Compartir

Cuando parecía que ya habíamos superado el boom de las series sobre vampiros, hombres lobo, brujas y demás criaturas fantásticas llega El descubrimiento de las brujas para recordarnos que siguen más de moda que nunca. Es más, no solo los seres propios de los cuentos de antes de ir dormir siguen en el candelero, sino que las peligrosas, y en ocasiones prohibidas, relaciones sentimentales entre ellos continúan posicionándose como un importante eje de la trama. Lo interesante en este sentido de la producción de SKY es que aborda estas relaciones entre diferentes especies sin caer en el tópico. No os esperéis un Crepúsculo o unas Crónicas Vampíricas protagonizadas por adultos entrados en la treintena porque los tiros no van por ahí.

 ¿De qué va?

A Discovery of Witches, que como ya os adelantamos es una de las grandes apuestas de Sky para esta temporada, es una serie que mezcla la fantasía con el drama romántico. Fue estrenada en noviembre pero la poca promoción que se hizo de ella, así como los pesos pesados a los que tuvo que enfrentarse (Homecoming, La verdad sobre el caso Harry Quebert, Arde Madrid o las nuevas temporadas de Outlander y The Sinner), provocaron que pasara desaparecida para el gran público. No fue así para los seguidores de la escritora Deborah Harkness ya que la serie está basada en el primer libro de su trilogía All Souls publicado en 2008.

De esta forma, tanto el libro como la ficción (en la que la propia Harkness trabajó como productora ejecutiva) giran alrededor del mismo argumento aunque, tal y como reconoció la autora, no se trata de una adaptación 100%  fidedigna sino que por el camino nos encontraremos con algunos cambios que han sido introducidos para adaptar el relato literario al lenguaje (y exigencias) del relato audiovisual.

Tanto en la novela como en la serie, Diana Bishop es la protagonista. Interpretada por Teresa Palmer, Bishop es uno de los personajes más enigmáticos de la ficción, tanto por su historia personal como por su propia actitud ante la magia, contra la que lucha desde el inicio. Lo cual no deja de sorprendernos si tenemos en cuenta que la joven Diana Bishop se dedica nada más ni nada menos que a la alquimia en pleno siglo XXI. Es precisamente mientras investiga en Oxford sobre esta práctica milenaria cuando se encuentra con el poderoso manuscrito Ashmole 782. Hasta aquí todo parece normal, lo interesante comienza cuando descubre que el libro llevaba siglos desaparecido, una casualidad equiparable a la de Elmer Sherwin cuando ganó no una, sino dos veces el Megabucks. Y por el ansia que tiene el resto de la comunidad mágica en encontrarlo, parece que vale más de los 25 millones que se llevó Sherwin. 

Comienza a partir de entonces una “persecución” hacia Bishop por parte de la Congregación, un órgano mágico que cuenta con representantes de todas las criaturas (demonios, brujas y vampiros) y que consideran a Bishop como un peligro para la estabilidad de su mundo. Un universo, por cierto, que recuerda en ocasiones al de Harry Potter ya que todos los seres mágicos viven entre los humanos pero ocultando su verdadera naturaleza.

La historiadora no estará sola, sino que contará con la ayuda del vampiro y genetista Matthew Clairmont (Matthew Goode), un hombre reservado y misterioso del que finalmente terminará enamorándose. Un amor que, como no podía ser de otro modo, también está prohibido. Esto complicará todavía más la situación de Bishop, que no tendrá más remedio que asumir sus poderes y tratar de controlarlos para protegerse. 

Así, a lo largo de los 8 capítulos con los que cuenta esta primera temporada, acompañaremos a Bishop y a Clairmont en su lucha con dos frentes abiertos: por un lado, el de su amor prohibido; por otro, el de la búsqueda del Ashmole 782, conocido como el libro de la vida, y al que le han sido arrancadas un par de páginas. Y lo haremos a través de unas localizaciones muy cuidadas que nos llevan hasta los palacios señoriales de Venecia, las calles empedradas de Oxford y algunos de los castillos más espectaculares de Francia.

A todos estos obstáculos, debemos añadirle la misteriosa muerte de los padres de Bishop, amores del pasado de Clairmont que podrían poner en riesgo su nueva relación, conspiraciones de vampiros, brujas secuestradas durante siglos, viajes en el tiempo y la posible existencia de “mestizos”, algo inaudito en el universo mágico. 

Owen Teale en el papel de Peter Knox, el brujo que inicia la persecución de Diana, Malin Buska como la bruja Satu, Trevor Eve como el vampiro Gerbet, Aiysha Hart como la genetista y vampiresa Miriam, Alex Kingston como la tía de Diana o Lindsay Duncan como la madre de Matthew son algunos de los nombres que completan el reparto de esta ficción, que ya ha sido renovada por dos temporadas más.

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 6 de noviembre
  • Plataforma de emisión: Sky España
  • Número de episodios: 8
  • Duración aproximada: 50 minutos
  • Te gustará si te gusta… Midnight, Texas; El círculo secreto, Witches of East End

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.