El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

LA RUSA

ANTECEDENTES

El director y guionista Aritz Ortiz eligió un lugar muy personal para su debut en el largometraje. La rusa se rodó en solo quince días, durante el verano de 2016, en la localidad pacense de Valdetorres, de donde es oriunda su familia. La implicación de los vecinos del pueblo en este proyecto independiente, autoproducido, y autofinanciado, hizo posible que esta bonita aventura llegase a buen puerto.

La película fue estrenada en abril de 2018, en el marco del Festival Ibérico de Cine de Badajoz. A partir del 15 de mayo saltará a plataformas digitales, tales como Amazon Prime Video o Filmin.

LA PELÍCULA 

La Rusa nos cuenta la historia de un hombre que retorna al pueblo en el que se crió después de largos años. A su llegada descubre que, en el tiempo transcurrido sin pisar la localidad, las cosas han cambiado notablemente. El bar ya no es regentado por su antiguo amigo, sino que ahora lo lleva una familia, los Crespo, que tienen acobardado al vecindario. Con ellos vive una mujer apodada “la rusa”, a la que el protagonista intentará ayudar al darse cuenta de que está tanto o más sometida que el resto del pueblo a esos caciques.

La ópera prima de Aritz Ortiz nos transporta (pues ese es el término más ajustado a la realidad) a un pequeño pueblo de la España vaciada. Un pueblo en el que se han afincado unos individuos que se creen los dueños del lugar y tienen amedrentada a su población. Los hechos que se narran en la película fueron inspirados por casos reales como el acaecido en Mirandilla (también en Badajoz) en 2008. La evolución de los acontecimientos en aquel caso, tiene mucho en común con el desarrollo narrativo de La Rusa, tomando la cinta de este modo el papel de altavoz de denuncia y destape de estas situaciones de abuso intolerable que desgraciadamente se siguen dando en algunos puntos de nuestra geografía.

Pero más allá de la historia que hay detrás, Ortiz, en sintonía con el director de fotografía Israel Seoane, hace un muy buen trabajo como embajador de nuestro paisaje rural. Y es que cuando decíamos que La Rusa te transporta a ese pueblo extremeño, no lo decimos gratuitamente. Se nota el cariño y el mimo del director en querer trasladar al audiovisual esa realidad que él tan bien conoce. Los tonos ocres del verano y el calor en este tipo de entornos casi traspasan la pantalla, y con los días de encierro que llevamos a las espaldas, incluso siembran en el espectador una nostalgia y añoranza bastante fuertes por los meses de vacaciones.

La rusa es un thriller franco y sin artificios, que ha salido adelante gracias al empeño y el cariño de un más o menos reducido grupo de gente. Su mayor virtud reside en tener esto último en cuenta, pues el resultado final es (o debería ser) inseparable de su proceso de realización. Estamos ante uno de esos proyectos que por su honradez nos pintan una sonrisa en el rostro, reconocedores como somos de que el cine está en todas partes.

ELLOS Y ELLAS

Los castings para los personajes principales de la película se realizaron en Madrid, así se escogió a Xosé Núñez como Tito y Manuel Larrea como Crespo, y a los rostros algo más conocidos de Monika Kowalska (Mar de Plástico) en el papel de la rusa, y Eduardo Rosa (sus trabajos más recientes son en La casa de las flores y las últimas entregas de la Trilogía del Baztan) como el hijo de Crespo. Quizás es este último el que más nos ha sorprendido dando vida a un personaje con una garra que no le habíamos visto hasta ahora.

El resto del reparto y extras fueron escogidos de entre los propios habitantes de Valdetorres, lo que otorga una verosimilitud extra a la película.

LA SORPRESA 

La Rusa es una píldora de cine de sesenta minutos. Hemos visto capítulos de series de incluso más duración, pero resulta tremendamente refrescante ver que hay cintas que rompen el molde y se sostienen con el tiempo justo y necesario, sin afanarse en llenar cerca de dos horas de metraje.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Hay un tramo en el que la película se convierte en una suerte de road movie. Sin ánimo de desvelar más de la cuenta, aquí encontramos la escalada y pico de tensión más logrados de La Rusa.

TE GUSTARÁ SI…

Si disfrutas de historias con sabor a nuestra tierra y nuestras raíces. Te gustará si te gustaron ficciones como Mar de Plástico.

LO MEJOR

  • La verdad que desprende su ambientación.
  • La colaboración con los habitantes del pueblo en el que se rodó.
  • Su duración.
  • Que las plataformas digitales decidan confiar en proyectos como este…

LO PEOR

  • …aunque haya que esperar “tanto” para poder verlos.
  • Verla con unas expectativas que no se correspondan con la naturaleza de la cinta.
  • Ver a Monika Kowalska en un papel tan parecido al que interpretaba en Mar de Plástico deja cierto regusto de déjà vu y encasillamiento.

 

Aitziber Polo

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.