El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Midsommar, Florence Pugh y Jack Reynor, EL PALOMITRÓN
CINE CRÍTICAS REDACTORES

MIDSOMMAR

ANTECEDENTES

Cuando viajas a otros países es normal descubrir nuevas culturas y costumbres. Suelen ser ritos con siglos de antigüedad que alimentan las leyendas y la riqueza cultural del lugar. Hasta cierto punto, es de recibo respetar todo tipo de celebraciones, pero si la cosa empieza a resultar extraña, será mejor que corras. Tras Hereditary, Ari Aster vuelve al género para presentar Midsommar.

Tras su ópera prima, Aster se convirtió el año pasado en uno de los directores de terror del momento. Explorando las relaciones familiares, se sumergió en un relato crudo y escalofriante. Junto a otros directores como Jordan Peele (Nosotros), se ha dicho que conforman una nueva ola del cine de terror, ahora más cuidado y alejado de estereotipos. Fruto de esta asociación y de las capacidades creativas del estadounidense surgió Midsommar.

Midsommar, Cast, EL PALOMITRÓN

LA PELÍCULA

El relato nos cuenta la historia de Dani, una joven que tras un suceso se encuentra en la más absoluta tristeza. Irracionalmente y para intentar sanar sus heridas, viajará con su pareja y un grupo de amigos a las celebraciones de un festival de una comunidad sueca, familiares de uno de sus compañeros. Allí, no solo descubrirán lo peor unos de otros, sino que también conocerán que nada es lo que parece.

A diferencia de su antecesora, Midsommar apuesta por un camino diferente. En vez de abrazar la noche y el suspense como recurso habitual, apuesta por un terror a plena luz del día, donde el peligro acecha a simple vista. El uso de esta técnica no es algo completamente novedoso, pero sí que visto muy poco. Destacan clásicos como ¿Quién puede matar a un niño? De Chicho Ibáñez Serrador o Funny Games de Michael Haneke. El uso de la luz no solo aporte extrañeza, sino también un sentimiento interno de desazón que busca desesperadamente donde se esconde el peligro.

Tomando como referencia los temas favoritos de Aster, se observa en Midsommar un análisis preciso de las relaciones entre los personajes.  Es curioso observar la meticulosidad con la que el director pone a prueba la fragilidad que une a los protagonistas. Por ejemplo, Dani y su pareja, Christian, no están pasando un buen momento, fruto de ello, el relato propone una serie de sucesos que solo intentan tensar su relación. Es como si estiraran una goma hasta el punto en que su resistencia se partiera, liberando tensión a su paso.

Midsommar, Florence Pugh, Jack Reynor, William Jackson Harper y Will Pouter, EL PALOMITRÓN

EL REPARTO

Tras una increíble Toni Collette en Hereditary, Aster vuelve con un reparto bastante novedoso. Alejándose de las caras más famosas de Hollywood, apuesta por un cast reconocible y actualmente de moda. Con Florence Pugh (Fighting with My Family) a la cabeza, destacan Jack Reynor (Sing Street), William Jackson Harper (The Good Place), Vilhem Blomgren o Will Poulter (Black Mirror), probablemente el más reconocido.

Una de las cosas más sorprendentes de la cinta es su capacidad para despertar sensaciones. Provocadas a raíz de su uso del color, la BSO y un pausado ritmo, Midsommar es prácticamente una terapia de choque placentera. Su desarrollo hipnótico es capaz de producir calma y temor al momento. Asimismo, los contrastes de color enlazan con muchos de los problemas que viven los personajes. Destaca por ejemplo el rojo sobre blanco representando dolor, o los miles de colores en las flores de la corona, símbolo de calma y alegría.

Actualmente, pocas películas del género son capaces de trasmitir tanto como esta hace. Es cierto, que en ocasiones, su trama es compleja y algo difícil de entender. Por tanto, es una cinta en la que hay que estar atento desde el minuto uno, porque si no, luego será difícil captar la esencia completa de la historia. Esto es algo que puede echar para atrás al espectador medio que solo busca entretenimiento. Desde mi punto de vista, creo que es una oportunidad para dar la bienvenida a nuevo tipo de terror, más pausado y libre de sustos cada minuto y medio.

La película llega a las salas españolas el próximo 26 de Julio. Mientras tanto, aún hay tiempo de revisionar Hereditary y de paso prepararnos para el festival más hipnótico y sangriento del verano.

Midsommar, Florence Pugh, EL PALOMITRÓN

LA SORPRESA

La idea sobre la que se sustenta el relato y la naturalidad con la que lo presenta es de lo mejor de la cinta.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

De entre todos los momentos es reseñable la escena en la que Dani compite en el concurso de danzas. La simetría y precisión de los bailes aporta ese sentimiento hipnótico del que goza toda la película.

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta el terror psicológico a plena luz del día.

LO MEJOR:

  • Su reparto
  • Su atmósfera
  • La BSO

LO PEOR:

  • Mensaje complejo de comprender
  • Exceso de lentitud en algunos momentos

Alonso Muñoz

1 COMENTARIO

  1. Es la peor pelicula que he visto en toda mi vida… asquerosa, aburrida, es una estafa ir a ver esta pelicula. Es tan mala que no se puede ni describir ni comentar. Las dos horas y media peor invertidas de mi vida. No se la recomiendo a nadie ni a mi enemigo. Ojalá no saquen ni una película mas como esta…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.