Compartir

Se nos ocurren pocos escritores tan prolíficos y populares como Stephen King. Sus novelas, además de convertirse instantáneamente en clásicos del género de terror, han sido (y siguen siendo) llevadas a la pantalla, generalmente con honrosos resultados (corramos un tupido velo sobre La Torre Oscura).

El bombazo cinematográfico del año pasado llegó entre borlas naranjas y una siniestra sonrisa pintada. La segunda parte de It ya da sus primeros pasos, y próximamente se esperan otras tantas adaptaciones de las obras del maestro King. Pero si alguna está cerca y es prometedora por demás, esa es Castle Rock. La serie, producida por J. J. Abrams, se erige como una antología original que tendrá lugar en el universo compartido creado por el autor. Eso significa que, aunque nos presenten a personajes totalmente nuevos, estos estarán orgánicamente conectados con los eventos pasados (ya conocidos por las novelas) sucedidos en los lugares por los que transiten. En resumen, todo un regalo para los fans de King. A continuación, desgranamos todo lo que hay que saber antes de que se estrene la serie.

Érase una vez en Maine

Stephen King nació en Maine, y ha permanecido allí durante la mayor parte de su vida. Del mismo modo, la inmensa mayoría de sus novelas se las ha “traído” a casa. Maine es su enclave predilecto en la realidad y en la ficción, aunque para esta última imaginó unas cuantas localidades (muy cercanas entre ellas) que sirven de escenario a sus personajes y que aparecen o se mencionan a lo largo de sus libros, componiendo un multiverso en cierto modo interconectado. Esa es la idea que pretende plasmar Castle Rock, uno de esos pueblos creados por King que se encuentra a tiro de piedra de Derry (It), Jerusalem’s Lot (El misterio de Salem’s Lot) o Chester’s Mill (La cúpula).

Castle Rock adquiere este nombre en homenaje a un fuerte de montaña ficticio que aparece en El señor de las moscas, de William Golding. En las novelas, la población de esta pequeña localidad ha alcanzado como máximo los 1500 habitantes. Eso sí, el número de eventos extraños, asesinatos y demás maldiciones se concentran allí como si se tratase del ojo del huracán. La primera vez que Castle Rock tomó forma fue en 1979 en La zona muerta. Después ha dado cobijo a Cujo, La tienda y varias historias cortas, entre las que destacan en popularidad El cuerpo (novela en la que se basa Cuenta conmigo) o Rita Hayworth y la redención de Shawshank, que dio lugar a Cadena perpetua. También se menciona este lugar en Cementerio de animales, El cazador de sueños, It (Eso), Un saco de huesos, El juego de Gerald, La cúpula, 11/22/63, Doctor sueño o la más reciente, Revival.

El canon de King

Ya hemos comentado previamente la intención de Castle Rock de ir por libre con respecto a adaptar novelas concretas de Stephen King. Aun así, hay material escrito de sobra para deleitar a los fans con guiños al universo kingiano preexistente. Tan solo deteniéndonos en los trailers y clips de la serie que se han lanzado hasta ahora, podemos recoger easter eggs y referencias a manos llenas:

La prisión de Shawshank: en las novelas, la penitenciaría está sita en Maine, aunque no se concreta el lugar. Lo que está claro es que esta localización va a tener mucha importancia en la serie, al igual que la tenía en Cadena perpetua.

Juniper Hill: el hospital psiquiátrico aparece en una decena de novelas de King y ha alojado a pacientes como Henry Bowers (It), Nettie Cobb (La tienda) o Raymond Joubert (El juego de Gerald).

It: un manojo de globos, alcantarillas o desagües por los que baja un líquido rojizo hacen claros homenajes a Pennywise y compañía en el tráiler final.

Cujo: en la sección sucesos de un viejo periódico, en un cartel de se busca o incluso junto a uno de los personajes principales de la serie: los perros con tendencia a descontrolarse aparecen continuamente en los trailers.

Los Tommyknockers: en los avances se nos ha mostrado una escena en la nieve, en la que un hombre escarba en el bosque, y a continuación hay visos de interacción telepática.

Los chicos del maíz: una de las imágenes más inquietantes que nos han dejado los teaser de Castle Rock es la de un grupo de niños con la cabeza tapada, reunidos en torno a alguien a quien no llegamos a ver.

La mitad oscura: pájaros volando, pájaros muertos sobre el asfalto… gorriones, concretamente, que podrían hacer alusión a la capacidad de controlar aves, tal y como ocurría en La mitad oscura.

La troupe del miedo

Los homenajes y guiños no terminan con los easter eggs, sino que se prolongan al apartado de personajes. Para seleccionar al reparto de Castle Rock se ha optado por un meta-casting que, a propósito o de casualidad, congrega a un importante número de actores y actrices que ya han participado en otras adaptaciones de Stephen King con anterioridad.

Henry Deaver (André Holland): Henry es un abogado defensor de presos en el corredor de la muerte que regresa a su Castle Rock natal tras recibir la misteriosa llamada de un recluso que demanda su ayuda. Holland es el protagonista central de la serie, y esta es su primera incursión en el universo King.

“The Kid” (Bill Skarsgård): todo indica que es él quien hace la llamada a Henry Deaver. Se trata de un extraño joven que ha permanecido recluido en lo más profundo de la penitenciaría de Shawshank. Nadie sabe quién es o quién lo encerró allí. Skarsgård bordó el papel de Pennywise el payaso en la reciente adaptación de It.

Ruth Deaver (Sissy Spacek): es la madre adoptiva de Henry, una profesora retirada que lucha contra la demencia. En sus recuerdos desvanecidos podría estar la clave de lo que oculta Castle Rock. La legendaria Sissy Spacek encarnó a Carrie en la adaptación homónima de Brian de Palma.

Alan Pangborn (Scott Glenn): el que fuera Stick en Marvel’s Daredevil se mete en la piel del único personaje tomado directamente de las novelas de King. Alang Pangborn salió en La mitad oscura y La tienda (en las adaptaciones lo interpretaron Michael Rooker y Ed Harris, respectivamente). Fue sheriff de Castle Rock de 1981 a 1991, por lo que, dado que la serie transcurre en la actualidad, está retirado.

Molly Strand (Melanie Lynskey): es una agente inmobiliaria vecina de Ruth Deaver que tiene una rara enfermedad. Es la segunda vez que Lynskey forma parte de un proyecto con el sello King. La primera fue en la miniserie Stephen King’s Rose Red.

Dale Lacy (Terry O’Quinn): todos recordamos a O’Quinn como John Locke en Perdidos. En Castle Rock es el guardián de la penitenciaría estatal de Shawshank, y está a punto de retirarse.

Jackie Torrance (Jane Levy): poco se sabe de este personaje más allá de que es una joven historiadora de Castle Rock, morbosa, sarcástica y obsesionada con la muerte. Desconocemos si su apellido es solo un guiño a El resplandor o si tiene una conexión real con la obra.

Wendell Deaver (Chosen Jacobs): Wendell es el hijo de Henry Deaver, y el último personaje en el que nos hemos querido detener, ya que el actor que lo interpreta también fue Mike Hanlon en la nueva It.

Castle Rock estrena sus tres primeros episodios (la primera temporada autoconclusiva se compone de diez en total) en Hulu el 25 de julio. En España, será Movistar Series quien la traiga en otoño. Y vosotros, ¿también estáis deseando internaros en este misterioso pueblo?

Aitziber Polo

 

 


DESCUBRE AMERICAN GODS EN XTRM

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.