Compartir

El 4 de julio es la fecha elegida por Marvel y su universo cinematográfico para estrenar Ant-Man y la Avispa, secuela del filme de 2015 interpretado por Paul Rudd en el que daba vida al carismático y caradura Scott Lang, que acaba convirtiéndose en el Hombre Hormiga. Un filme en el que Evangeline Lilly tenía un papel secundario pero clave en el devenir de los acontecimientos que serán desvelados en esta nueva entrega. Y para celebrarlo, queremos hacer un repaso por la historia de ambos personajes.

La historia

En 1962 dos de los grandes genios tras Marvel, Stan Lee y Jack Kirby, crearon junto a Larry Lieber a Ant-Man, tal vez influenciados por aquella película de 1957 El increíble hombre menguante. Sea como fuere, crearon al que sería uno de los miembros fundadores de Los Vengadores, el científico Hank Pym, descubridor de unas sustancias a las que llamó “partículas Pym”, las cuales le permitían cambiar de tamaño; así, con un casco modificado con el que se podía comunicar con las hormigas y un llamativo traje, se convertiría en el increíble Hombre Hormiga.

Pym no tardaría en revelarle este descubrimiento a Janet “Jan” Van Dyne, su pareja en todos los sentidos, ya que además de ser su novia también se convertiría en La Avispa, su compañera contra el crimen. Ambos lucharían contra enemigos como Torbellino y Cabeza de Huevo, tanto en su época en solitario como con Los Vengadores, pero eso… es otra historia.

Los antecedentes

Un año después de Guardianes de la galaxia llegaba la cinta más curiosa de Marvel, Ant-Man, gamberra y, aunque no tan impactante como otras películas de la compañía, no por ello menos espectacular. El filme contó con un despliegue de medios más modesto, pero sus efectos visuales eran una virguería. ¿El resultado? Tan alucinante como entrar a un parque de atracciones y montar en la montaña rusa: puro virtuosismo.

Los personajes

Protagonizada por Paul Rudd (Friends) como Scott Lang, Evangeline Lilly (Perdidos) como Hope Van Dyne y Michael Douglas (La guerra de los Rose) como el científico Hank Pym, el Hombre Hormiga original. Aunque brevemente, en el filme se pude apreciar una escena en la que aparece también la Avispa. Sin embargo, esta no es su historia, sino la del propio Scott, un exconvicto que busca redimirse y lo logra convirtiéndose en un superhéroe.

A diferencia de en Los Vengadores: La era de Ultrón, en los cómics, Pym fue el responsable de crear al diabólico (y muy cansino) robot, el cual, a su vez, fue el responsable de insuflar vida a Visión, el sintetizoide con el que lucharían los héroes más poderosos de la Tierra para después pasar a formar parte de sus filas.

El HÉROE TRAS LA MÁSCARA

Hank Pym

Aunque el Hombre Hormiga original es Hank Pym, otros han continuado con su legado después de que asumiese otras identidades como Goliat, el Hombre Gigante, Chaqueta Amarilla (la más popular) e incluso después de que se retirase. Poco le duró esto, ya que acabó creando una nueva identidad como la Avispa.

Scott Lang

Para muchos, el definitivo y mejor Hombre Hormiga. Scott se vio envuelto en un problema para salvarle la vida a su hija, Cassey Lang, y para ello robó el traje de Pym, asumiendo su manto y rescatándola. Tras presenciar lo ocurrido, Hank, en su identidad superheroica como Chaqueta Amarilla, decidió cederle su viejo traje y que se convirtiese de forma oficial en el nuevo Hombre Hormiga.

Eric O’Grady

Hombre de ambigua moral, O’Grady se hizo con una armadura similar al traje del Hombre Hormiga original en el laboratorio de Pym tras un incidente en el que murió su compañero cuando aún era un agente de S. H. I. E. L. D. de bajo rango, y en el que se vieron sorprendidos por un grupo de superhumanos alterados por H. Y. D. R. A. y descubrieron que un skrull se hizo pasar por el propio Pym.

Tras varios encontronazos com el que entonces era su superior, Mitch Carson, quien le acusó de robar el traje, O’Grady se transformó de manera involuntaria en un luchador contra el crimen (aunque solo fuera por impresionar a sus conquistas sentimentales). Más tarde, y tras muchas aventuras, entre ellas la denominada “Invasión Secreta”, el mismísimo Capitán América le ofreció un puesto en un grupo de operaciones encubiertas de Los Vengadores, dándole la oportunidad de ser digno del traje.

LA HEROÍNA TRAS LA MÁSCARA

Janet Van Dyne 

Miembro fundador de Los Vengadores, Janet Van Dyne se convirtió en heroína por derecho propio. Subestimada una y otra vez, la Avispa demostró su valía en miles de ocasiones, e incluso llegó a desaparecer durante un tiempo. Sus amigos y compañeros pensaron que había muerto en la batalla, y pasaron meses hasta que descubrieron que fue transportada a un microuniverso, tras lo cual acudieron en su rescate.

Además, pasó por una relación bastante turbulenta con Hank durante su etapa como Chaqueta Amarilla. Pese a todo, es una líder nata que ha estado a cargo de varias alineaciones, entre ellas, Vengadores Costa Oeste.

Hope Van Dyne 

En el MC2, el universo alternativo creado por Tom Defalco, Hank y Janet son los orgullosos padres de una hija, Hope (a quien vemos en la primera entrega de Ant-Man y que cobrará un mayor protagonismo, además de enfundarse el traje en la secuela). Todo cambia para ella y su hermano, Hank Pym Jr., cuando sus progenitores fallecen. Un incidente hace que ambos usen la fortuna familiar para convertirse en villanos. Hope se enfundó en un traje de batalla y se hizo llamar Red Queen.

EL LEGADO

Cassie Lang

A Cassie también la pudimos ver en la primera entrega de Ant-Man. En los cómics, la hija de Scott es quien recogió el digno testigo de su padre, convirtiéndose también en una superheroína afiliada al grupo Jóvenes Vengadores y tomando en un principio la identidad de Estatura, con poderes similares a los de su padre, aunque con un funcionamiento diferente.

Más tarde adoptaría la identidad de Stinger, con un aspecto similar al de Ant-Man pero con más capacidades, entre ellas, volar, comunicarse con más especies de hormigas e insectos o disparar cargas bioeléctricas. Por cierto, Cassie ya se vio las caras en el MC2 con Hope en un encuentro nada agradable para la heroína.

No obstante, aunque en Ant-Man y la Avispa averiguaremos qué ocurrió con ellos durante Vengadores: Infinity War y lo que desentrañará para ellos que Janet se convierta en la superheroína que está destinada a ser, si queréis profundizar en la mitología del personaje, la etapa del guionista Nick Spencer junto al dibujante Ramón Rosanas es una de las imprescindibles. Si, por otro lado, sois más clásicos, el tomo Héroes: El Hombre Hormiga, con la llegada de Scott Lang y editado por Panini, es para vosotros. Y ahora, fieles creyentes, a seguir disfrutando del universo Marvel.

Alberto Perni

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.