El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

EMA

ANTECEDENTES

No era desde el rodaje de Jackie (2016) que Pablo Larraín no se ponía de nuevo tras las cámaras para ofrecernos un nuevo trabajo. La primera incursión en Hollywood de la mano de una estupenda Natalie Portman en el papel de Jackie Kennedy no dejó indiferente a nadie y, si bien el trabajo fue solvente, la crítica se dividió entre los que veían un ejercicio al más puro estilo Larraín y un trabajo que no encajaba del todo en la filmografía de su director. Ema regresa, de nuevo, al Chile del director para ofrecernos una nueva historia ambientada en su país natal.

LA PELÍCULA

Cansada de una relación tóxica, de soportar sobre ella un peso que no quiere llevar y de hacer algo que en realidad no quiere hacer, Ema decide romper con todo y entregarse al verdadero placer de lo que siente y lo que desea ser: abandona a su pareja, baila reggaetón y se entrega a la vida que, en realidad, siempre quiso llevar.

Es difícil describir Ema. A ratos sorprendente, filmada con unas imágenes desgarradoras y un lirismo en la fotografía que atrapa desde cualquier fotograma que se precie, pero a ratos lenta sin saber exactamente hacia dónde está caminando toda la película, Ema se descubre como un largometraje más de Pablo Larraín que, sin embargo, no parece estar a la altura de toda su filmografía. Es difícil describir el sentir general de todo el largometraje porque lo que quizá más pesa en toda la película es que parece ser que, en muchas ocasiones, no es fácil percibir cómo su argumento nos lleva a parte alguna.

Ema es Larraín y eso se nota. Se nota en los diálogos intercalados entre diferentes escenas como en No (2012), se nota en su fotografía hipnótica como en Neruda (2016) e incluso en sus diálogos arrancados a los personajes como si hubiera grabado su intimidad más oscura como en El Club (2015). Ema son primeros planos, diálogos certeros y directos, sinceridad y personajes perdidos. Sin embargo, Ema precisamente pierde fuelle cuando intenta explicar una historia que se le escapa al director de las manos en el momento en que toda la película toma cuerpo.

Larraín siempre ha intentado trascender lo histórico explicando lo individual. Sus grietas en el sistema las aborda a través del individuo, del personaje que emula a todo un país. Larraín ha sido el cronista certero de Chile que destripa la realidad con bisturí, pero, en esta ocasión, se nos hace dificultoso entender el Chile de la actualidad que nos quiere explicar a través de una historia que a ratos pierde su propio rumbo y parece no transmitir al espectador todo su potencial, quedándose sólo en unas imágenes vívidas y una banda sonora que, independientemente de los gustos musicales de cada uno de nosotros, consigue someterse totalmente a la película y hacerse parte de ella con naturalidad.

ELLOS Y ELLAS

El casting de Ema cuenta con un repertorio de nombres de diversas nacionalidades. Como siempre, un clásico en las obras de Pablo Larraín, vuelve a repetir el mexicano Gael García Bernal (De repente, el paraíso) en el papel de Gastón, marido de Ema y director de la compañía de baile. La chilena Mariana di Girolamo (No quiero ser tu hermano) borda un papel brillante como esposa del actor mexicano en la ficción y protagonista que da nombre el filme y a ambos los acompañan otros actores como el venezolano Santiago Cabrera (Big Little Lies) en el papel del bombero Aníbal y Paola Giannini (Santiago Paranormal) como Raquel, su esposa.

LA SORPRESA

Siendo el reggaetón un género musical a ratos denostado y a ratos amado, intentar entender dicho género musical en una película de Larraín y, además, hacerlo parte de su banda sonora, se hacía un trabajo difícil. La sorpresa es comprobar que, efectivamente, se adapta perfectamente no sólo a la banda sonora, sino al sentir general de toda la película.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Precisamente cuando el personaje que interpreta Gael García Bernal habla sobre el Reggeaton. Uno de esos momentos cinematográficos inolvidables.

Otro momento es cuando ambas parejas unidas por un solo niño por fin se encuentran.

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta el cine de Pablo Larraín o disfrutas con el cine de temática urbana y callejera, su música, su vida y sus diálogos.

LO MEJOR

  • Mariana di Girolamo en el papel de Ema y, como siempre, Gael García Bernal.

LO PEOR

  • Demasiado confusa y sus principales temas se pierden en el marasmo de ideas.

Javier Alpañez Naranjo

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.