El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Cementerio de animales portada El Palomitron
CINE CRÍTICAS REDACTORES

CEMENTERIO DE ANIMALES

LOS ANTECEDENTES

Sí, el título en su versión original, Pet Sematary, es una canción de Los Ramones. La cabeza pensante detrás de este nombre es Stephen King, maestro del terror moderno que en 1983 publicó la novela homónima. Esta no es la primera vez que vemos la historia adaptada al cine, y es que en 1989 Mary Lambert dirigía una película de idéntico título. Esta versión tiene detrás a Kevin Kölsch y Dennis Widyer, directores que llevan trabajando juntos desde que en 2003 co-fundaran Parallactic Pictures. A su espaldas llevan Postcards From The Future, un documental sobre el autor Chuck Palahniuk, y Abstence, un largometraje sobre un secuestro narrado desde tres puntos de vista diferentes. Con Paramount Pictures y Alphaville Films detrás en la producción, éste constituye su primer gran largometraje y su llegada al género de terror.

LA PELÍCULA

Debemos tener en cuenta que existe un factor que siempre va a ir a favor de este largometraje y es que el nombre de Stephen King esté detrás. A pesar de ser una adaptación el peso de la historia siempre va a estar ahí, a pesar de las modificaciones que se hayan considerado pertinentes. Si hablamos de la narrativa del film vemos una linealidad afín a los largometrajes propios del género, que utiliza clichés como los golpes de efecto con música muy alta para asustar al espectador; aunque poco, cabe decir. No podemos obviar que el largometraje sea predecible, y no es problema de la historia en sí sino de la narrativa de terror a la que, más por desgracia que por suerte, estamos más que acostumbrados.

Lejos de coger el terror y establecerlo como su género, el autor cuenta la historia como lo haría en otras películas llevadas al cine como La ventana secreta (David Koepp, 2004) Así, la catalogación de terror se queda corta como pasaría en películas como Hereditary o La Bruja donde el género evoluciona y adquiere nuevos matices. Claro que no podemos poner Cementerio de Animales al mismo nivel. Funciona, es entretenida y tiene a una niña de nueve años que será la nueva ídolo de muchos espectadores pero no es una obra de arte. Y lo mejor: no pretende serlo.

Lo mejor es el debate en torno al que gira todo: la muerte. Qué hay después, por qué morimos, cómo manejamos las muertes de los demás y, sobretodo, qué haríamos si pudiesemos volver a la vida. Telón de fondo de la historia sin la que no podría haber sido construida.

cementerio de animales El Palomitron

ELLOS Y ELLAS

El rostro protagonista es Jason Clarke (First Man) como Louis Creed, doctor que se muda con su familia a una casa en Maine lejos de la cosmopolita vida en Boston. El australiano se desenvuelve como pez en el agua siendo un cabeza de familia responsable que quiere y cuida a su mujer e hijos. Vemos a un personaje que sufre diferentes golpes a lo largo de la película y que debe reaccionar a ellos de diferentes formas, que Clarke lleva con total naturalidad.

Junto a Jason, el protagonismo recae sobre Ellie. Intepretada por Jeté Laurence encarna a la hija mayor de la familia Creed. Cabe destacar la madurez con la que intepreta al personaje de tan solo 9 años, teniendo en cuenta el tipo de escenas que tiene que realizar y el desarrollo que tiene su personaje la segunda mitad del film. Se establece una complementariedad entre padre e hija que crea un vínculo que el espectador irá entendiendo poco a poco.

El reparto lo completan John Lithgow (Interestelar) como Jud, el vecino de al lado que detona la historia con un revelador secreto, Amy Seimetz como Rachel Creed, esposa de Louis y mujer con un back story que tiene su aquel, y Hugo Lavoie como Gage, el pequeño de la familia. Por supuesto no vamos a olvidar a Church, el gato más encantador. Tenemos que destacar también la potente aunque breve interpretación de Obssa Ahmed. Sin él habría habido un cincuenta por ciento menos de mal rollo.

LA SORPRESA

El final. Habrá quien diga que es predecible, pero funciona como debo hacerlo y no se puede pedir más. A parte de amor hacia el gato, forever Church.

Cementerio de animales Jud y Louis El Palomitron

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Jeté Laurence bailando ballet en medio del salón mientras destroza el mobiliario y la escena en la que se juntan un gato, un pájaro y una cama en la que va a haber sexo.

TE GUSTARÁ SI…

Disfrutas de un cine de terror donde los sustos no lo son todo y donde las decisiones humanas de los protagonistas traen consecuencias.

LO MEJOR

  • El tono del largometraje
  • La ambientación creada sobre el cementerio de animales y el bosque

LO PEOR

  • Algunas transiciones de planos, muy forzadas e innecesarias
  • El uso indiscriminado de niebla

Cristina Domínguez

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nací en los noventa y Los Simpson me dejaron como estoy. Sí, yo también soy cinéfila. Me gusta analizar movimientos de cámara y mi madre se lo cree porque no me entiende. Si Tim Burton, Gus Van Sant y Darren Aronofsky dirigieran una película juntos saldría yo.