El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Crítica de Africa no Salaryman destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA CRÍTICAS OPINIÓN REDACTORES

AFRICAN OFFICE WORKER: UNA RETORCIDA VISIÓN DEL SALARYMAN NIPÓN

Hace un par de semanas que ha comenzado la temporada de otoño. Una nueva avalancha de series de origen nipón se avecinan sobre nosotros y, como siempre, es complicado decidir qué ver y qué dejar atrás. Hace poco hablaba de Houkago Saikoro Club y de cómo a través de su mensaje y estructura había conseguido postularse en mi lista de la temporada. Pero tras ella he ido indagando en más series que, por suerte o por desgracia, no consiguen lucir como los grandes títulos esperados por prácticamente todo el mundo.

En esta ocasión he llegado hasta la adaptación animada de Africa no Salaryman, una serie que traslada de una forma poco convencional la obra de Gamu que comenzó el pasado 2014 y que actualmente goza de buena reputación en territorio nipón. Indagando sobre la obra he podido descubrir que esta adaptación no es la primera del título, pues el pasado 2017 Production I.G y Anime Beans unieron fuerzas para crear una ONA de diez episodios de menos de cinco minutos de duración en la que narraban, de forma rauda y sin poca intensidad, las venturas y desventuras de este peculiar grupo de animales. Así, llegamos a 2019 con un nuevo estudio —HOTZIPANG (Angolmois: Genkou Kassenki)— y una nueva mente tras el proyecto —Tetsuya Tatamitani (It Girl)—. 

Crítica de Africa no Salaryman manga - El Palomitrón

Estirar el chicle muchas veces es sinónimo de errar, de dar un nuevo paso en falso sin ninguna necesidad. Y parece que esta nueva propuesta de Africa no Salaryman ha estirado demasiado una goma que ya soportaba demasiada tensión. Tras un primer acercamiento a la televisión con una reputación más que cuestionable, Tetsuya Tatamitani intenta solventar ese lapsus con un resultado que no dista mucho de lo ya planteado hace dos años. Es cierto que la dinámica es diferente y posee más tiempo cada episodio para narrar la historia pero, ¿consigue dejar claro su mensaje?

Sátira disfrazada de humor 

De una forma u otra, estamos ante la misma historia. Una narración que nos cuenta el día a día de tres trabajadores de una empresa japonesa. ¿Lo peculiar de esto? No son personas propiamente dichas, estamos ante un grupo de animales concretamente un león, un tucán y un lagarto— que han dejado atrás su vida en la sabana africana para atender a las necesidades del mercado laboral. Un cambio que no sólo afectará a sus costumbres y hábitos como animales de una tierra donde la libertad es el mayor signo de vitalidad, sino que hará que se topen de frente con la sociedad capitalista de Japón. 

Crítica de Africa no Salaryman personajes 1 - El Palomitrón

Hasta aquí todo suena bien, pero es en su ejecución donde la adaptación pierde su mejor baza. Contar esta historia no debería suponer ningún reto literario ni mucho menos, pero al querer disfrazar esta sátira frente al mercado japonés con un tono cómico que en multitud de ocasiones es difícil de entender o captar, o que simplemente no termina de cuajar, hace de la adaptación un producto algo menos atractivo. Un producto mediocre que altera el mensaje principal de la obra y la convierte en una comedia de tintes bizarros apta solo para los más intrépidos. 

Cada personaje tiene sus pros y sus contras, y a pesar de que el lagarto sea el animal más equilibrado por sus valores familiares y moralmente aceptados, son el león y el tucán los que destacan en esta ficción llena de tropos; aunque siendo sinceros, el papel del tucán muchas veces resulta inapropiado e innecesario, haciendo de éste un elemento que hastía y que consigue desvirtualizar muchas situaciones abiertas a una mejor crítica. Así, a pesar de contar con tres personajes bastante diferenciados y con multitud de posibilidades, de nuevo, es el tono cómico fuertemente arraigado a esta ficción y su dirección lo que la convierte en un producto mucho más mezquino y no tan alabable como lo es su obra homónima

La realidad del salaryman nipón

Por lo tanto, tal y como preguntaba líneas atrás, ¿consigue Tetsuya Tatamitani dejar claro el mensaje de la obra? Sí y no, aunque me atrevería a decir que en esta ocasión la balanza frente a lo negativo porta al caballo ganador. Es cierto que Africa no Salaryman es una obra que pretende exhibir, a través de una fórmula similar a la de BEASTARS centrada en reflejar determinados aspectos y conductas humanas por medio de animales antropomorfos, el papel del salaryman nipón. Ejecutivos japoneses de bajo rango que dedican toda su vida a una misma empresa. Una dedicación que en la mayoría de ocasiones es absoluta e irracional frente a la moral humana, pero no tanto frente a la moral japonesa; donde parece que las empresas son las dueñas de la totalidad de tu tiempo. 

Crítica de Africa no Salaryman personajes 2 - El Palomitrón

Reflejar esta realidad es una tarea necesaria para mostrar otra de las precariedades de las que estamos rodeados en pleno 2019 desgraciadamente, y por eso mismo no debería convertirse en algo que ridiculizar y banalizar. Esta última adaptación de la obra de Gamu no demuestra la crítica que sí posee su obra original y que perpetúa a través de todos y cada uno de sus personajes; en esta ocasión convierte el concepto del salaryman nipón en el entorno de la historia y se emplea como decoro más que como un sujeto de valor. Un error que, además, se eleva cuando es el humor quien esconde en mayor medida esta realidad y la deja en el plano menos visible de la serie. 

De nuevo, contamos con una segunda adaptación que no consigue explotar gratamente el mensaje de la obra original. No es la primera ni la última vez que sucede algo así, pero en cierto modo entristece pensar que ni con una segunda oportunidad se han podido subsanar los errores ya cometidos en un pasado. Es cierto que esta serie no es lo peor que veremos esta temporada, pero su escala de valor podría haber mejorado bastante si no hubiera recurrido a ciertos recursos demasiado abundantes y monótonos. Así, Africa no Salaryman sin conseguir reflejar las verdaderas intenciones de la obra original, sí que se postula como uno de los títulos a los que ofrecerle una oportunidad esta temporada. Un título que posiblemente no encaje con todos los gustos pero que quizá logre dibujar más de una sonrisa; un producto que podría ofrecer mucho más y que tan sólo roza una cruenta realidad disfrazando a animales salvajes con traje y corbata a través de una puesta en escena, cuanto menos, cuestionable.

Banner inferior temporada anime otoño 2019 - El Palomitrón

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.