El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

68 SSIFF CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

68 SSIFF: EXPLOTA EXPLOTA

LOS ANTECEDENTES

Hay cantantes y grupos musicales que trascendieron a su época y han formado parte de la banda sonora de las vidas de generación tras generación. ¿Quién no se ha venido arriba con los hits de Raffaella Carrà en alguna verbena? El uruguayo Nacho Álvarez debuta en el largo, dedicándole este homenaje a la diva italiana en forma de musical jukebox (canciones preexistentes, historia original). Explota explota llega el 2 de octubre a nuestras salas dispuesta a sacarnos una sonrisa en tiempos de pandemia.

LA PELÍCULA

Cuenta Nacho Álvarez que el punto de partida para escribir Explota explota fueron las propias letras de Rafaella Carrà. A partir de lo que contaban sus canciones se fue elaborando un guión que tiene como protagonista a María (Ingrid García Jonsson), una española que vuelve a su tierra natal después de huir de su boda en Roma.

La película nos sitúa en el Madrid de los años setenta, un Madrid de lo más colorista (punto para vestuario) y en el que impera la censura en la cadena pública de televisión donde María sueña con entrar como bailarina. Explota explota construye un Madrid alternativo, en el que triunfa un programa llamado “Las noches de Rosa” (Rosa, que es un claro símil de Rafaella)  y existen los mismos crápulas de siempre; ficcionado, pero todo está ahí.

Al más puro estilo de lo que sería una Mamma Mia patria, la cinta se mueve en el terreno de la comedia romántica, apoyándose en los consabidos clichés y deus ex machina inherentes al género, pero en todo momento resulta ligera y simpática, brindándonos 110 minutos de divertimento y frescura aderezados por canciones bien encajadas y pertinentes para la narrativa (lo esperable de cualquier musical que se precie). La puesta en escena de algunos números musicales se nos queda algo corta a momentos; las coreografías, el apartado vocal o el despliegue de extras no es un espectáculo de fuegos artificiales, pero cumple con soltura para lo que se espera de ella.

Y en medio de todo ello, el subtexto de Explota explota es un canto a la libertad en todas sus vertientes. Si a esto le sumamos algún que otro cameo interesante. ¿Qué más podemos pedir?

ELLOS Y ELLAS

Ingrid García Jonsson y Fernando Guallar encaran bien el papel de nuestros Mia y Sebastian particulares, cambiando actriz y músico por bailarina y censor. Son atractivos, carismáticos y tienen química en pantalla. Las expectativas de pareja protagonista quedan cubiertas.

En el ámbito de los secundarios quienes más minutos tienen y destacan por su buen hacer son Fernando Tejero y Pedro Casablanc. El primero da vida al director de “La noche de Rosa” (¿os acordáis cuando hablábamos de crápulas?), y Casablanc tan férreo como siempre dentro de un registro involuntariamente cómico que no le sienta nada mal.

Pero la palma se la llevan Verónica Echegui y su acento andaluz. Consigue que el papel de amiga graciosa mil veces visto antes, se convierta en lo mejorcito de la película.

LA SORPRESA

Aunque todo es fiesta y nunca abandona lo liviano, es una grata sorpresa que en Explota, explota haya hueco para hacer parodia de algo tan sonrojante como lo fue la censura en nuestra televisión.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Como no podía ser de otra forma, En el amor todo es empezar es el número musical y la secuencia cumbre de la película (aunque Hay que venir al sur no se queda a la zaga). Este temazo no solo da título a la cinta, sino que además atesora el punto de inflexión más relevante de la trama. Y también, vamos a confesarlo, será que nos parece de lo más especial el solo hecho de tener a Natalia Millán y Carlos Hipólito compartiendo escenario una vez más.

TE GUSTARÁ SÍ…

Si te gustan los musicales, se te van solos los pies con los éxitos de la Carrá, y quieres pasar un buen rato sin muchas más pretensiones.

LO MEJOR

  • Verónica Echegui.
  • La sátira a la censura.
  • Llega como un chute de buen rollo en el momento en que más falta nos hace.
  • Los cameos.

LO PEOR

  • Por ponerle algún pero, los números musicales siempre son mejorables.
  • Ir con unas expectativas por encima de las posibilidades de la propia película.

Aitziber Polo

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.