Compartir

 

neverendingstorybdcap5_original

 

Hace ya varios días dio comienzo en el parque de El Retiro en Madrid la famosa e imprescindible Feria del Libro. Una muy buena excusa para que aquellos amantes de la palabra escrita se rodeen de libros e intenten sobrevivir a la alergia en un entorno en el que se respira lectura y polen casi a partes iguales. A El Palomitrón nos sirve de excusa para hacer nuestra particular relación entre el cine y el mundo de los libros, una relación que con el paso de los años ha resultado tan fructífera que parece que prácticamente cada película nace de las páginas de un libro. Y, sin embargo, estas adaptaciones no suelen contentar a gran parte de los espectadores ya sea debido a los cambios efectuados en el argumento con el fin de beneficiar a la película, la introducción de personajes que no hacen más que engordar una historia que parecía completa desde el inicio o cualquier otro tipo de variación que hace que el público lector sienta que se está desprestigiando la novela.

No obstante, no todo vínculo entre la literatura y el cine ha de ser fruto de críticas. Por supuesto, son muchos los ejemplos de adaptaciones que han dado largometrajes tan relevantes como indispensables para cualquiera cinéfilo mejorando, incluso, el libro en el que se basa dicha película, a pesar de que esto se produce con poca frecuencia. Pero existen, además, ciertas películas en las que la relación entre el cine y los libros va más allá de la simple transformación de una historia literaria en guion cinematográfico. En este tipo de cintas, los libros actúan como un personaje más y suponen un elemento indispensable para el desarrollo argumental de la película. A pesar de que este forma de llevar un libro al cine no sea tan común como el de la adaptación, supone un giro interesante a la manera de entender el nexo que se produce al unir en un mismo formato una historia nacida de la literatura con la forma de reproducir relatos que tiene el cine.

Así, hemos reunido en este especial algunos de los largometrajes que ofrecen parte del protagonismo principal del argumento a los libros, haciendo que estos cobren una importancia que en ocasiones la adaptación no es capaz de cederles.

 

LA HISTORIA INTERMINABLE (WOLFGANG PETERSEN, 1984)

 

neverending

 

¿DE QUÉ VA? Bastian (BARRET OLIVER) es un lector incansable y aprovecha las horas de clase para sumergirse en la lectura de un libro que le tiene totalmente enganchado llamado La Historia Interminable. Este describe la destrucción del Reino de Fantasía, un país en el que residen criaturas como enanos y dragones que se ven afectadas por la aparición de una fuerza destructiva llamada Nada. A medida que Bastian avanza en su lectura, se da cuenta que únicamente él podrá salvar al reino.

¿Y QUÉ HAY DEL LIBRO? Esta historia, como muchas, es una adaptación de la obra literaria que lleva el mismo nombre, cuyo autor es MICHAEL ENDE. Sin embargo, todo el argumento gira en torno a un único libro, aquel que hace que Bastian se enamore de la lectura hasta el punto de obsesionarse. La implicación del protagonista en la lectura resulta casi ejemplar, a pesar de que en ocasiones puede parecer que este sufre una especie de enfermedad lectora. Si de algo estamos seguros es de que, tanto esta película como el libro en el que se basa, fueron en parte culpables de crear una generación amante de los libros y de las buenas novelas de fantasía dirigidas a los jóvenes. Y no solo eso. Este largometraje se convirtió en una cinta de culto no solo por tratarse de una buena adaptación que, en general, no decepcionó a aquellos que ya disfrutaron de la novela, sino por incluir unos efectos especiales que en los años ochenta comenzaban a hacerse un importante hueco en las pantallas.

 

DENTRO DEL LABERINTO (JIM HENSON, 1986)

 

1-07-laberinto

 

¿DE QUÉ VA? Sarah (JENNIFER CONNELLY), una joven con una imaginación digna de cualquier inventor de historias, debe cuidar de su hermano pequeño mientras sus padres no están en casa. Molesta, pide al rey de los Goblins, Jareth (DAVID BOWIE), uno de los personajes de su libro de fantasía favorito, que se lleve a su hermano con él. Sin saber que esto realmente pasaría, cuenta con trece horas para adentrase en un laberinto y poder salvar al pequeño antes de que este se convierta en duende. Para ello, deberá resolver multitud de acertijos y superar diferentes trampas que Jareth le tiene preparados.

¿Y QUÉ HAY DEL LIBRO? El personaje de Sarah supone, del mismo modo que Bastian en LA HISTORIA INTERMINABLE, un ejemplo de fascinación por la lectura fantástica. Desde el inicio del largometraje, los libros son uno de los principales ejes sobre los que se construye DENTRO DEL LABERINTO. De hecho, es esta obsesión de la protagonista por convertirse en un personaje de cuento lo que hace que se desencadene toda la trama posterior y que supone para ella adentrarse en un mundo creado para las páginas de un libro. Así, aparte de todos los elementos imaginativos que podemos encontrar, donde han de ser destacados todos los impedimentos que el rey Jareth utiliza para poner a prueba a Sarah, es el aprendizaje que esta ha obtenido de la lectura lo que hace que la historia llegue a buen término.

