El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

mercado de manga de Japón en 2018 destacada - el palomitron
ACTUALIDAD ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES

EL MERCADO DEL MANGA EN JAPÓN CRECE UN 1,9% EN 2018

Que desde hace unos cuantos años la cuna de la industria del manga está cambiando no es ningún secreto. El auge del consumo digital de este tipo de ocio —y la consecuente caída del consumo «tradicional» del mismo—, la peliaguda cuestión de la piratería, la accesibilidad o la mercantilización a nivel global son aspectos que han copado multitud de titulares en estos últimos tiempos. Desde el propio centro neurálgico, las últimas estrategias y acciones comerciales orientadas a frenar el auge de la piratería y a construir, poco a poco y con paso firme, un mercado más global e interconectado han servido para construir puentes, para que exista un mayor acercamiento con el público occidental. Y, por el momento, parece que la cosa no está yendo nada mal. Pero para que exista una colaboración, para que se cree confianza, siempre debe haber transparencia. Abrazar la realidad tal y como es, y hablar sin ningún tipo de tapujo. Algo que, por cierto, en el mercado español brilla por una más que absoluta ausencia. Lo cierto es que a pesar de cierta sensación de hermetismo del pueblo nipón, Japón publica de forma continua información relativa a las ventas de manga, productos de animación y derivados. Es fácil saber qué es lo más vendido cada semana, además de conocer a finales de año el correspondiente registro anual. Por eso, no es de extrañar que podamos conocer el estado de la industria, así como el crecimiento o decrecimiento de las ventas.

mercado de manga de Japón en 2018 librería - el palomitron

A finales del pasado mes de febrero, la Asociación Japonesa de Editores de Libros y Revistas publicó un informe anual donde se recogen multitud de datos e información relativa a la industria del manga. En el mismo informe, y gracias a la labor del medio anglosajón Anime News Network, pueden extraerse varias conclusiones. El mercado total de manga en Japón —compuesto por el total de copias físicas y digitales— ha experimentado en 2018 un crecimiento del 1,9%, recuperándose así del ligero decrecimiento de 2017. Así pues, la industria nipona ha facturado en 2018 un total de 441,4 billones de yenes (3,52 billones de euros), mientras que en 2017 la cuantía era de 433 billones de yenes (3,45 billones de euros). De la cuantía total, el valor de las ventas de manga físico asciende a 158,8 billones de yenes (1,26 billones de euros), lo que supone un descenso del 4,7% respecto el año anterior. Las revistas físicas de manga han visto aminorada su cuota de mercado un 10,1% respecto a 2017, situándose su valor en 82,4 billones de yenes (654 millones de euros).

Por otro lado, en el ámbito digital, encontramos que las ventas de manga digital ascienden a 196,5 billones de yenes (1,56 billones de euros). Un incremento del 14,8% respecto a 2017, lo que implica que, por segundo año consecutivo, se consume más manga digital que físico en Japón. En cuanto a las revistas digitales de manga, su valor ronda los 3,7 billones de yenes (29,5 millones de euros), con un respectivo incremento del 2,8% respecto el año anterior. El mercado digital de manga representa aproximadamente el 45% del mercado de manga total nipón. Una cuantía que no cesa de aumentar año tras año y que hace tangible ese cambio en las tendencias de consumo. Mencionar que, como dato, cualquier tipo de ingreso procedente de las diferentes plataformas o aplicaciones de lectura de manga digital no se ha tenido en cuenta para la valoración del mercado.

Las cifras hablan por sí mismas. Mientras año tras año la caída de las ventas del manga físico es más palpable y las ventas del digital se incrementan con una más que notable fuerza, las formas y vías de consumo cambian y evolucionan. Estrategias y acciones como las aplicaciones de MANGA Plus o «la nueva Shonen Jump» de Viz Media eran impensables hace una década. Japón y su industria del manga han comprendido la necesidad de abrirse, de buscar oportunidades para explotarlas y vislumbrar qué debilidades poder sobrepasar. Sea por un motivo u otro, los lectores japoneses cada vez sienten menos la necesidad de leer en papel, de coleccionar los tankôbon en sus estanterías para que cojan polvo. Disfrutan de las historias de sus autores y autoras favoritos sin apego coleccionista. En Occidente, y más concretamente en España, aún estamos verdes en muchas cosas como para siquiera pensar en esto del digital. Tarde o temprano llegará, es imposible negar las tendencias de consumo, pero por el momento seguiremos hablando de cierta burbuja que siempre está presente y que continúa sin explotar, y de la inflación en los precios del manga fruto de la avaricia de ciertas editoriales. Como decía, aún queda mucho por recorrer.

Edu Allepuz   

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Intento de muchas cosas y una de las piezas que hacen funcionar la sección manganime. Ávido lector de manga, enamorado de la tinta y de la tragedia de Sui Ishida. Firme defensor de la industria como arte y la abolición de estúpidas etiquetas.