El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE DOSSIER CINE EL CINE EN LISTAS REDACTORES

10 ESCENAS CON LAS QUE LLORAR A MOCO TENDIDO (VOL. 1)

Una de las cosas más especiales (y mágicas) de la ficción es la de hacernos sentir emociones que a veces hasta desconocíamos. Reír hasta que duela la barriga, llorar en el cine a moco tendido o gritarle a la pantalla cuando por fin ocurre ese beso tan esperado. Todos tenemos una escena que, por muchas veces que la veamos, siempre consigue que se nos escape una lágrima. 

Como habrás adivinado, hoy el tema va de llorar, así que ten a mano los pañuelos y presta atención a algunos de los momentos más emocionantes (y lacrimógenos) de la historia del cine. 

El último encuentro entre Sebastian y Mia en La La Land 

El amor no siempre funciona y no todo lo puede. Hasta las historias más bonitas y mágicas pueden llegar a tener un final y es ahí, en medio del Seb’s, cuando Mia y Sebastian se miran asumiendo lo que pudo haber sido… y no fue. 

La historia de amor entre Ennis y Jack en Brokeback Mountain

Heath Ledger y Jake Gyllenhaal enamoraron a toda la audiencia con este filme. Es por ello que la emoción desborda a cada lado, tanto en el primer beso como en la escena final. Las imágenes hablan por sí mismas.

Miguel cantándole ‘Recuérdame’ a su abuela en Coco

La película Disney basada la festividad mexicana del Día de los Muertos es una de las películas de animación más emotivas de la última década. Casi al final, Miguel canta a su abuela la canción que el padre de esta le cantaba para que sepa que nunca la abandonó, una bonita versión de Recuérdame que consigue que todos pensemos en quien ya no está. Lágrimas aseguradas (y la ternura de Miguel también).

El comienzo de Up

Otra de las películas más emotivas de los últimos años: En sus primeros 10 minutos es imposible no soltar una lágrima viendo la historia de amor entre Carl y Ellie que nos hará entender por qué el viejo gruñón ama tanto su hogar. No hay mayor ilusión que cumplir el sueño de la persona que más quieres. 

La muerte del elfo doméstico más querido del cine en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Las películas del joven mago consiguieron marcar a una generación que creció en Hogwarts al mismo tiempo que lo hacían Harry, Hermione, Ron y compañía. Podríamos marcar innumerables momentos que han hecho que nuestro corazón se rompiese a lo largo de la saga, pero sin duda alguna la muerte de Dobby fue uno de los más dolorosos. El elfo recibe una puñalada inesperada que le hace perder la vida, pero gracias a la que salvará a Harry y sus amigos, porque a pesar de ser un elfo libre Dobby nunca olvidó que fue Harry quien le dio una vida. 

Amanda Seyfried, Lily James y Meryl Streep cantando My Love, My Life en Mamma Mía, una y otra vez

Amanda Seyfried, Lily James y Meryl Streep cantando My Love, My Life en Mamma Mía! una y otra vez

Si bien es cierto que la segunda entrega de Mamma Mía es bastante más floja que la primera, esta también está llena de momentos delirantes y divertidos (Colin Firth bailando estilo Titanic quedará marcado en el recuerdo todos) pero sobre todo tiene una de las escenas más bonitas a modo de canción. Una balada cantada en el bautizo de la hija de Sophie, en la que madre e hija vuelven a cantar por última vez. 

El último paseo padre e hijo de Una Cuestión de Tiempo

Una Cuestión de Tiempo (protagonizada por Rachel McAdams como no podría ser de otro modo) es de esas películas románticas que se te queda en el pensamiento por lo hermosa que es. Las lágrimas son fáciles de soltar a lo largo de esta historia de amor y viajes en el tiempo, pero el momento en el que padre e hijo van a dar su último paseo es sencillamente precioso. 

La escena final de Yo, él y Raquel 

Esta pequeña gran joya del cine independiente americano consigue llevarnos a la realidad del cáncer sin caer en clichés absurdos y desde un punto de vista adolescente pero real. La amistad (porque sí, esta película va de eso) entre Greg y Raquel es especial y así lo vemos a lo largo de la película al mismo tiempo que descubrimos que Raquel es mucho más que su enfermedad.

Freddie Mercury cantando en el Live Aid en Bohemian Rhapsody

Tanto en la vida como en el cine no solo se llora de tristeza, también de emoción o de alegría, y una mezcla de todo eso es lo que consigue desprender el concierto de Queen en el Live Aid. Porque esto en la pantalla hizo que por un momento todos creyésemos volver a ver a Mercury, a Queen al completo, cantando ese “Mama, just killed a man, put a gun against his head” que de forma tan magistral volvió a interpretar Rami Malek en el filme. 

Este es solo el primer volumen de una serie de artículos en los que pretendemos recordar los momentos que más nos han hecho llorar en el cine (en esta primera entrega hemos sido benévolos) y a los que esperamos que tú también te puedas sumar aportando tus imprescindibles: ¿Qué momento crees que no puede faltar en estos artículos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Sara Gómez

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.