 

LAS HORAS (STEPHEN DALDRY, 2002)

 

the-hours_7043_17

 

¿DE QUÉ VA? Tres mujeres de diferentes épocas luchan por encontrar una razón por la que vivir. Virginia Woolf (NICOLE KIDMAN) comienza a escribir Mrs. Dalloway, su cuarta novela y una de las más relevantes para esta autora. Por otra parte, Laura Brown (JULIANNE MOORE) se plantea cambiar su cómoda y sencilla vida gracias a la lectura de Mrs. Dalloway. Por último, Clarissa Vaughan (MERYL STREEP), enamorada de su mejor amigo enfermo de SIDA, es una versión actual de la protagonista de la novela de Woolf.

¿Y QUÉ HAY DEL LIBRO? Este largometraje explora de manera brillante tres vidas totalmente diferentes vividas en épocas totalmente distintas a través de un único elemento común: Mrs. Dolloway, una de las novelas más conocidas de la célebre escritora Virginia Woolf, publicada en 1925. El suicidio de Woolf parece desencadenar el resto de elementos que se presentan en la película y, sin embargo, es el efecto de la novela lo que hace que los acontecimientos que se suceden en la cinta cobren un sentido que va más allá de la drástica decisión tomada por la escritora protagonista. Quizá uno de los aspectos que más sobresalen es el tratamiento de la literatura como artífice de hechos a los que los tres personajes principales parecen no poder anticiparse y que conforman el eje principal de la película.

 

EL GRAN HOTEL BUDAPEST (WES ANDERSON, 2014)

 

unnamed-1

 

¿DE QUÉ VA? Gustave H. (RALPH FIENNES) es el conserje de uno de los hoteles europeos con más prestigio del periodo de entreguerras. Pronto entabla amistad con el joven Zero Moustafa (TONI REVOLORI), empleado del hotel con el que intentará conseguir una obra de arte de valor incalculable que enfrenta a los miembros de una familia millonaria.

¿Y QUÉ HAY DEL LIBRO? EL GRAN HOTEL BUDAPEST se convirtió en una de las películas más relevantes del año pasado, encumbrando a WES ANDERSON con una relato que desborda imaginación. Sin embargo, su relación con la literatura la encontramos en el inicio de la película, donde se muestra cómo todo el argumento posterior nace de un libro ficticio que una joven comienza a leer en un cementerio. Resulta curiosa la manera que en este largometraje se tiene de desgranar poco a poco una trama  que, en un primer vistazo, puede parecer un tanto compleja para el espectador despistado, dado que toda la historia nace de una novela, un elemento que parece un tanto insignificante y del que, sin embargo, se puede extraer todo un largometraje.

 

BABADOOK (JENNIFER KENT, 2014)

 

650_1200

 

¿DE QUÉ VA? Amelia (ESSIE DAVIS), que trata de superar la muerte de su marido, tiene que sacar adelante a su hijo Samuel (NOAH WISEMAN, un niño que vive obsesionado con un monstruo que se le aparece en sueños y que amenaza con acabar con ellos. Un día, aparece en la casa un libro llamado The Babadook, cuyo protagonista es una criatura terrorífica que hace pensar a Samuel que es el ser con el que lleva tanto tiempo soñando. A partir de entonces, Samuel comienza a tener ataques de ira incontrolables que hacen que Amelia se vea forzada a medicarle. Sin embargo, ella empieza a notar en la casa una presencia extraña de la que no se había percatado.

¿Y QUÉ HAY DEL LIBRO? La obsesión de muchos niños por los monstruos que viven debajo de sus camas es la premisa principal de una película que encuentra en un libro aterrador su mayor virtud. No se trata solo de los hechos paranormales que BABADOOK muestra, sino que resulta bastante revelador extraer de un libro infantil una pesadilla sobre la que construir una película de terror psicológico que ha maravillado al público. Quizá es el tratamiento del hecho de utilizar la lectura para dormir a un niño asustado la que hace que se ensalce la figura del libro como elemento indispensable para la película. Sin embargo, es probable que tras la angustia sufrida por los dos personajes protagonistas, ninguno de ellos tenga demasiadas ganas de coger un libro en mucho tiempo.

 

Esta solo es una pequeña muestra de cómo la literatura y el cine realmente están relacionados más allá de las clásicas adaptaciones cinematográficas de novelas de éxito. El tratamiento del libro como un elemento que puede compartir protagonismo con personajes corrientes supone un valor añadido que en las adaptaciones no se percibe. La fuerza de estos largometrajes, en definitiva, no solo reside en una trama interesante, ni en unos protagonistas cargados de empatía, sino en una perspectiva de la literatura que sobrepasa, en gran parte, los límites del cine.

 

 

Sheyla López

No hay comentarios