora, se puso en contacto con Sebastián Lelio ante su interés por adaptar Disobedience, la primera novela de la autora británica Naomi Alderman. Esta se publicó por primera vez en el Reino Unido en 2006, y por lo general tuvo una buena acogida. Alderman niega que la novela tenga relación con su vida personal, aunque declara haber dejado de ser judía practicante después de escribirla.

El trío protagonista

Disobedience es “las Rachels”, y ellas son Disobedience. Las dos mujeres a las que dan vida en pantalla están en puntos vitales muy diferentes, y mientras una de ellas lleva una vida cosmopolita en Nueva York, alejada de sus raíces (Weisz), la otra (McAdams) permanece inmersa en una pequeña comunidad judío-ortodoxa inglesa junto a su marido. Ambas llevan su papel con una introspección y sensibilidad que calan hasta los huesos, y Alessandro Nivola, que ejerce de marido de la segunda, es el contrapunto perfecto entre lo que sucede entre las dos mujeres y el vínculo con la comunidad religiosa.

La historia

Ronit (Rachel Weisz) y Esti (Rachel McAdams) son las protagonistas de la película, pero su historia juntas y sus sentimientos no son lo único en juego en Disobedience. Lelio retrata amor, culto, desarraigo, obligación, soledad, familia… La religión y la sexualidad conviven en la intimista historia de estas dos mujeres.

La fotografía

El judaísmo ortodoxo rara vez se ha visto representado en el cine de una forma tan orgánica y protagónica. La atmósfera que crea Lelio en torno a sus personajes se viste en los tonos apagados y fríos de Danny Cohen, que a través del trabajo de fotografía logra trasladarnos lo opresivo y angustioso de la situación de Ronit y Esti.

La edición Blu-ray de Disobedience no contiene material adicional (al igual que ocurre en el resto de países en los que ha salido a la venta), pero la calidad de la película por sí sola la hace merecedora de adquisición para poder verla cuantas veces queramos desde la comodidad de nuestro sofá.

Aitziber Polo

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.